Inicio / NOTICIAS / Derechos Humanos / Armas: Occidente con menos dinero para balas

Armas: Occidente con menos dinero para balas

Primera disminución desde 1998 atribuida a las políticas de austeridad

Comercio de armas contra los derechos humanos. Somalia 2009. Foto: Esglobal.org
Comercio de armas contra los derechos humanos. Somalia 2009. Foto: Esglobal.org

 

La crisis económica mundial provocó una reducción en el gasto militar de Occidente el año pasado, mientras que las naciones emergentes incrementaron sus inversiones en armas, escribe Thalif Deen (IPS) desde Naciones Unidas.

En un estudio divulgado este lunes 15, el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés) reportó una caída en el gasto en defensa el año pasado en Estados Unidos, Australia, Canadá, Japón y Europa occidental y central.

Esta disminución, la primera registrada desde 1998, fue atribuida a las políticas de austeridad aplicadas en varias naciones occidentales para combatir el déficit fiscal.

“Estamos viendo lo que podría ser el comienzo de una inclinación en la balanza del gasto militar mundial, pasando de los países ricos occidentales a las regiones emergentes”, señala el director del Programa de Gasto Militar y Producción de Armas del SIPRI, Samuel Perlo-Freeman.

Desde la crisis financiera mundial de 2008, 18 países de la Unión Europea, en su mayoría miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), recortaron sus inversiones en defensa más de 10 por ciento en términos reales.

Y, a pesar de esas reducciones, la OTAN gastó en conjunto un billón de dólares. Estados Unidos y sus aliados siguen siendo los que más gastan en armamentos.

Washington, el país con mayor inversión en armas del mundo, anunció la semana pasada un presupuesto de defensa para este año de 526.600 millones de dólares, lo que significa una reducción de 3.900 millones respecto del aprobado el año pasado.

Estados Unidos prevé “sustanciales recortes” este año para sus fuerzas armadas, que participaron de largas operaciones militares en Afganistán e Iraq.

Estas reducciones, sin embargo, fueron “sustancialmente compensadas” con mayores gastos en Asia, Europa oriental, Medio Oriente, el norte de África y América Latina, según el SIPRI.

China, el segundo país que más invirtió en armas en 2012, incrementó sus gastos 7,8 por ciento (11.500 millones de dólares) respecto del año previo. Rusia, el tercero, los aumentó 16 por ciento (12.300 millones).

Según el estudio, el gasto mundial en defensa totalizó 1.75 billones de dólares en 2012, una caída de 0,5 por ciento en términos reales respecto de 2011.

Consultado sobre si el gasto militar era principalmente en compras de armas al exterior o a industrias locales, Perlo-Freeman dijo IPS que las cifras incluyen ambas fuentes.

Señaló que había muy pocos países en el mundo que dependían exclusivamente de sus industrias locales para la “mayor parte” de su equipamiento militar. Estos son Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, España, Suecia, Japón y posiblemente China e Israel.

Sin embargo, muchos más países, aunque producen parte de sus armamentos, dependen de las importaciones para la mayoría de sus equipos de defensa.

En Asia, señaló, China tiene una industria de armas cada vez más avanzada, capaz de producir todo tipo de equipamiento. Ese país ha podido paulatinamente darse el lujo de evitar comprar armas rusas, de las que dependía. No obstante, Beijing aun debe importar.

Corea del Sur también tiene una fuerte industria en desarrollo, aunque todavía tiene que importar de Estados Unidos, en particular aviones de combate avanzados.

India, añadió, cuenta con una gran industria armamentística, pero no muy efectiva, probablemente debido a la burocracia administrativa.

“A pesar de décadas de esfuerzos, (los indios) no pudieron desarrollar su propio sistema de (fabricación de) armas avanzadas”, indicó Perlo-Freeman.

En tanto, Singapur tiene una significativa industria, con fortaleza en ciertos nichos, pero todavía importa la mayor parte de su arsenal.

Hay muchos otros países asiáticos con niveles de producción un poco más bajos, como Indonesia.

“Y Corea del Norte, por supuesto, tiene una gran industria, aunque es un caso bastante especial”, indicó Perlo-Freeman.

En Medio Oriente, Israel cuenta con una industria muy avanzada, especialmente en algunas áreas. Por ejemplo, ese país es el líder mundial en la fabricación de vehículos aéreos no tripulados.

No obstante, fundamentalmente gracias a la ayuda militar estadounidense, Israel importa grandes aviones de combate que aún no produce. “Ciertamente podrían fabricarlos, pero ¿por qué molestarse si los obtienen de Estados Unidos?”, explicó el experto.

También señaló que Turquía tiene una industria bien desarrollada en algunas áreas, pero todavía importa la mayor parte de su armamento.

Irán también posee una industria propia, aunque no muy avanzada, y tuvo que importar mucho de Rusia en el pasado. Ahora las compras de Teherán se ven afectadas por las sanciones internacionales que le impusieron a causa de su programa de desarrollo nuclear.

Emiratos Árabes Unidos y Jordania producen algunos vehículos blindados, pero aún importan la gran mayoría de sus armas.

Brasil y Sudáfrica son los únicos países con una significativa industria en América Latina y África respectivamente, pero también tienen que comprar al exterior la mayoría de sus armas.

Enlaces:

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre editor

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Ver también

Kiko Mestre

Periodismo en España: un juez incauta teléfonos para identificar fuentes informativas

El juez Miguel Florit, quien instruye la macrocausa contra el magnate del ocio balear Bartolomé Cursach, ordenó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.