Greenpeace España pide la destitución del presidente del CSN

Greenpeace ha pedido hoy la destitución de Fernando Marti, presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de España, tras su comparecencia en la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados, en la que diputados de todos los grupos, a excepción del PP, han denunciado la opacidad y la falta de independencia del organismo, a causa de su presidente.

Greenpeace pide el cierre de la central nuclear de Garoña

Greeenpeace considera que la destitución del actual presidente del CSN es imprescindible para recuperar la confianza en el organismo, cuya misión es garantizar la seguridad nuclear, así como la redistribución de los miembros del Pleno del CSN para que esté mejor representado el actual arco parlamentario.

El presidente del organismo regulador no ha respondido con claridad a las preguntas que le han formulado y se ha limitado prácticamente a leer la memoria anual del CSN. A continuación ha hecho lectura de su respuesta a la carta que integrantes de la Asociación Profesional de Técnicos en Seguridad Nuclear y Protección Radiológica del CSN (ASTECSN) habían dirigido a la Comisión de Industria para clarificar varios asuntos.

La Comisión ha preguntado por el proceso de reapertura de la central de Garoña, por la tramitación del cementerio nuclear (ATC), por la modificación que afecta a la clasificación de la escala INES (que califica la gravedad de los incidentes nucleares), por el plan de comunicación del CSN, por los problemas de la central nuclear de Almaraz, por la tramitación sin participación del Real Decreto de Seguridad Nuclear, por los problemas derivados de las falsificaciones de AREVA que pueden afectar a las centrales de Almaraz y Ascó, por los obsoletos planes de emergencia nuclear, por la falta de independencia, por la opacidad y por el clima laboral del CSN, entre otras cosas. El presidente no ha respondido a muchas de ellas y cuando lo ha hecho ha sido desviando la respuesta.

En su comparecencia, Marti ha reiterado que continuará con la renovación de la central de Garoña a pesar de la petición casi unánime del Congreso. El CSN se debe, según Marti, al Gobierno en funciones que le ha encomendado la evaluación de la central y, aunque esta sea en contra de la opinión del Parlamento, él continuará con el proceso.

Ante esta afirmación Greenpeace insiste en que la Comisión de Industria debe actuar en consecuencia y destituir a Marti.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.