¿Cómo prevenir las lesiones por sobrecarga muscular?

Una sobrecarga muscular es una contracción involuntaria y continua de las fibras musculares. Los principales síntomas son el dolor y la pesadez en los músculos afectados. Además, suele presentarse con molestias en las articulaciones y falta de movilidad.

A veces se desconoce que se tiene una sobrecarga muscular. Parece una simple molestia que con reposo y un gel de efecto calor de Bonflex se quita y vuelta a la rutina de ejercicios. Pero puede ser que esté relacionado con el tejido muscular en el que se vea afectada una de las fibras superpuestas que sirven para contraer el músculo y permitir su movimiento.

La gravedad de las lesiones en la musculatura es variable y personal. No obstante, en la mayoría de los casos se pueden prevenir llevando a la práctica unas sencillas recomendaciones.

Actividad deporte mujer prevenir lesiones

Factores que influyen en la sobrecarga muscular

Una musculatura se sobrecarga por un conjunto de factores a los que hay que prestar atención porque, de lo contrario, puede complicar la recuperación. La sobrecarga puede producir lesiones como contracturas, estiramientos o desgarros en los músculos.

Habría que estudiar el caso de manera personalizada para determinar qué tipo de lesión hay y cómo se podría recuperar. Pero en líneas generales, ¿por qué se produce una lesión?

  1. Puede deberse a algún movimiento inadecuado durante la práctica deportiva.
  2. Falta de calentamiento previo. Esto es vital ya que la sangre tiene que circular por el músculo de manera progresiva que es lo que se consigue con el calentamiento. Si se produce un calentamiento rápido, aparece la lesión
  3. Hay que dedicar unos cinco minutos al enfriamiento. El cuerpo necesita recuperar la frecuencia cardíaca y la respiración. Por ejemplo, si estabas corriendo, acabas caminando para enfriar la musculatura
  4. Entrenamiento excesivo. El cuerpo necesita periodos de descanso. Procura que sea proporcional a la frecuencia e intensidad de tu entrenamiento
  5. Predisposición física. La genética hace que unas personas estén más predispuestas que otras a sufrir lesiones musculares
  6. Desequilibrios musculares. Los entrenamientos deben de hacerse por grupos musculares grandes, medianos y pequeños. Cada uno necesita una intensidad diferente y es prácticamente imposible trabajar un músculo de forma aislada. Por ejemplo, debes trabajar bíceps y tríceps conjuntamente ya que están dentro del mismo grupo.

¿Cómo identificar una sobrecarga muscular?

Es importante entender que una sobrecarga muscular puede producir daños de consideración y, en ese caso, debes ponerte en manos de un especialista.  Observa si encuentras estos síntomas:

  • Dolores fuertes y pesadez en los músculos trabajados
  • Si tocas el músculo, notas que está más tonificado y, además, más tenso de lo normal
  • Molestia en las articulaciones
  • Falta de movilidad y velocidad en los movimientos

Si notas estos síntomas ya sabes que tienes una sobrecarga muscular. Ahora toca, en primer lugar, estar en reposo. Si es leve y según la zona sobrecargada, el tiempo estimado de recuperación es de cuatro o cinco días. Si es un poco más complicada, debes alternar el reposo con estiramientos, aplicar frío-calor (dependiendo de la lesión) y masajes de manos profesionales.

En cualquier caso, siempre es mejor preparar a la musculatura trabajándola y acompañándola de una alimentación equilibrada, descanso y sueño de las ocho horas recomendadas. Y, ante cualquier duda, consultar siempre a un profesional de la salud.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.