¿Por qué instalar césped artificial en un campo de fútbol?

Cada vez es más usual ver instalaciones deportivas de césped artificial, campos de fútbol, pistas de pádel, campos de hockey sobre hierba, rugby, entre otros. Descubre por qué instalar césped artificial para campos de fútbol tiene muchos beneficios frente al césped natural u otros materiales.

En las últimas décadas, los avances tecnológicos utilizados en la fabricación de césped artificial deportivo han logrado que las características de juego sean muy similares a las del césped natural pero con las ventajas que ofrece este pavimento sintético.

De esta forma, hoy en día, es muy habitual encontrar instalaciones de fútbol con césped artificial en la mayoría de clubs o polideportivos e incluso en el fútbol profesional.

Ventajas del césped artificial en campos de fútbol

Ahorro en costes de mantenimiento.

Instalar césped artificial en campos de fútbol supone un ahorro muy considerable en los costes de mantenimiento. La mayoría de clubs deportivos, campos de fútbol en colegios, institutos e instalaciones públicas en general, no podrían permitirse el mantener económicamente un campo de fútbol de césped natural. Las largas horas de entrenamiento y el uso intensivo de las instalaciones harían inviable mantener en buen estado el césped natural. 

En cambio, el césped artificial necesita unos cuidados mínimos, lo que facilita tanto la práctica intensiva de entrenamientos y partidos de los múltiples equipos que suelen pasar por estas instalaciones cada día, como el poder hacer frente económicamente a ese mantenimiento. 

Así, a pesar de que la inversión inicial del césped artificial es mayor que en el caso del césped natural, se amortiza en breve.

Ahorro en consumo de agua

Al hilo de lo anterior, el césped artificial supone un gran ahorro de las facturas de agua. Esto conlleva, por un lado, un gran ahorro en el presupuesto frente al césped natural, y por otro, se contribuye a la sostenibilidad medioambiental, por el ahorro de un recurso natural cada vez más escaso como es el agua en muchas zonas de nuestro país.

Mayor rendimiento y uso

Otra de las grandes ventajas que ofrece el césped artificial para campos de fútbol es que puede soportar mayor número de horas de entrenamiento y juego, alrededor de cincuenta horas semanales, frente a unas quince horas que podría soportar el césped natural. El césped natural, además, necesita intervalos sin jugar ni entrenar para recuperarse. 

Si bien, a la hora de elegir un césped artificial para campos de fútbol es importante elegir un césped artificial de calidad que ofrezca la máxima garantía. 

La mayoría de clubes de fútbol de categorías infantiles, polideportivos e instalaciones públicas eligen césped artificial porque con un mínimo mantenimiento siempre está en perfecto estado para jugar, sin calvas, ni césped seco, ni barro después de la lluvia. Por lo que tampoco habrá que aplazar partidos como ocurriría en un terreno natural encharcado y embarrado.

Por otro lado, al soportar mayor número de horas de juego, permite la posibilidad de alquilar el campo a otros equipos e incluso marcarlo como pista multideportiva, sacándole un mayor rendimiento si cabe.

Mayor resistencia

Los campos de fútbol de césped artificial se pueden instalar en cualquier zona, incluso con climas extremos. Sus fibras están tratadas para soportar largas horas de sol y calor, no afectándoles los rayos ultravioleta, y en cuanto a la lluvia, por sus características, seca antes que un campo de césped natural, pudiendo utilizarse tras la lluvia con mayor rapidez.

Este factor también ha ayudado a su implantación en el fútbol profesional, solucionando problemas asociados a las bajas temperaturas, como en el Estadio Olímpico Luzhniki de Moscú, que albergó el Mundial de Fútbol de 2018.

Durabilidad

Además, durante el juego, no se ve afectado con surcos y baches como ocurre en el césped natural. De esta forma, el césped artificial garantiza unas condiciones de juego perfectas durante muchos años. Dependiendo del tamaño del campo y de la intensidad de uso que soporte, su vida útil suele oscilar entre cinco y quince años.

Seguridad

Las condiciones del terreno afectan al desarrollo del juego, por tanto la elección del tipo de pavimento es muy importante. El césped artificial proporciona una superficie más uniforme, reduciendo posibles caídas. Además, sus fibras, relleno y en ocasiones una capa amortiguadora que se coloca bajo el césped  artificial absorbe los golpes y reduce los impactos durante el juego, reduciendo el riesgo de lesiones.

Calidad de juego

Tal es la calidad alcanzada por algunas empresas fabricantes de césped artificial para campos de fútbol, que cumplen con los requisitos FIFA, consiguiendo unas características muy similares al césped natural. Actualmente, hay muchos estadios internacionales con césped artificial con la aprobación FIFA como el Estadio Olímpico de Montreal o el East End Park de Escocia.

Adaptabilidad

El césped artificial se adapta a cualquier lugar ya sea interior o exterior, por lo que puede instalarse en instalaciones indoor, al contrario que el césped natural que necesita luz solar para crecer.

A pesar de todo esto, el césped artificial sigue teniendo algunos detractores, pero con la llegada del césped artificial de última generación, se ha conseguido un aspecto, textura, amortiguación, y en líneas generales, unas condiciones de juego tan similares al césped natural, que sumados a sus muchas ventajas le hacen ya indispensable para la práctica del fútbol de muchos clubes.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.