La contaminación en México causa 20 500 muertes prematuras al año

Hace años que en EEUU se identificó el combustible Diesel UBA como cancerígeno, pero hoy día, en México se sigue sin abordar el problema, a pesar de que se sabe desde hace 16 años, lo que está ocasionando que la contaminación sea cada día mayor, y que las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como los infartos y el cáncer pulmonar, ocasionen unas 20 500 muertes anualmente.

CEMDASe trata de una de las conclusiones emitidas en el Congreso “Hacia Ciudades Saludables y Competitivas”, celebrado durante los días 25 y 26 de este mes de marzo.

Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, comentó que en el corto plazo se necesita trabajar en impulsar la disponibilidad de Diésel UBA y la publicación y aplicación transparente de la norma de combustibles limpios, pues hasta la fecha se han destinado 3600 millones de pesos (unos 202 millones de euros) para ello, y aun no se han visto los resultados. En su opinión, se debe generar una red de monitoreo en las ciudades para controlar los niveles de contaminación y evidenciar los impactos negativos en la salud de la mala calidad del aire.

Calvillo cree que se debe mejorar y renovar la flota de vehículos y desarrollar fondos, leyes y políticas públicas que mejoren la gestión de la movilidad, enfocadas en priorizar el transporte público y la movilidad no motorizada.

El conjunto de los participantes al congreso señalaron que aún se puede ser optimista porque, en la actualidad, ya se está construyendo una estrategia nacional y elaborando una ley sobre calidad del aire. Además, al final de sexenio se buscará tener Proaires (programas para mejorar la calidad del aire) en las 67 cuencas atmosféricas del país. Dicen que en términos de normas de salud, México se acerca a los estándares recomendados por la OMS y los  expertos prevén que se seguirán reforzando estas normas en los próximos cinco años.

Sin embargo, reconocen que hay aspectos muy serios que hacen imprescindible seguir impulsando acuerdos, como el número de muertes prematuras (20 500 al año); la constatación de que se ha reducido el crecimiento pulmonar de los niños y de que los adultos mayores tienen daños cardiovasculares; y que las mayores exposiciones y afectaciones se presentan a 300-500 metros de las avenidas principales, propiciando el asma, sobre todo en niños.

El sector de transporte sigue siendo la primera causa de contaminación del país y, curiosamente, aun no utiliza combustibles limpios ni dispone mejor tecnología. México cuenta con las soluciones tecnológicas para evitar amplios impactos en salud, pero aún no dispone de normas para exigir su aplicación. Y la NOM042 (tecnología para vehículos ligeros) que se utiliza es igual a la de Estados Unidos de hace 20 años.

DF, la más contaminada

En México, la generación de contaminantes atmosféricos es mayor en el Estado de México, Veracruz, Jalisco y el Distrito Federal, con un promedio de entre 6.4% y 9.4% de las emisiones por actividades humanas nacionales. En contraste, Baja California Sur, Quintana Roo, Nayarit, Tlaxcala y Aguascalientes son las menos contaminantes (1%).

Mexico-DF-limpio
Arriba, Distrito Federal sin contaminación, y abajo con el aire viciado

Mexico-DF-contaminado

El Observatorio Nacional de Salud ha clasificado a todas las ciudades mexicanas como peligrosas para la salud y, específicamente, a la Ciudad de México, donde el smog está alcanzando niveles preocupantes. Anualmente se vierten 2.814 kilogramos de plomo en aguas residuales y   547.000 toneladas de dióxido de carbono.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2012, la contaminación atmosférica le costó al país 532 679 millones de pesos (29 431 millones de euros).

Según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat, en 2010, el 61 % de las emisiones procedían de las fuentes móviles, siendo el CO2 el contaminante que representó la mayor proporción de las emisiones de dicha fuente (74 %).

Las altas emisiones asociadas a las fuentes móviles, pueden deberse a factores como el número de vehículos en circulación, la cantidad de combustible que consumen y las emisiones de vehículos sin tecnologías de control incorporadas (en 2010, el 11 % de los vehículos a gasolina no contaban con sistemas de control de emisiones). Los automóviles particulares, por ser los más numerosos, generan la mayor parte de las emisiones de las fuentes móviles; no obstante los camiones, aunque menos abundantes, contribuyen en gran proporción con las emisiones de partículas debido a su consumo de diésel.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Tras más de 30 años en el sector de la construcción en general, de la mano de una publicación para profesionales, un buen día nuevos derroteros la llevaron al mundo de la política, pero sin dejar la comunicación. Esa época determinó el comienzo de un camino dirigido a la solidaridad, a la defensa de los derechos humanos, a la denuncia. Poco después dejó España y se instaló en México. Allí comenzó a publicar en el periódico México Inteligente, donde tuvo su propia columna. Posteriormente, colaboró con el Periódico de Puebla y con revistas literarias, donde editó poesía. Un buen día contactó con Periodistas en Español, medio que le permitió relatar a los españoles lo que sucedía en el país azteca, así como describir las maravillas de su naturaleza. Tras siete años de estancia en México, a mediados de 2018 regresó a España. Actualmente sigue los avatares mexicanos y continúa contándolo en Periodistas en Español.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.