Inicio / NOTICIAS / Atentados contra periodistas en el Cáucaso ruso

Atentados contra periodistas en el Cáucaso ruso

El periodista Ahmednabi Ahmednabíev, de la república caucásica rusa de Daguestán, fue asesinado a tiros el pasado 9 de julio por la mañana cuando se encontraba en su coche estacionado a pocos metros de su casa en un suburbio de Majachkalá, capital daguestaní.

Ahmednabi-AhmednabievFue el tercer atentado contra su vida. El próximo 25 de agosto, Ahmednabíev hubiese cumplido 54 años, escribe Vadim Dubnov para RIA Novosti.

La lista de condenados

Ahmednabi Ahmednabíev era uno de los autores más leídos en Daguestán y el periódico Nóvoe Delo (Causa Nueva), en el que éste ocupaba el cargo de director adjunto, es uno de los más populares. Cuando un periodista resulta asesinado, la Policía suele considerar como principal hipótesis que el asesinato se debe a sus actividades profesionales. Y la violencia contra los periodistas se aplica con frecuencia en Daguestán.

Es difícil trabajar de periodista en esta república caucásica. A diferencia de muchas otras regiones de Rusia, en Daguestán hay periódicos que se leen y periodistas cuyos artículos suscitan una aguda polémica tanto entre los funcionarios de alto rango como entre los ciudadanos comunes y corrientes.

Ahmednabi Ahmednabíev fue uno de estos periodistas. Los nombres de ocho informadores, incluido Ahmednabíev, figuraban en la lista que hace cuatro años fue repartida en la república norcaucásica. Autores anónimos advirtieron en los folletos que todas esas personas eran posibles objetivos en señal de venganza por la muerte de civiles y de efectivos de las fuerzas de seguridad.

Ahmednabi Ahmednabíev se ha convertido en el asesinado número dos de esta lista de personas ‘condenadas’ a muerte. El primero fue Jadzhimurad Kamálov, fundador de otro famoso diario regional, ‘Chernovik’ (Borrador), quien fue asesinado cerca de la casa editorial en diciembre de 2011. Ahora la gente vuelve a recordar la lista anunciada y los ‘escuadrones de la muerte’ que distribuían los folletos. Es lógico, porque es necesario encontrar una explicación de los motivos del asesinato de Ahmednabi Ahmednabíev. Es posible que esté vinculado también con la muerte de otra persona famosa de Daguestán, el técnico del club deportivo ‘Gorets’, Musaíl Alaudínov, asesinado aquella misma noche.

Las hipótesis

Ahmednabi Ahmednabíev era calificado en los folletos anunciados como ‘cómplice de los terroristas’, como Kamálov y Nadira Isáeva, exredactora jefe del diario ‘Chernovik’ que abandonó Daguestán y nunca ha disimulado sus simpatías por la guerrilla local.

Un cabecilla guerrillero que está a día de hoy en la cárcel es el marido de Nadira Isáeva. En la lista de condenados figuran también los abogados que defendían a los guerrilleros, cumpliendo su deber profesional; también otras personas famosas en Daguestán como Suleimán Uladíev, exjefe de la televisión daguestaní. Uladíev tenía acceso a mucha información, por lo que se mostraba escéptico tanto hacia las autoridades como hacia la guerrilla.

Ahmednabíev no criticaba a los guerrilleros y estos no tenían motivos para asesinarle si no querían atribuirlo a los enigmáticos ‘escuadrones de la muerte’. Las autoridades de la república no tenían motivos para asesinarle tampoco si no querían atribuirlo a los guerrilleros. Pero estas hipótesis no parecen más verosímiles que las que hay sobre los ‘escuadrones de la muerte’.

Se barajan muchas versiones. Unos recuerdan que en sus artículos el periodista acusó en reiteradas ocasiones a las autoridades de una localidad daguestaní por la escalada de linchamientos y violencia.

Otros vinculan su asesinato con las intrigas en torno al exalcalde de Majachkalá, Saíd Amírov, detenido por ser el presunto inductor de un asesinato perpetrado en 2011, y también con los cambios drásticos que se produjeron en la política daguestaní tras su arresto y en la antesala de las elecciones a presidente de la república, así como en los comicios locales de la capital de Daguestán.

A día de hoy, nadie se atreve a dar explicaciones concretas sobre cómo podrían estar vinculados el asesinato del periodista Ahmednabi Ahmednabíev y el técnico del club deportivo ‘Gorets’, Musaíl Alaudínov. Mientras, varias personas llaman la atención sobre el hecho de que Alaudínov perteneciese a los círculos más próximos de Amírov, y que Ahmednabíev no fue su opositor. Según esta lógica, es posible que se aniquile a los partidarios de Amírov.

Libertad de expresión en Daguestán

Es evidente que el motivo del asesinato de Ahmednabíev fue su actividad profesional, algo que los jueces instructores consideran como hipótesis principal.

El trabajo de los periodistas en Daguestán es difícil, aunque en la república hay periódicos que intentan ser independientes. Las autoridades daguestaníes están asentadas sobre un clima de enemistad entre clanes, lo que no permite crear una vertical de poder en la república. Es la causa principal de todos los problemas políticos y económicos en Daguestán.

Ninguno de los grupos políticos que luchan entre sí es capaz de controlar el poder. Por eso en la república los asesinatos se cometen con frecuencia y no hay una institución que dicte a los medios de información cómo deberían comportarse.

Cuánto más independientes sean los periodistas, tanto más atención atraen éstos por parte de todos los actores de la política daguestaní. Y esta atención se refleja en asesinatos o acuerdos alcanzados en privado. No se logró encontrar una fórmula de compromiso con Jadzhimurad Kamálov y éste fue asesinado. A muchos periodistas daguestaníes les presionaban varios clanes que luchan por el poder en Daguestán.

Esta confrontación cubre las pasiones reales de la verdadera lucha política entre muchos grupos de personas e intereses, incluidos los federales.

No se llevó a término la investigación de ninguno de los anteriores atentados contra la vida de Ahmednabíev. Seguro que algunos saben los motivos reales del asesinato del periodista, así como los nombres de sus autores intelectuales, pero esto no saldrá a la luz pública en Daguestán hasta dentro de mucho tiempo. Y no se puede garantizar que la información que se revele algún día sea fidedigna.

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre editor

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Ver también

Yemen: Griffiths asegura que existen garantías firmes de llegar a un acuerdo

Martin Griffiths, enviado especial de Naciones Unidas para Yemen ha asegurado en el Consejo de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: