Reacciones y consecuencias en el ajedrez mundial de la invasión rusa de Ucrania

La invasión rusa de Ucrania ha motivado numerosas reacciones en el ajedrez mundial. La Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) anunció que la 44ª Olimpiada de ajedrez, en la que participan más de 190 países, no se celebrará en Moscú del 26 de junio al 9 de agosto de 2022.

Dibujo del caricaturista francés Patrick Pinter sobre la invasión de Ucrania
Dibujo del caricaturista francés Patrick Pinter, invasión ensangrentada de Ucrania

Se da la circunstancia que es el segundo traslado ya que, inicialmente, estaba previsto en Bielorrusia. ¨Haremos lo posible para encontrar otro organizador de la Olimpiada», señalan. De momento, uno de los aspirantes es India.

El organismo mundial de ajedrez expresó en un ambiguo comunicado público su «grave preocupación» con respecto al «rápido deterioro de la situación geopolítica».

La celebración de la Olimpiada en la capital rusa iba a incluir la Asamblea de FIDE en el que se debe votar la presidencia y, por primera vez, la Olimpiada de ajedrez para personas con discapacidad.

La directora gerente de FIDE y exministra letona, Dana Reizniece-Ozola, calificó de «invasión brutal» lo ocurrido. Sin embargo, el presidente de FIDE, el ruso Arkady Dvorkovich, en declaraciones a la prensa de su país ha intentado justificar la decisión amparándose en que fue del consejo: «No se trata de mi reacción. Tomamos esta decisión considerando todas las circunstancias que están sucediendo, y entendemos que los participantes de la Olimpíada no estarán en condiciones de venir a Moscú durante ese período. Por supuesto, fue difícil aceptarlo, pero desde un punto de vista objetivo era necesario».

El ajedrez es considerado en Rusia un complemento de su política exterior siendo apoyado por instituciones y también por el sector privado. Así, más de la mitad del presupuesto de FIDE proviene de fondos rusos, tanto públicos como privados. Se puede citar a las empresas Gazprom (proveedor de gas), PhosAgro (fertilizantes) y la minera Nornickel.

Dvorkovich, quien fue viceprimer ministro seis años, ocupando altos cargos en el Gobierno ruso, durante 2008 y 2018, fue elegido ese último año presidente de la FIDE en Batumi (Georgia) y había anunciado aunque no oficialmente que se presentaría a la reelección.

Ha estado de gira por África esta semana. Concretamente visitó el campo de Kakuma en Kenia, con 220.000 refugiados, donde se ofrece ajedrez a unos 800 alumnos (entre ellos un centenar de chicas) queriendo llegar a 1600, para luego desplazarse a Ruanda.

Rápidamente, usuarios de redes sociales se preguntaron si Dvorkovich se desplazará a los campos de refugiados de ucranianos que se están creando por la huida masiva del país y si allí también ofrecerá la FIDE sus programas de ajedrez. «Un ruso al frente de la FIDE no es aceptable», señalan claramente varios analistas.

El campeón del mundo, Magnus Carlsen, también condenó la invasión en declaraciones a la televisión noruega: «tanto los jugadores rusos como yo creemos que esto es algo que un país no debería hacer. Tengo que dar lo mejor de mí; tengo suerte de vivir en un país en donde hay paz».

También su empresa Play Magnus Group emitió un comunicado al respecto: «estamos desolados por la invasión rusa de Ucrania. Como organización mundial que sirve a millones de aficionados al ajedrez con colaboradores de Rusia y de Ucrania, estamos preocupados por nuestra gente así como por toda la comunidad ajedrecística, y condenamos rotundamente estos ataques».

Previamente, su entrenador, Peter Heine Nilsen, criticó el tibio comunicado de FIDE: «el mundo del ajedrez necesita ponerse en una situación en la que podamos llamar invasión rusa de un estado soberano».

Graffiti del gran maestro ucraniano y ex campeón mundial, Ruslan Ponomariov en Kramatosv, Ucrania
Graffiti del gran maestro ucraniano y ex campeón mundial, Ruslan Ponomariov en Kramatorsk, Ucrania

El excampeón mundial, Gari Kasparov, histórico opositor a Putin, felicitó a Carlsen: «Mi aprecio por Magnus Carlsen por ser un campeón en algo más que en ajedrez. Fuera de las 64 casillas hay vida, muerte y honor».

