¿Cómo se puede fabricar una cachimba en casa?

¿Quieres aprender a fabricar tu propia cachimba? Si es así, hoy aprenderás la forma más sencilla de hacerlo, e imagino que tu curiosidad por aprender a crear tu propia shisha nace de que no siempre se puede tener una Shisha a mano o simplemente porque no puedes llevarte las que tengas en tu casa a cada sitio que visites. Cosa que sucederá al contrario una vez que fabriques tu propia cachimba, ya que esta te podrá acompañar a cada sitio al que vayas sin ningún inconveniente

cachimbas

De esta manera, antes de aprender a fabricar una cachimba casera, vamos a aprender un poco más sobre este objeto, recordando que la cachimba también es conocida alrededor del mundo como shisha y es una herramienta que se utiliza con la finalidad de facilitar el proceso de fumar esencias de diferentes sabores. Esencias que por lo general se utilizan para la relajación. Por esa razón, la shisha se considera un elemento anti prisa, ya que su naturaleza ofrece la posibilidad de tranquilizarse con una conversación agradable mientras se disfruta de sus increíbles sabores y aromas.

Si te interesa aprender mucho más sobre esta herramienta, te invito a que le eches un vistazo a las cachimbas El Badia, una empresa que crea sus propias shishas.

Materiales necesarios para fabricar tu propia cachimba

Empecemos con el proceso de fabricación, para ello, lo primero que debemos hacer es conseguir los siguientes materiales:

  • Una botella de plástico de 2 litros de capacidad.
  • Una botella de plástico de 1 litro de capacidad.
  • Una lata de refresco.
  • Silicona líquida, o silicona en barra en su defecto, si tienes a mano una pistola de silicona.
  • Un tubo metálico.
  • Un tubo de plástico.
  • Papel lija.
  • Carbón.
  • Y por supuesto, el infaltable tabaco para shisha, gelatinas, etc…

Con estos materiales será suficiente para que te hagas tu propia cachimba casera, ¿Es bastante fácil verdad? Una vez que tengas los materiales a mano, empezaremos el procedimiento. La técnica consiste en:

La base de la cachimba

En este primer paso es saber dónde le daremos uso a las botellas de plástico, y entenderás por qué se necesitan dos botellas de diferente tamaño o capacidad.

Necesitarás dos porque una de ellas será la base de la cachimba. Y la otra simplemente actuara como la válvula que se encarga de unir la base y la manguera de la cachimba.

Lo primero que haremos será la válvula. Para hacerla tenemos que cortar el tapón de la botella de 1 litro, justo por debajo del inicio del cuello de la botella. Una vez hecho, procederemos a lijar la superficie cortada para que se quede uniforme. Y la podamos pegar mucho más fácil, ya que la otra botella que servirá de base.

Una vez finalizado este paso, prepararnos el agujero por el que introduciremos la manguera. Para ello utilizaremos el tubo de metal, este lo tenemos que calentar para abrir un agujero en la botella. El agujero debe tener el tamaño del tubo de plástico que tienes para que este actúe de manguera, que estará ubicada en la parte superior de la botella de dos litros, cerca del cuello de la misma.

Cuando hayamos hecho todos estos pasos, lo único que nos falta es pegar la válvula a la base, con la ayuda de la silicona. Y ya tenemos nuestra base lista.

El cacillo y el mástil de la cachimba

En este segundo paso, aprenderemos a fabricar el cacillo y el mástil de la cachimba, para este paso utilizaremos la lata de refresco. Lata que cortaremos a unos 4 o 5 cm de su base inferior. Una vez que la cortemos, le haremos un agujero del mismo tamaño que el tubo metálico que tenemos, ya que este será el mástil de nuestra cachimba.

Cuando este paso esté listo, lo repetiremos, pero esta vez en el tapón de la botella de plástico de 2 litros, para encajar el mástil.

Una vez que esto esté listo, con la ayuda de la silicona uniremos las piezas. Y listo,ya tenemos nuestra base, la cazoleta y el mástil armados.

Prepara la manguera

El tercer paso, es preparar la manguera de nuestra cachimba casera, para esto usaremos el tubo de plástico y el tapón que ya hemos usado como válvula para la base de la cachimba. Haremos un agujero en el tapón de unos 3 o 4 centímetros. Pasamos la manguera y lo sellamos con silicona.

Preparamos la mezcla y los carbones

Ya tenemos nuestra cachimba casera lista, ahora solo nos queda poder fumar. Y para ello, debemos acondicionar el fondo de la shisha, donde colocaremos la mezcla que se quiera fumar. Le debes hacer unos agujeros en la base del cuenco antes de echarle la mezcla, esto se hace para que una vez que el carbón se encienda, el humo tenga por dónde pasar al mástil. Ahora sí, cuando nuestro cacillo esté listo, sólo le faltará cubrirlo con papel de plata, para poner encima los carbones. Te recomiendo que le abras pequeños agujeros al papel, para que el aire circule mejor.

Y con todo esto tu cachimba ya estará lista, ahora solo tienes que llamar a tus amigos para pasar un rato agradable.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.