Argelia-Marruecos, tensión mediática y diplomática con el Sahara de fondo

La larga guerra mediática entre Argelia y Marruecos sigue viviendo episodios, uno de ellos en el escenario del Parlamento Europeo. Todo se ha debido a las recientes declaraciones, el pasado 3 de julio 2020, del alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Políticos y de Seguridad, el español Josep Borrell, quien manifestó que la UE apoya las resoluciones de Naciones Unidas para encontrar una «solución política justa y duradera que contemple y garantice el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui».

También en contestación a una pregunta parlamentaria recordaba que el Sahara es un territorio autónomo pendiente de descolonización y que los productos provenientes de la zona deben cumplir la legislación pertinente, que en el caso del Sahara y como señaló una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) es un territorio distinto al de Marruecos.

En realidad, Borrell no ha dicho ninguna novedad, nada más que certificar otras declaraciones de su antecesora en el cargo, Federica Mogherini, quien se manifestó en el mismo sentido.

Tras titular la agencia de prensa oficial argelina APS que la UE no reconoce la marroquinidad del Sahara, la agencia oficial marroquí MAP reaccionó negándolo pero sin citar ninguna fuente original de las declaraciones de Borrell. Hay que recordar lo obvio, ningún país del mundo reconoce la soberanía marroquí sobre el territorio del antiguo Sahara español.

De hecho, la resolución del PE, del 16 de enero de 2019, que acompaña el acuerdo agrícola con Marruecos en su apartado P, lo deja meridianamente claro: «la Unión Europea y sus estados miembros no reconocen la soberanía marroquí sobre el territorio del Sáhara Occidental».

Construcción de un muro fronterizo entre Argelia y Marruecos
Construcción de un muro fronterizo entre Argelia y Marruecos

No es la primera, ni será la última polémica entre las dos agencias oficiales de prensa, varias de ellas teniendo como escenario las instituciones europeas. En este sentido, habría que recordar la constitución el año pasado del intergrupo en el Parlamento Europeo para defender la causa saharaui. Lo forman un total de 75 eurodiputados de siete grupos distintos (por cierto, figura un miembro del PSOE, el exministro Juan Fernando López Aguilar), presidido por un socialdemócrata alemán Joachim Schuster, y entre otras cuestiones defienden las resoluciones del TJUE e involucrar a la Unión Europea «en el proceso para encontrar una solución política pacífica y justa al problema del Sáhara Occidental».

Así, por ejemplo, el habitual grupo de amistad con Marruecos tras la constitución del Parlamento Europeo el año pasado todavía no se ha formalizado.

También ya fuera de Europa, se ha conocido el cambio del embajador marroquí en Argel, así el rey Mohamed sexto dio a conocer el pasado 6 de julio en un Consejo de Gobierno el nombramiento de Mohamed Ait Ouali, 59 años, en sustitución de Lahcen Abdelkhalek.

El pasado junio salió expulsado el cónsul marroquí en Orán, Ahadran Boutahir, quien calificó a Argelia como «un país enemigo, lo digo francamente» lo que valió una llamada al orden por parte del Gobierno argelino al entonces embajador marroquí, ahora sustituido.

Al parecer, la intención es hacer olvidar el incidente de Orán con este nuevo embajador, natural de Mequinez, licenciado en Filosofía –ha publicado dos libros- siendo embajador en Bahrein y desde 2011 en Emiratos Árabes Unidos, puesto que ejercía antes de su nombramiento.

Bases militares

Por otra parte, el proyecto anunciado el pasado 21 de mayo, de la construcción de un cuartel militar en Yerada, a 38 kilómetros de la frontera con Argelia, ha motivado recelo.

Marruecos aclaró que se trata de un cuartel destinado al alojamiento de tropas y no de una base militar strictu sensu. Se da la circunstancia que es una localidad que ha vivido el pasado fuertes tensiones sociales y un abandono por parte de las autoridades marroquíes.

Medios argelinos hablaron de una «amenaza y escalada militar» y recuerdan que el cuartel estará a tan solo 38 kilómetros de la frontera. Al parecer la construcción se está acelerando con incesante presencia de camiones militares y maquinaria.

El presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune, en unas recientes declaraciones a la cadena France24 sostuvo que en las relaciones con Marruecos «hasta ahora la escalada ha sido verbal pero estamos viendo que nuestros hermanos marroquíes la están cambiando por otra forma de escalada».

Sobre la posibilidad por parte de Argelia de construir una base militar en la zona fronteriza cercana señaló que no puede «ni confirmarlo ni negarlo». Lo cierto, es que se ha anunciado la construcción de dos bases cerca de la frontera.

También Tebboune justificó el cierre de la frontera en 1994, «como reacción a una acción humillante al pueblo argelino. Las fronteras se cerraron por la imposición de la visa. Esto no es el Sahara Occidental» señalando que no tiene ningún problema con los marroquíes.

Marruecos, por su parte, también sigue atacando al jefe del ejército argelino, Said Chengriha, por «sus discursos bélicos» criticando unas recientes maniobras militares cerca de la frontera marroquí donde se usó nuevo armamento y fuego real.

La situación de la frontera cerrada entre ambos países desde hace más de un cuarto de siglo, se mantiene con la presencia de nuevas torres miradores de vigilancia, cámaras infrarrojas de visión nocturna así como distintos puntos de control. Hay más de 150 kilómetros de muro donde ambos países usan los mismos argumentos para asegurar la frontera, «la lucha contra las redes terroristas, el tráfico de drogas, el contrabando y la emigración clandestina».

En concreto, Marruecos ha reforzado los puestos en la frontera en la zona de Uchda, Berkane, Yerada y Taourirt, mientras Argelia lo hace en el área adyacente de su territorio.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

4 Comentarios

  1. ARGELIA Y MARRUECOS NO ACABAN DE ENTENDERSE.
    ———————————————————————————-
    Mi compañero Jesús Cabaleiro «maestro» en temas tan cercanos como el área subsahariana, describe perfectamente los movimientos geoestratégicos entre Argelia y Marruecos. Dos países que no se fían uno del otro: argumentos del lado marroquí, evitar en Uchda el constante tráfico de inmigrantes ilegales, trafico de drogas que se extiende, en vigilancia y control, hasta la base de Yerada. A diferencia de Argelia, marruecos se ha estado y esta rearmandose hasta los dientes. Es más, muchos elementos del material bélico adquirido a Estados Unidos y Francia (carros de combates, helicópteros de ataque aire tierra-tierra aire, plataformas de misiles y lanzadores de cohetes entre otros elementos, los ha destinado a las bases citadas, de ahí el lógico recelo del gobierno argelino que, por otro lado también está en fase de renovación y actualización de sus ejércitos de tierra y aire . Centra sus compras en varios países europeos y la Unión Soviética. Esta situación no es de ahora, hace años que se arrastra como consecuencia de la falta de diálogo y la desconfianza y en este sentido Marruecos, da la impresión de no estar por la labor pacificadora

  2. Todo lo que pasa en África es culpa de Francia, es parte de su política en el continente, (cuantos más problemas haya en África mejor para ellos y para sus intereses coloniales que siguen vigentes hasta la actualidad y ante los cuales y por su poder de ser uno de los cuatro del veto de la ONU, el resto de los países occidentales prefieren mirar a otro lado y no criticar a la superpotencia de la democracia.
    La grandeza de Francia es a costa de la pobreza de Africa, francia roba, explota y crea conflictos en el continente para seguir colonizandolo. Solo así seguirá siendo la gran potencia ante la cual los demás países se callan.

    • Cierto, los países invasores y colonizadores se niegan de dejar aquellas zonas ricas en recursos y África tiene de todo y más de ahí que Francia intente mantener el tipo a toda costa en Costa de Marfil, Angola, Argelia, Túnez y Libia, entre otros.

  3. Es que de Marruecos solo se puede esperar droga y más droga, nada más, Marruecos tiene una agenda trazada por Francia, solo obedece a los intereses franceses en África.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.