Marruecos: salafistas alientan marchas contra el confinamiento por el coronavirus

Las medidas del Gobierno de Marruecos para frenar el coronavirus, que incluyen el confinamiento de la población o el cierre de mezquitas, siguen motivando protestas alentadas por los salafistas que siguen la visión rigorista del Islam.

Redouan Ben Abdeslam «el predicador»
Redouan Ben Abdeslam «el predicador»

Tras la entrada en la prisión de Oukacha, Casablanca, del llamado sheik (jeque) Abu Naim tras condenar el cierre de mezquitas, ahora, la policía de Tetuán interrogó el lunes 23 de marzo de 2020 a Redouan Ben Abdeslam, llamado «el predicador», muy conocido en las redes sociales.

Un grupo de abogados, en nombre de la Asociación para la Defensa de los Derechos Humanos, lo acusa de «desobediencia» y alentar manifestaciones no autorizadas, siendo uno de los instigadores de las marchas observadas en ciertas ciudades marroquíes, entre ellas Tetuán, el sábado 21 de marzo, en flagrante violación de las disposiciones del estado de emergencia decretado por el Ministerio del Interior.

Por su parte, Ben Abdeslam publicó un video tras salir de la prefectura de policía de Tetuán en el que afirmaba en un tono jactancioso que los investigadores de la Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN) «están convencidos de [su] inocencia y que [él] no tiene conexión con la organización de dichos mítines». También anunció su intención de enjuiciar a quienes hayan presentado cargos en su contra, por «difamación».

El domingo 22 de marzo, los abogados Habib Hajji, Abdelfattah Zehrache y Mohamed El Haini habían pedido en una denuncia dirigida al Fiscal General que ordenara a la Brigada Nacional de la Policía Judicial interrogar, además del denominado predicador Redouan Ben Abdeslam, al llamado raqi, una especie de exorcista o para sus seguidores, un ‘sanador espiritual’, Achraf El Hayani y al cantante Mohamed Zemrani (artísticamente conocido por El Monchid Tetuaní).

El salafista de Marraquech, Adil Reffouche, cercano al gobernante Partido Justicia y Desarrollo (PJD), expresó en un mensaje su solidaridad con Redouan Ben Abdeslam.

Además de Tetuán hubo concentraciones y marchas en Tánger, Fez, Salé y Alcazarquivir el sábado 23 por la noche. Al día siguiente, domingo 24 por la noche, se llevaron también a cabo nuevas marchas en Tánger y Tetuán. En Tánger se produjo la detención de dos personas, de 24 y 42 años respectivamente, y con antecedentes penales.

En Tánger, la resistencia a las medidas tomadas en el contexto de la emergencia del estado de salud se produjo en las zonas de Casabarata, Souani y Mesnana.

«Las autoridades dispersaron las marchas el sábado por la noche que tomaron forma en ciertos barrios populares», señalan medios locales. Hubo concentraciones solo unas pocas horas después de la entrada en vigor de la emergencia del estado de salud de personas que entonaban consignas religiosas.

Para eludir la prohibición, muchos residentes cantaron desde las ventanas y terrazas de sus casas, «Alá es grande». La policía les dejó mientras les instaba a no usar altavoces. Hay videos publicados en una red social que muestran a vecinos entonando canciones para la gloria de Alá.

Tánger tiene fama de ser uno de los bastiones de los movimientos salafistas en Marruecos, de hecho, el PJD presentó entre sus candidatos a un salafista en las elecciones generales de 2016.

En Safi se detuvo a tres personas que querían entrar por la fuerza en una mezquita para rezar en ella.

El profesor de la Universidad de Fez, Youssef El Kaidi cree que las marchas pueden haber sido demostraciones coordinadas «parecen tener la misma ideología».

Por su parte, la Dirección General de Seguridad Nacional, en un comunicado de prensa,
indicó: «Las investigaciones y consultas están en curso para arrestar a todas las personas reconocidas involucradas en la incitación, contribución o participación en la comisión de estos actos que afectan la seguridad de la salud de todos los ciudadanos».

El ministro del Interior, Abdelouafi Laftit, dio explicaciones el lunes 23 de las medidas en la Cámara de Representantes (Parlamento marroquí) y sobre las protestas no dio detalles de las investigaciones policiales.

El Consejo de Gobierno aprobó el decreto legislativo N ° 2.20.292 que entró en vigor el domingo 22. En su artículo cuatro, se castiga cualquier infracción del estado de emergencia con una pena de prisión entre uno y tres meses y / o una multa que oscila entre 300 y 1300 dirhams (entre 28 y 123 euros). El confinamiento por el estado de emergencia sanitaria será, en principio, hasta el 20 de abril.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.