España: exclusión digital por género, edad, situación laboral, renta, formación y hábitat

A pesar de que los beneficios asociados al manejo de Internet son irrefutables la sociedad excluye a millones de conciudadanos a través del fenómeno del analfabetismo tecnológico.

Si coges una bola de nieve y la tiras por una montaña nevada, empezará siendo muy pequeña, pero si permites que siga rodando acabará convirtiéndose en una bola gigante, y cuanto más grande se haga, más difícil será frenarla y más tiempo tardará en derretirse, señala Francisco de Paula Polo Llavata, secretario de estado para el Avance Digital en España en el gobierno de Pedro Sánchez, para explicar cómo actúan las brechas sociales: cada minuto que miramos hacia otro lado, el problema se agrava.

Para responder a ese problema, enunciado en el prólogo de un estudio de UGT sobre “La brecha digital en España”, indica que “la capacitación y el uso de herramientas digitales son los mecanismos más efectivos para mitigar y revertir las desigualdades”, pero hay que tener en cuenta que “la brecha digital impacta de forma directa sobre todos los modos de exclusión. Las limitaciones al acceso y uso de la digitalización para ciertos colectivos acentúan las injusticias de un país”.

Por este motivo la brecha digital en España reviste de especial gravedad, y concluye que, “en el siglo XXI, la brecha digital es la brecha de las brechas”.

UGT brecha digital 2019
Presentación del documento de la UGT sobre la brecha digital en España en 2019

La brecha digital en España

Para avanzar en la identificación de las causas de la Brecha Digital en España, y en qué estado se encuentra, la UGT ha presentado un documento elaborado por José Varela Ferrío en el que se aportan datos sobre su magnitud, comparándolos con otras naciones del entorno europeo y otros países de especial relevancia mundial, como pueden ser EE.UU., Japón o Corea.

Los parámetros o indicadores que se emplean fundamentalmente para determinar la situación de la brecha digital, desde una perspectiva global de un país, son básicamente tres:

  1. Hogares conectados a Internet
  2. Uso y aprovechamiento de Internet
  3. Indicadores compuestos/sintéticos de ámbito internacional

Y estudiados esos indicadores, el documento concluye que:

La exclusión digital en España está plenamente identificado en torno a seis precursores: género, edad, situación laboral, renta, formación académica y hábitat, que en su forma más aguda (mujer, senior, sin empleo, con bajos ingresos, poca formación y habitante rural) representan un sinónimo no solo de desconexión digital, sino también, y de forma generalizada, de exclusión social.

A pesar de que los beneficios asociados al manejo de Internet son irrefutables y que su práctica es, y lo será aún más, imprescindible, todavía la sociedad excluye a millones de conciudadanos a través del fenómeno del analfabetismo tecnológico.

En el empeño en recuperar a estas personas para conformar una sociedad verdaderamente equitativa, justa e integradora deben implicarnos empresas, sindicatos, reguladores, legisladores, políticos y gobiernos, que deben afrontar la brecha digital como una cuestión de Estado, como una necesidad imperiosa como país.

Por todo ello, la UGT considera imprescindible la puesta en marcha de un Plan Nacional de Inclusión Tecnológica, con ocho propuestas:

  1. Establecimiento de un ente público que coordine la transversalidad de las TIC en todo el gobierno, con responsabilidades en todo lo referido a nuevas tecnologías, formación e inclusión digital.
  2. Creación de un Observatorio de la Brecha Digital, con la participación de todos los actores implicados, incluidas, y con especial referencia, las asociaciones de discapacitados, que elabore los indicadores de referencia de medición de los di- ferentes tipos de brecha y proponga los objetivos a lograr de forma anual.
  3. Instauración de planes de formación presenciales dirigidos los colectivos fuera del mundo digital, con líneas específicas para colectivos que conciten varios de los precursores identificados (género, edad, renta, formación académica o hábitat).
  4. Implantación masiva de cursos de formación de capacitación TIC para personas en situación de desempleo y establecimiento del Derecho a la Formación Conti- nua Profesional en la jornada laboral32, dotando de recursos presupuestarios sufi- cientes para elaborar planes formativos en las empresas dirigidos a trabajadores activos, con el fin de actualizar y mejorar sus competencias digitales.
  5. Introducción de asignaturas relacionadas con la adquisición de habilidades digita- les en todos los planes educativos.
  6. Puesta en marcha de tarifas sociales de acceso a Internet para colectivos en situación de vulnerabilidad digital, con las siguientes características:
    – Conexión a Internet de 30 o más Mbps.
    – Tarifa mensual de 20€.
  7. Establecimiento de un Plan Nacional de Infraestructuras de Telecomunicaciones que, sobre la base de la tecnología 5G, lleve accesos de alta velocidad de cone- xión a Internet a todos los rincones del país.
  8. Elaboración de una Estrategia Nacional del Teletrabajo que fomente esta práctica en las empresas como paradigma universal de los beneficios que puede ofrecer la tecnología a la vida de las personas, mejorando cuantitativa y cualitativamente el equilibrio entre tiempo laboral y personal.

Enlaces:

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.