Inicio / NOTICIAS / Comunicación / Periodismo en Birmania: reporteros de Reuters seguirán en prisión

Periodismo en Birmania: reporteros de Reuters seguirán en prisión

A pesar de las numerosas presiones internacionales y las reiteradas peticiones de libertad sin condiciones  de la ONU y la Unión Europea, la justicia birmana se ha negado, el 11 de abril de 2018, a dejar sin efecto las denuncias contra los periodistas de la agencia Reuters Kyaw Soe Oo y Wa Lone, detenidos  el pasado 12 de diciembre de 2017 por investigar una masacre de rohinyás en el oeste del país, donde el ejército está acusado por organismo internacionales y organizaciones humanitarias de estar llevando a cabo una depuración étnica. 

Wa Lone y Kyaw Soe Oo esposados
Wa Lone y Kyaw Soe Oo esposados

“El tribunal ha decidir rechazar la demanda de la defensa de dejar en libertad a los acusados”, ha dicho el juez Ye Lwin ante una sala atestada de diplomáticos y periodistas, entre los que se encontraba el corresponsal de la Agencia France Presse, que inmediatamente ha difundido la decisión judicial.

Los periodistas están acusados de “atentado contra secretos de estado”, un cargo por el que pueden condenarles a  14 años de cárcel. La policía les inculpa por poseer documentos relativos a las operaciones de las fuerzas de seguridad en el estado de Rajine, zona de la que han huido más de 650 000 rohinyás desde el pasado mes de agosto de 2017.

Según informaciones publicadas en el digital francés L’Obs, distintas organizaciones de defensa de los derechos humanos aseguran que este caso significa que Birmania está dando marcha atrás en la incipiente vía democrática emprendida en 2011, tras la disolución de la Junta Militar, y la abolición de la censura de los medios de comunicación en 2012. Según Amnistía Internacional (AI), siguen existiendo leyes que amenazan la libertad de prensa y según los propios periodistas birmanos  siguen autocensurándose, sobre todo en cuestiones relativas al ejército o a la religión budista, mayoritaria en le país y, en cierto modo, impuesta por el gobierno actual.

Para James Gómez, director  de AI para el Sudeste Asiático y el Pacífico, “La detención de estos periodistas es una maniobra clara de las autoridades para sofocar las investigaciones sobre las violaciones de los derechos humanos y los crímenes cometidos por el ejército contra los rohinyás, y para disuadir a otros periodistas de intentarlo”.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Mercedes Arancibia

Periodista, libertaria, atea y sentimental. Llevo más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. He sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta ahora, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). En lo que se está dando en llamar “los otros protagonistas de la transición” (que se materializará en un congreso en febrero de 2017), es un honor haber participado en el equipo de la revista B.I.C.I.C.L.E.T.A (Boletín informativo del colectivo internacionalista de comunicaciones libertarias y ecologistas de trabajadores anarcosindicalistas). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidí hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Ver también

Discapacidad: España viola los derechos en materia de #Accesibilidad

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), ha denunciado ante el Senado, …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.