Entre las consecuencias para ajedrecistas rusos, el excampeón mundial de ajedrez y actual diputado de la Duma, Anatoli Karpov, no podrá pisar territorio de la Unión Europea debido a la invasión rusa de Ucrania.

El gran maestro, de setenta años, pertenece a Rusia Unida, partido de Vladimir Putin, mayoritario en la cámara baja rusa, donde es diputado desde hace catorce años, renovó su escaño en las elecciones de octubre de 2021, llegando a ser vicepresidente de la Comisión de Asuntos Internacionales.

Las sanciones diplomáticas afectan además de Karpov a los 351 miembros de la Duma y a veintisiete funcionarios de alto rango. El ruso es un asiduo visitante de España, estuvo en Vigo en septiembre de 2021, donde además tuvo una exposición sobre su figura y acudió al Llobregat Open Chess e hizo simultáneas (quince partidas ganadas, cuatro tablas) en el Museo Marítimo de Barcelona. Incluso en el Castillo de Alaquas (Valencia) se anunció un museo sobre su figura.

Se está a la espera de si se sancionará a los jugadores rusos en torneos, especialmente los que han apoyado la invasión como el aspirante al título en 2016, Sergei Karjakin, quien se enfundó en su día una camiseta de Putin: «estoy totalmente de acuerdo y apoyo todo lo que hace», e incluso se mofó de la «estúpida Ucrania», curiosamente su país de origen y que llegó a representar. Además respondió al comentario de Carlsen sobre la guerra: «Qué suerte tengo de amar y vivir en Rusia». Hay que recordar que es uno de los que debe participar en el Torneo de Candidatos de Madrid en junio.

Empero, ha habido también trebejistas rusos que se han opuesto claramente a la agresión de su país. Entre ellos, el reciente aspirante al título mundial en 2021, Ian Nepomniachtchi: «ha habido muchos jueves negros en la historia. Pero hoy es más negro que otros»; así como Nikita Vitiugov, quien apuntó: «los rusos y ucranianos son hermanos, no enemigos. Fin a la guerra»; Peter Svidler, «el silencio hizo esto posible»; Alexander Motylev, «no a la guerra»; o el joven Andrei Esipenko de diecinueve años, reciente ganador del campeón mundial: «es terrible darse cuenta de todo lo que está sucediendo».

El gran maestro ruso Viacheslav Tilicheev de 27 años ha afirmado que no representará más a la bandera rusa pidiendo a la FIDE jugar con bandera neutral. Otros opositores a Putin son Alexander Grischuk, Dimitri Andreikin y el campeón mundial de rápidas en 2018, Daniil Dubov que estuvo en el equipo de asesores de Carlsen para preparar el reciente campeonato mundial de 2021.

La protesta no entiende de sexos y así la campeona rusa Alexandra Kosteniuk dejó una página en negro en una red social. Su compatriota, la maestra internacional Alina Bivol, dejo una frase muy clara: «Me gustaría hacer un llamamiento a los ajedrecistas de todo el mundo para que no nos odien por las acciones de nuestro Gobierno».

Pequeña escultura en una mesa de ajedrez en el parque Taras Schevchenko en la capital ucraniana, Kiev
Pequeña escultura en una mesa de ajedrez en el parque Taras Schevchenko en la capital ucraniana, Kiev

Por su parte, la Federación Ucraniana de Ajedrez pidió a la Unión Europea de Ajedrez (ECU) y a todas las federaciones nacionales que a raíz «de la reticencia de la FIDE de llamar guerra a la guerra», recuerda que la propia FIDE «sigue encabezada por un amigo cercano de Putin, Arkady Dvorkovich», mostrando su oposición a su reelección pidiendo «excluir a los representantes rusos de participar en las nuevas elecciones de la FIDE».

En este sentido, piden una «evaluación y castigo adecuados para los reconocidos grandes maestros que abiertamente apoyaron la agresión criminal contra Ucrania», citando expresamente al excampeón del mundo Anatoli Karpov, a Sergei Karjakin así como al gran maestro y comentarista ajedrecístico Sergei Shipov.

Otra preocupación son los ajedrecistas ucranianos que todavía no han podido salir del país. En este sentido, la Fundación Gari Kasparov ha ingresado 10.000 dólares (8936 euros) de ayuda inicial para los ajedrecistas ucranianos en todo lo que puedan necesitar, desde su posible salida del país hasta la ayuda que requieran los que decidan permanecer a pesar de la guerra.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2019. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.