Inicio / NOTICIAS / Derechos Humanos / kafala: una trabajadora etíope, nueva víctima en Líbano

kafala: una trabajadora etíope, nueva víctima en Líbano

Lensa Lelisa Tufa, una empleada doméstica de 21 años y origen etíope, se rompió las dos piernas el pasado 11 de marzo de 2018 al saltar desde un segundo piso intentando huir de la familia con la que vivía en Beirut, la capital libanesa, según denuncia el periodista Hassan Chamoun en el digital Global Voices en su edición francesa.

Lensa Leila Tufa es una víctima más de la kafala, o sistema de apadrinamiento, al que está sometida una legión de trabajadores domésticos inmigrantes en Líbano, obligados a vivir  y trabajar en condiciones realmente penosas bajo ese régimen, en vigor en distintos países árabes y de Oriente próximo, que no es otra cosa que un sistema de control, una manera de que los estados deleguen la supervisión y responsabilidad de los migrantes en manos de ciudadanos y compañías privadas, los “padrinos”, que disponen de competencias jurídicas para controlarles: sin su permiso no pueden cambiar de trabajo ni intentar abandonar el país, entre otras cosas, porque pueden privarles del visado de residencia convirtiéndoles en el acto en personas ilegales, que irán a parar a la cárcel y finalmente serán expulsadas a la fuerza.

Lensa con su tía Ganeth
Lensa con su tía Ganeth

Lensa Lelisa Tufa se había puesto de acuerdo con una compañera para huir de la casa de sus patronos el pasado 11 de marzo. En el último momento, la otra joven se echó atrás y Lensa fue la única que saltó desde el balcón. En el hospital, y ayudada por su tía Ganeth, grabó un vídeo de cinco minutos, en lengua amarica y subtitulado en inglés, que el 26  de marzo apareció en la página de Facebook de “This is Lebanon” (Es Líbano), un colectivo que se dedica a contar los abusos que sufren los empleados domésticos en el país.

En el vídeo, Lensa cuenta: “…me maltrataron desde el primer momento (…) me torturaban y yo no podía hacer nada para escapar. Todos los días me pegaban con un cable eléctrico, me arrastraban por el pelo, golpeaban mi cabeza contra la pared, me apretaban sobre los ojos con los dedos (…) Eran cuatro personas las que nos maltrataban… ».

Esas personas que torturaban a Lensa poseen una empresa de alta costura llamada «Eleanor Couture» en Jdeideh, al norte del Gran Beirut, frente a la cual se manifestaron cerca de cuarenta activistas del colectivo de “This is Lebanon”. Según la periodista libanesa Anne-Marie El Hage, quien ha seguido el caso en el diario francófono “L’Orient Le Jour”, al principio no dejaban que la tía visitara a Lensa en el hospital, solo la presión de las redes sociales lo consiguió varios días después.

En numerosas ocasiones, los trabajadores domésticos inmigrantes han pedido la abolición de la “kafala” en Líbano y la ratificación de la convención 189 de la Organización Mundial del trabajo, que define el respeto de los derechos humanos en los trabajadores domésticos.

Según Global Voices, que cita estadísticas de la Agencia de Inteligencia libanesa conseguidas por la Agencia Humanitaria de Análisis e Información (IRIN), cada semana mueren en Líbano dos trabajadores domésticos inmigrantes.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre editor

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Ver también

Caravana Abriendo Fronteras

Caravana Abriendo Fronteras pide puertos abiertos y seguros en Europa

Las trescientas personas que componen la Caravana Abriendo Fronteras[1] han participado en acciones reivindicativas en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.