Inteligencia Artificial y Abogacía 

¿Cómo veo la Abogacía en pocos años?. Muy diferente a como se ve en la actualidad.

Las nuevas tecnologías han cambiado la manera de trabajar de muchos profesionales. Pongamos por caso los arquitectos, que ya no diseñan sus proyectos sobre una mesa con lápiz, regla y papel, sino que emplean complejos programas informáticos e impresiones en 3D. Lo mismo pasa en la medicina, que está sufriendo una revolución imparable con las nuevas técnicas de diagnóstico, la realidad aumentada, la nanotecnología, etc.

En el caso de los abogados, las nuevas tecnologías también han cambiado nuestra manera de trabajar. Por ejemplo, ya no buscamos la jurisprudencia en los tomos de Aranzadi, como antaño, sino que empleamos bases de datos automatizadas. Lo mismo para la legislación. Ya no es necesario adquirir, cada cierto tiempo, los códigos de legislación, pues toda ella está publicada de forma actualizada y gratuita en el Boletín Oficial del Estado.

Las nuevas tecnologías implican igualdad de armas, esto es, todos los abogados disponemos de las mismas herramientas para desarrollar nuestro trabajo con unos costes razonables. En el siglo pasado, adquirir la colección de los «Aranzadi» estaba al alcance de pocos despachos. En la actualidad, hay muchas bases de datos, incluso las hay gratuitas como CENDOJ que depende del Consejo General del Poder Judicial y que se ofrece online.

El gran cambio que se avecina en la Abogacía vendrá de la mano de la Inteligencia Artificial, que traerá consigo, entre otras novedades, las siguientes:

  • Plataformas que permitirán, mediante chatbots, responder a consultas jurídicas con un lenguaje comprensible.
  • Automatización en la creación de documentos legales a través de sistemas inteligentes basados en análisis de big data.
  • Revisión de documentación con relevancia jurídica a través de mecanismos automatizados.
  • Herramientas de analítica predictiva a partir de información estadística sobre posibilidades de éxito de acciones judiciales en tribunales concretos.

Podemos adoptar dos posturas frente a esta nueva realidad: negarla o aceptarla, nos guste o no.

Los primeros en incorporar a su rutina la Inteligencia Artificial serán las grandes firmas; cuando la tecnología se generalice y abarate vendrán los despachos medianos, que crecerán y lo harán con mayor facilidad; y, por último, los despachos individuales, que desaparecerán del mercado sino abrazan como aliada a la Inteligencia Artificial.

Roy Charles Amara, quien fue Presidente del Institute for the Future, además de científico e investigador, conocido por la Ley de Amara sobre los efectos de la Tecnología dijo: «Nuestra tendencia es sobrestimar los efectos de una tecnología en el corto plazo y subestimar el efecto en el largo plazo». Esta máxima explica el llamado «ciclo de sobre-expectación», según el cual cualquier tecnología produce al principio unas expectativas muy altas, seguida después por la pendiente y el abismo de la desilusión, para terminar, al cabo de cierto tiempo, con una rampa de consolidación y una meseta de productividad.

La Inteligencia Artificial aplicada al campo de la Abogacía permitirá a muchos despachos crecer y retener el talento, pero exige un cambio de mentalidad, así como invertir en formación en el uso y comprensión de los algoritmos. Los colegios profesionales deben estar preparados para acompañarnos en ese cambio. ¿Lo están?. Lo dudo. 

La receta para asegurar el futuro de la Abogacía es superación, motivación, ilusión compartida y, sobre todo, no tener miedo al cambio. Costará adaptarse, pero la Abogacía será más útil y necesaria que nunca. Es cuestión de tiempo y conviene que nos pongamos a trabajar con la mente abierta, con ilusión y grandes dosis de creatividad.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Abogado con veinte años de ejercicio profesional. Másteres por la Universidad Pontificia Comillas (ICADE) en Asesoría Jurídica de Empresas y Asesoría Fiscal y Máster en Gestión y Dirección Laboral por la Universidad de Vigo. Responsable de la consultora PROTECCIÓN DATA, especializada en seguridad de la información y programas de cumplimiento normativo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.