El Instituto Cervantes comienza a impartir clases de español en Irak

La extensión en Bagdad se abre hoy, 24 de junio de 2019, con la participación del embajador de España y la coordinadora del Cervantes de Amán

El Instituto Cervantes impartirá por primera vez clases de español en Irak a través de la extensión en su capital, Bagdad, que se inaugura este 24 de junio de 2019 por el embajador de España en Irak, Juan José Escobar, y la coordinadora y jefa de estudios del Cervantes de Amán (Jordania), Sandra Rivas.

El Instituto Cervantes en Amán, extensión en Bagdad –esa es su denominación completa– cuenta en esta primera etapa con dos profesores de español, procedentes de la Universidad de Bagdad, que darán clases de nivel inicial a los alumnos. Se prevé que la oferta docente vaya aumentando, a la vista del tradicional interés de la población iraquí por la lengua y la cultura españolas.

Las clases se desarrollarán en el Instituto Francés de Bagdad (ubicado en el complejo de la Embajada de Francia) con el que el Cervantes firmó un convenio de colaboración el pasado 27 de marzo, similar a otro que la entidad francesa había suscrito poco antes con el Instituto Goethe.

De este modo, los institutos nacionales de cultura de los tres países europeos  (Francia, España y Alemania) cooperan en la promoción de sus respectivas lenguas y en la normalización de una ciudad y un país que han sufrido un duro conflicto desde los años ochenta del pasado siglo.

En el acto de hoy se inauguraba también una exposición sobre proyectos de arquitectura en Bagdad –alguno de ellos, españoles– que en su día organizó Casa Árabe en Madrid. Será la primera de las actividades culturales que desarrolle la extensión en la capital iraquí.

Con esta primera presencia del Cervantes en territorio iraquí, España reanuda una colaboración académica con aquel país que se remonta al año 1959, cuando el Instituto Hispano-Árabe de Cultura empezó a impartir clases de español.

El proyecto que ahora ve la luz comenzó de 2018 y su objetivo inicial era recuperar los contactos con el Departamento de Español de la Universidad de Bagdad, que en su momento fue uno de los más activos de Oriente Medio. Estos contactos se empezaron a deteriorar en los años ochenta debido a la guerra entre Irán e Irak, y se interrumpieron en los años noventa con la invasión iraquí de Kuwait.

La Universidad de Bagdad contó en su momento con una gran biblioteca de referencia en estudios hispánicos, una prueba más del interés de la población de Irak por la lengua y la cultura españolas.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Licenciado en Filosofía y Letras, Magisterio y Estudios en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid. Residente 40 años en Francia, Reino Unido e Irlanda como profesor de español. En Irlanda fundó el Centró Español de Documentación y el Instituto Cultural Español, actual Instituto Cervantes de Dublín. Asímismo, fue corresponsal de: Agencia EFE, Diario Informaciones, Carta de España, Crónicas de la Emigración, España Exterior, La Región Internacional y Escuela Española. Jubilado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.