Córdoba: un verano de guion

Córdoba acogerá la XII edición de «Un verano de guion», un programa de desarrollo, formación y aceleración de la escritura para medios audiovisuales nacido en 2003, que desde su primera edición se viene celebrando en Córdoba y que tendrá lugar del 20 al 24 de julio.

verano-guion-2015

Un verano de guion incluye, en esta edición de 2015, cuatro bloques de actividades: formativas, compuestas por un conjunto de cursos dirigidos a un amplio espectro de guionistas y amantes del guion; actividades de desarrollo de guion de largometraje, cortometraje, documental y serie de TV; microtutorías de orientación profesional, guion de cortometraje y guion de televisión; I Concurso de Guion de Cortometraje Abcguionistas.

Además, habrá actividades complementarias y actividades lúdico-culturales.

Como nota interesante, merece la pena anunciar que, a pesar de ser ya más de cien los inscritos a todos los talleres, aún quedan plazas y, gracias a sus patrocinadores privados, también quedan becas de alojamiento completo y otras de hasta el 40% de la matrícula.

Fue sumamente interesante oír las opiniones al respecto de Remedios Crespo y Luis María Fernández, guionista y director respectivamente, quienes formaron parte de la mesa en la presentación del curso, en la sede de la SGAE en Madrid, y que antes han sido alumnos de «Un verano de guión».

La primera habló de su experiencia en tanto que guionista espontánea, algo para lo que cualquiera puede sentirse preparado, antes de tomárselo en serio y formarse como tal. Después de varios fracasos, se dio cuenta de que no bastaba con haber visto mucho cine y saber escribir para lanzarse a la escritura de un buen guión cinematográfico, y considera por ello necesarios estos cursos en los que ella ahora va a ejercer como profesora después de haber sido alumna.

Por su parte Luis María Fernández contó cómo gracias a Abcguionistas escribió su primer guión hace ahora 12 años. Un guión que es el único que tiene sin realizar, pero gracial al cual hoy se está dedicando a lo que le gusta y puede vivir de ello, algo con lo que nunca soñó. Tampoco había soñado nunca con dirigir su próxima película en la que ya está metido, puesto que ya ha conseguido la financiación. La película se titulará «249. La noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla» y es la reconstrucción del secuestro de Emiliano Revilla 28 años después de su liberación y con protagonistas reales: «una historia que está ahí flotando en el aire y tú la coges porque tiene luz y brillo… hasta que tú la destroces» (risas). «Se trata de una película de acción que no es una reconstrucción histórica fiel sino que cuenta con ciertas licencias par ahacer más real la realidad de lo que sucedió. La idea me la dio una noticia de un periódico y sobre todo el artículo del periodista Carlos Salas contando lo sucedido. Tendrá protagonistas reales: la periodista María José Sáez, entonces una becaria pero que, a fuerza de tesón, se hizo con la noticia, el yerno de Revilla, Jesús Álvarez…»

En la presentación intervinieron asimismo Valentín Fernández-Tubau, creador de esta iniciativa y director de Abcguionistas y Ars-Medi; José Luis Acosta, guionista y presidente de SGAE; Manuel Ríos San Martín, guionista de «Sin identidad»; Remedios Crespo, guionista de «Allí abajo» y «Miel de naranjas», y Luis María Fernández, director de «La pantalla herida».

Enlaces:

  • unveranodeguion.com

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Doctor en Filología por la Complutense, me licencié en la Universidad de Oviedo, donde profesores como Alarcos, Clavería, Caso o Cachero me marcaron más de lo que entonces pensé. Inolvidables fueron los que antes tuve en el antiguo Instituto Femenino "Juan del Enzina" de León: siempre que cruzo la Plaza de Santo Martino me vuelven los recuerdos. Pero sobre todos ellos está Angelines Herrero, mi maestra de primaria, que se fijó en mí con devoción. Tengo buen oído para los idiomas y para la música, también para la escritura, de ahí que a veces me guíe más por el sonido que por el significado de las palabras. Mi director de tesis fue Álvaro Porto Dapena, a quien debo el sentido del orden que yo pueda tener al estructurar un texto. Escribir me cuesta y me pone en forma, en tanto que leer a los maestros me incita a afilar mi estilo. Me van los clásicos, los románticos y los barrocos. Y de la Edad Media, hasta la Inquisición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.