Teatro: “Yo nunca”. Yo sí os creo

Luis de Luis[1]

“Yo nunca” es teatro de manos abiertas y de manos tendidas; teatro de mirar de frente y de no bajar la mirada; teatro de hoy y teatro de ahora; teatro valioso y teatro valiente; teatro de abrir las puertas y de abrirse en canal; teatro de dar la cara y de llevarla bien alta.

La función comienza en una discoteca, ese espacio nocturno donde se difuminan (que no desaparecen) las fronteras y donde se relajan (que no acaban) las miradas. Dos chicas –Ferri y Sara– y dos chicos –Jesús y Sergio– (es muy revelador que los nombres sean los de los actores) bailan hasta agotarse, hasta irse, hasta fundirse.

A partir de ahí, mediante una elaborada y concienzuda dirección de escena (que incluye acciones paralelas, mimo, fisicidad, sketches, monólogos, flashbacks) de Manuel Campos y Alba Navarro comienzan a desarrollarse las relaciones entre los personajes, relaciones de amistad y amor, relaciones cotidianas e íntimas, relaciones de sumisión y relaciones de dependencia, relaciones que afectan a su dignidad, a su autoestima, a su valoración, a su entereza, a su verdad… pues en todo ello ahonda, escarba y hurga el excelente texto que han escrito Sara Ruiz Sardón y Jesús Redondo a partir de las experiencias propias y del resto del elenco; texto con el que han logrado la proeza de conseguir  supurar naturalidad, franqueza y verdad en cada palabra, en cada situación.

El éxito, los logros de esta función, sería imposible sin la entrega de todo el reparto. Todos y cada uno de ellos se involucran durante cada segundo de la función, volcando su entusiasmo y compromiso para llenar de riqueza, cercanía y matices sus personajes.

Ferri Ballester (que borda el descaro y valentía de una mujer libre pese a los prejuicios); Sara Ruiz Sardón (que llena de sensibilidad un personaje que tiene que remontar lo irremontable); Jesús Redondo (vulnerable, sensible y resiliente como requiere su personaje) y Sergio San Millán (que resuelve con brillantez el papel más difícil, el de un sencillo y simple descerebrado).

“Yo nunca” es, además de una gran función, una declaración de principios y de firmeza, es un alegato que no alecciona sino que muestra, es una toma de posición, es un paso, adelante y al frente, a favor de los yos que deciden que los noes, son noes.

Bien hecho, Ferri; Sara ; Jesús; Sergio; Manuel y Alba.
Yo sí os creo.

 

  1. Luis de Luis es crítico teatral.

 

Ficha artística

REPARTO

Ferri: Ferri Ballester; Sara: Sara Ruiz Sardón; Jesús: Jesús Redondo y Sergio: Sergio San Millán

Dirección 
Manuel Campos y Alba Navarro
Producción
La Compañía del Krisol

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.