En español: «gun carriage» es una cureña, no carro de combate

La Fundéu indica que la estructura con ruedas que se emplea para montar un cañón, y que se ha usado para transportar el féretro de la reina Isabel II, es una cureña, no un carro de combate.

Cureña o armón de artillería en el que se trasladó el féretro de la reina Isabel II
Cureña o armón de artillería en el que se trasladó el féretro de la reina Isabel II

En español, un carro de combate, según el Diccionario de la lengua española, es un ‘vehículo de guerra armado, blindado y motorizado que, moviéndose sobre una llanta flexible o cadena sin fin, puede ir por terrenos escabrosos’, es decir, un tanque.

Su uso en este contexto posiblemente se deba a una traducción equivocada del anglicismo gun carriage, expresión que el diccionario de Cambridge define como ‘armazón con ruedas para un cañón’ y que se corresponde con el término español cureña (‘armazón compuesta de dos gualderas fuertemente unidas por medio de teleras y pasadores, colocadas sobre ruedas o sobre correderas, y en la cual se monta el cañón de artillería’).

Con este sentido exacto, el diccionario académico también recoge montaje y afuste, aunque esta última voz es más propia de la época de los comienzos de la artillería.

Uso inadecuado

  • El féretro será trasladado a Westminster en un carro de combate.
  • Sobre el carro de combate que llevó el féretro de Jorge VI, el ataúd de la reina ha estado custodiado por hasta mil miembros de las fuerzas armadas.

Uso adecuado

  • El féretro será trasladado a Westminster en una cureña.
  • Sobre la cureña que llevó el féretro de Jorge VI, el ataúd de la reina ha estado custodiado por hasta mil miembros de las fuerzas armadas.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.