España, protagonista en el inicio del Campeonato Mundial de Ajedrez

España ha tenido protagonismo, mil días después en la Expo Dubai cuando se vuelve a celebrar la disputa del Campeonato del Mundo de Ajedrez.

Por un lado, la primera jugada de la primera y tercera partida de la competición se inició con la conocida apertura española o Ruy Lopez, con blancas, ambas las conducía el aspirante ruso (no puede lucir su bandera) Ian Nepomniachtchi, conocido como Nepo, ante el actual campeón mundial, el noruego Magnus Carlsen.

Hay que recordar la apertura que pone a España en el tablero, y que siglos después sigue prácticandose a diario (1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6). La partida inicial acabó en tablas tras 45 movimientos y la tercera, tras 41.

La segunda también tuvo protagonismo español, por parte de Carlsen que usó la apertura catalana que creó Savielly Tartakower (1887-1956) hace casi un siglo, en 1929 (1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.g3) y asimismo, terminó en tablas tras 58 movimientos.

Por otra parte, el pabellón de España en la Expo Dubai (hasta el 31 de marzo de 2022) albergó el inicio del torneo mundial escolar por internet y que la pandemia retrasó. La primera jugada estuvo a cargo de la ajedrecista húngara Judit Polgar y también se acercaron tanto Carlsen como Nepo.

El torneo escolar, organizado por el Pabellón de España, se inició de manera on line en 2019 y arrancó entonces con más de 2600 jugadores de 283 equipos que representaban a 54 países.

Los doce equipos finalistas que llegaron a Dubai, con 118 escolares de hasta dieciséis años, provienen de diez países, India y Mongolia (dos) e Israel, Emiratos Árabes Unidos, Turquía, Hungría, República Checa, Estados Unidos, Perú y España (uno cada país). El español es el colegio EDM Torrelavega, de Cantabria.

La competición escolar se prolongó hasta el lunes 29 ganando el torneo un equipo indio ante el peruano. También, del 14 al 16 de diciembre en el Pabellón de España se desarrollará un seminario sobre el ajedrez como herramienta educativa.

El ajedrez y su relación entre España y el mundo árabe forma parte del Pabellón español en Dubái, y destacando el fuerte vínculo entre España y los países árabes (no hay que olvidar que el juego en la península entra a través de los árabes con la figura de Ziryab).

Es la actividad con más espacio dedicado en el pabellón: un panel de veintidós metros de largo que resume la historia del ajedrez, un tablero gigante de suelo y varias mesas para que los visitantes puedan echar unas partidas.

Nepo observa durante la primera partida mientras Carlsen debe mover
Nepo observa durante la primera partida mientras Carlsen debe mover

Campeonato del Mundo

Pero volviendo a la competición del Campeonato Mundial entre Carlsen y Nepo, es a catorce partidas. El ganador será quien consiga antes 7,5 puntos. Cada victoria vale un punto, y las tablas, medio.

El ritmo de juego es el llamado clásico, de dos horas, 120 minutos para las primeras 40 movimientos, con añadido de 60 minutos para las 20 siguientes (si es necesario, 15 minutos para el resto de la partida con 30 segundos sumados cada jugada a partir de la 61).

El jugador que hace el movimiento paraliza su reloj y se acciona el de su adversario.

En caso que haya empate al final de las catorce partidas, habrá un desempate con cuatro partidas de 25 minutos. Si la igualdad persiste, nuevas partidas ‘blitz’ (cinco minutos) serán disputadas hasta que haya un vencedor.

Los premios, dos millones de dólares (1.767.000 euros), el ganador se quedará con un 60 por ciento y el resto para el perdedor. Pero eso es lo de menos para Carlsen, él ya es sobradamente millonario y se ha convertido en un auténtico empresario que ha convertido el ajedrez en una sociedad anónima.

El noruego tiene varios acuerdos de patrocinio privado, con Unibet, un sitio de apuestas deportivas (su patrocinio fue rechazado en su país natal); Isklar, una empresa noruega de agua; y Simonsen Vogt Wiig, un bufete de abogados noruegos con implicaciones con Singapur.

Pero su mayor vehículo de ingresos es Play Magnus, empresa que cofundó en 2013, cuando se convirtió en campeón mundial. Inicialmente era una aplicación para imitar el estilo y juego del ajedrecista pero se expandió por medio de adquisiciones convirtiéndose en una empresa con una docena de subcontratas.

Así, controla páginas de juegos por internet, varias plataformas de enseñanza y entrenamiento del juego y publicación de libros.

Su empresa cuenta con cerca de 250 empleados y casi cuatro millones de usuarios, tras abrir su capital en la bolsa de valores Euronext Growth Oslo, Play Magnus tiene una capitalización de mercado de unos 115 millones de dólares (101,6 millones de euros), siendo la única empresa de ajedrez de capital abierto que cotiza.

Una curiosidad deportiva es que muchos repiten su récord de 125 partidas (42 victorias, 83 tablas) sin perder pero no citan que es el campeón del mundo con mayor número global de derrotas desde que ocupa el trono en 2013.

Todo terminará el 14 de diciembre con la revalidación del título por Carlsen o la proclamación de un nuevo campeón del mundo.

El ruso Nepo, actual quinto del mundo, ha preparado en conciencia este campeonato con una supercomputadora, además de estudiar concienzudamente todas las partidas de los anteriores campeonatos disputados por Carlsen, en especial contra su compatriota Sergei Karjakin en 2016 y el italoestadounidense Fabio Caruana en 2018.

Su balance de partidas clásicas es favorable, ganó a Carlsen cuatro, perdió una y entablaron ocho pero sus críticos le recuerdan que su última victoria ante el noruego data de hace cuatro años en 2017.

Pero en este campeonato la coyuntura mundial del juego es muy diferente. Para la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), «será el Mundial más acompañado de la historia» por los millones de seguidores de todo el mundo que seguirán los movimientos de los trebejos.

Y es que el noble juego tuvo un verdadero ‘boom’ durante la pandemia covid, con las partidas por internet. Los grandes maestros entraron vía streaming con transmisiones desde las más técnicas, y en diferentes idiomas, con el objetivo de hacer más interesante y atrayente el juego a las nuevas generaciones.

A este aumento del interés por el ajedrez se añade la conocida serie de televisión ‘Gambito de Dama’, que sigue de manera bastante fiel el libro del escritor estadounidense Walter Tevis (1928-1984) que escribió en 1983 y que en Estados Unidos incrementó sus ventas en un seiscientos por ciento en 2020.

Por cierto, entre las muchas majaderías que se han leído o escuchado sobre la serie es que está inspirada en Judit Polgar, cuando se publicó la obra, que 35 años después vivió un éxito que su autor no podía ni imaginarse, la ajedrecista húngara tenía solo siete años.

La serie fue seguida por 62 millones de personas y tuvo consecuencias de todo tipo como, por ejemplo, que la empresa Goliath Games, fabricante estadounidense de juguetes, vendió un mil por ciento más de piezas y tableros de ajedrez entre noviembre y diciembre de 2020 en relación al mismo período de 2019.

Un detalle poco conocido es que la serie pudo haberse realizado antes. El actor australiano Heathcliff Ledger (1979-2008) era un apasionado del ajedrez. De hecho, ganó a los diez años campeonato junior de Australia occidental, y jugaba habitualmente en Washington Square en Nueva York.

En 2008 poco antes de su prematura muerte anunció la adaptación del libro ‘Gambito de dama’, en lo que habría sido su debut como director de cine, pero su deseo aún tardó doce años en conseguirse y adaptarse como serie de televisión.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2019. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.