Yihadismo: ¿Tardará mucho el PSOE en volver a pedir perdón?

Como sucedió con la reforma constitucional del artículo 135, los socialistas terminará renegando del pacto con el PP.

El PSOE ha pretendido sacar su imagen de partido de Estado asumiendo que va a llegar a un acuerdo con el Gobierno del PP para aprobar una legislación antiterrorista  al aire del calentón del atentado de París.

Con ello parece que aspira a distanciarse de otras opciones que se muestran más radicales, en unos términos, o tibias, en otros. Eso no lo va a lograr.

La realidad del PSOE es la falta de credibilidad, provocada por la ausencia de discurso, en unos casos, y la incoherencia entre lo que se ha dicho y lo que se ha hecho, en otros momentos.

Su problema es que frente a la escasa dimensión de las opciones que discuten por ahora el espacio al PP, el de la izquierda está muy poblado mediante un discurso que cala en el electorado progresista.

En contra de los socialistas juegan muchos factores, algunos y muy importantes endógenos, en el interior de ellos mismos, y otros de fuera, como es el hecho de que el electorado de izquierdas es mucho más crítico y abandona su opción natural de voto mucho antes que el de la derecha. Es más, el de la izquierda migra con mayor facilidad, extraordinariamente más rápido, a otra opción que el de la derecha.

Por eso, ni tan siquiera para un posicionamiento táctico sirve el peligrosísimo acuerdo con los mismos que pretenden instaurar la cadena perpetua en España por la puerta falsa y que al mismo tiempo quieren prohibir, entre otras lindenza de la «ley mordaza«, que se hagan fotos en la calle si los protagonistas son policías, aunque para mantener el actual estatus de España como de un país democrático haya que ir al Tribunal Constitucional o al de Estrasburgo, ya que la legislación actual es inalterable al menos que esto deje de ser una democracia, como ha puesto de manifiesto una reciente sentencia.

Esta componenda sólo servirá para arrojar fuera de los sobres en futuras elecciones algunas papeletas del PSOE a favor de otras con menos complejos, porque nadie se puede creer que este sea como el Acuerdo por las libertades y contra el terrorismo que Zapatero, cuando aún era hábil, forzó a Aznar. También hará posible seguir dejando huérfanos en el progresismo español, porque no todo el desencanto socialista va a migrar ni a Podemos ni, por supuesto, a IU.

Como con el 135 de la Constitución, el PSOE renegará de este pacto, que no reconocerá, como con el otro. ni el que lo amasó.

@alvarovegacid

www.alvarovega.es

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Álvaro Vega (Córdoba, España, 1963) es periodista de la Agencia EFE, actualmente en excedencia por su pertenencia desde mayo de 2008 al Consejo de Administración de la Agencia Pública Empresarial de la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA), que gestiona todos los soportes de Canal Sur, y forma parte de la junta directiva de la Sección Española de Reporteros Sin Fronteras (RSF) desde junio de 2011. Es autor de cinco libros, cuatro ensayos ("Palacio Portocarrero. Baluarte del Renacimiento en Palma del Río", "El pato que se hizo andaluz", "El papel de la prensa en Córdoba durante la II República" y "Provincializar no existe, pero funciona") y una una novela, "El letargo de Abudia". www.alvarovega.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.