Walewale o cómo combatir la desnutrición

Decenas de mujeres, hombres, niños y niñas esperan a ser atendidas en el Centro de Salud Nuestra Señora del Rocío.

Walewale-desnutricion

Pese a lo que su nombre pueda sugerir, este centro se encuentra en Walewale, una localidad situada a más de 3.000 kilómetros de España, en plena sabana africana y en una de las regiones más pobres de Ghana; uno de los países, ya de por sí, más retrasados del planeta, pese a los avances que ha experimentado, en los últimos años, en la lucha contra la pobreza y el hambre.

En Walewale y sus alrededores, las condiciones de vida son duras. La inmensa mayoría de la población subsiste de lo que ella misma produce, bien sea de la agricultura, la caza o la silvicultura; pero el clima es seco y dado que solo hay una temporada de lluvias, muchos cultivos fracasan y los frutos que se recogen siempre son escasos. En esta región del norte de Ghana, el nivel de escolarización es de los más bajos del país, menos de una cuarta parte de la población sabe leer y escribir, y el fracaso y la deserción escolar son más que habituales. Todo ello es sinónimo de escasez, hambre y pobreza.

La población, en esta zona, se encuentra diseminada en pequeños asentamientos distantes entre sí y que no superan los 200 habitantes. Este patrón poblacional tiene consecuencias adversas para la prestación de los servicios básicos, especialmente los relacionados con la salud. De hecho, muchas personas han de recorrer hasta 15 kilómetros para ser atendidas en centros como el de Nuestra Señora del Rocío, regentado desde 1997 por las Hermanas de la Caridad de Santa Ana.

Al cabo del día, más de cien personas pasan por la consulta de este establecimiento sanitario con el que Anesvad.org trabaja desde hace más de una década promoviendo el Derecho a la Salud de la población local. En estos años hemos desarrollado seis programas de salud comunitaria y salud materno-infantil con resultados altamente positivos.

En este centro se atiende a gran parte de la población tanto de Walewale como de un importante número de poblados de la zona que carece por completo de cualquier tipo de asistencia sanitaria. De hecho, algunas de las personas que se acercan el centro han de recorrer a pie hasta 15 kilómetros; por eso, no resulta extraño ver cómo muchas mujeres preparan la comida para sus familias y bebés en el patio.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.