Presidenta Gloria: “América Latina debe estar unida en una sola misión”

Primeras declaraciones de la nueva presidenta del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), la reverenda Gloria Nohemy Ulloa Alvarado, de Colombia. Por Elizabeth Aristizábal

La nueva presidenta del CMI electa para Latinoamérica y el Caribe, la reverenda Gloria Nohemy Ulloa Alvarado, señaló que la región se enfrenta a grandes problemáticas y es necesario trabajar por la unidad de sus iglesias.

Rev. Gloria Nohemy Ulloa Alvarado. Foto Joanna Lindén-Montes/WCC

En la sesión realizada la tarde del lunes, con la presencia exclusiva de delegados del CMI, fue electa la Rev. Gloria Nohemy Ulloa Alvarado, como representante de Latinoamérica y el Caribe, entre los ocho presidentes que tiene el CMI, para todas regiones del mundo. La Rev. Gloria, viene de la Iglesia Presbiteriana y es una de las primeras mujeres ordenadas de su iglesia en Colombia.

“No ha sido fácil ser líder y ser mujer, pero es maravilloso encontrar mucha gente que te apoya, en el contexto latinoamericano todavía domina mucho la figura masculina. Por ejemplo en mi caso, en la Iglesia Presbiteriana, de un total de cincuenta mil miembros, tenemos solamente como 8 mujeres ordenadas”.

Según la Rev. Gloria, Latinoamérica enfrenta hoy a temas muy urgentes que deben tratarse como región. Al citar algunos ejemplos, la reverenda habló del proceso de paz en Colombia, el conflicto interno en México con el tráfico de armas, la lucha cotidiana de los indígenas defendiendo sus tierras y su vida, entre otros.

“Necesitamos estar unidos a nivel de América Latina, valorar y reconocer las diferencias culturales, confesionales, las diferencias en estilos y decisiones de vida, la diferencia en el abordaje que hacemos desde las iglesias a nuestras necesidades como América Latina, pero unidos en una sola misión”.

Uno de los principales retos que se ha propuesto la nueva presidenta, es visibilizar las difíciles situaciones que se viven en Latinoamérica y que las voces de los países del caribe y del sur de américa tengan más presencia en los espacios del CMI. “Nosotros hemos observado dentro de la Asamblea que América Latina ha tenido muy poca visibilización, por ejemplo solo hasta ayer escuchamos a alguien hablando en español en el auditorio, pero en otros espacios no hemos escuchado nuestro lenguajes, el español o el portugués”.

Para la Rev. Gloria, existe una preocupación frente a la continuidad del trabajo del CMI en América Latina y el Caribe, pues el representante designado para las relaciones ecuménicas con esta región, el Rev. Carlos Emilio Ham termina su periodo y aun el CMI no ha comunicado si habrá otro representante para continuar este trabajo.

Otro reto fundamental para la reverenda es que con el apoyo del CMI, el Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) y organizaciones como ACT Alliance, se pueda dar a conocer al mundo las problemáticas de Latinoamérica y el Caribe y desarrollar programas para erradicar estas problemáticas.

“Necesitamos gestos concretos. Como iglesia necesitamos levantar nuestra voz y apoyar a los pueblos indígenas, necesitamos que haya respeto por la diversidad, que se resuelva el tema de la frontera Colombia-Nicaragua-Honduras; necesitamos insistir en el desbloqueo a Cuba y discutir el hecho de que Estados Unidos la haya incluido en la lista de los países terroristas, necesitamos seguir trabajando con FUMEC (Federación Universal de Movimientos de Estudiantes Cristianos) y otras organizaciones el tema del agua y la eco-justicia, entre otras, para poder construir mejores condiciones de vida para nuestros pueblos.”

X Asamblea del Consejo Mundial de Iglesias en Busan (Corea), 31-10 / 09-11-2013

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.