Cannes 2013: La vie d’Adèle, Palma de oro esperada, unánime y merecida

El jurado internacional de la 66 edición del Festival de cine de Cannes presidido por el director norteamericano Steven Spielberg ha atribuido la Palma de Oro a la película francesa La vie d’Adèle (La vida de Adela) del franco tunecino à Abdellatif Kechiche, confirmando así la opinión unánime de la critíca internacional que la había dado como favorita.

Abdellatif Kechiche
Abdellatif Kechiche

Un Palmarés coherente y muy razonable el de este jurado que reune en sus premios lo mejor de lo que vimos en esta selección oficial.

Desde 2008, en que fue Palma de Oro «Entre les murs» de Laurent Cantet, el cine francés no había logrado de nuevo este galardón que se lleva sin sorpresas el franco tunecino Kechiche, en el marco de una selección oficial con predominante presencia de producciones y coproducciones francesas.

Un Palmarés que pasará a la historia con la huella del buen gusto de Spielberg y de su jurado. El cineasta norteamericano ha rendido homenaje al empezar la ceremonia a «la excepción cultural francesa» que permite hoy una gran diversidad cultural en el mundo del cine.

Una cosecha 2013 que ha sido de muy buen nivel en Cannes, pues de las veinte que competían para la Palma de Oro, había por lo menos trece o catorce que tenían cualidades para figurar en el Palmarés, pero sólo siete han llegado en cabeza.

la-vie-Adele

El trabajo del director francotunecino Abdelaziz Kechiche y de sus dos actrices Lea Seydoux y Adèle Exarchopoulos ha sido destacado por el jurado. Una sorprendente película que relata una historia de amor entre dos mujeres, a través de la iniciación a la sexualidad y a la vida de una joven adolescente atraida por una artista lesbiana.

Un Palma de Oro que es una llamada a la tolerancia y a la libertad en el mismo momento en que en París los adversarios del matrimonio homosexual proseguían hoy las manifestaciones homófobas contra la ley recién aprobada por el parlamento francés que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo.

«Muchas gracias a Cannes,- ha dicho Abdellatif Kechiche al agradecer el premio junto a sus dos actrices- dedico este premio a la juventud francesa y a la juventud tunecina que ha participado en la revolución en Tunez, esa juventud que lucha por vivir juntos en libertad, para expresarse, vivir y amar libremente».

El premio al mejor guión ha correspondido a la excelente película china «A touch of sin» de Jian Zanghke, que era auna de mis favoritas en esta selección junto con «La vida de Adela». Excelente guión en efecto que plasma en cuatro historias paralelas la violencia generada por esa China contemporánea que ha pasado del autoritarismo comunista al autoritarismo ultraliberal. Una película innovadora y valiente en elmarco del cine chino actual, que denuncia la corrupción del poder y del sistema político y económico en China.

Otra buena sorpresa de este Palmarés es el premio a la mejor puesta en escena o al mejor director que ha ido a parar al director mexicano Amat Escalante por «Elli», excelente película que vimos al comienzo del festival, y que algunos habían injustamente olvidado. Escalante cierra asi una trilogia sobre la violencia en México que empezó con brio en «Sangre», y continuó en «Los bastardos». Tras su paso por «Un certain regard» era la primera vez que participaba en la competición oficial y sale coronado ahora con el premio de mejor director.

Otra favorita de la crítica internacional era la japonesa «Tal padre, tal hijo» del japonés Hirokazu Kore-Eda, que se alza con el Premio del jurado por su conmovedora historia de dos familias que descubren que sus hijos fueron intercambiados en la maternidad al nacer. Un cineasta de relieve que había triunfado ya en Cannes en 2004 con «Nobody Nows».

El premio de interpretación femenina ha sido para la actriz francesa Berenice Bejo – complice de Jean Dujardin en «the artist»- que logra aquí una buena revancha como actriz. Berenice Bejo es la intérprete principal de la excelente película francesa «El pasado» del iraní Asghar Farhadi. Un premio que no se esperaba necesariamente pues había numerosas y buenas aspirantes para en esta seleción. «El pasado» era esperada en el Palmarés en los pronósticos de la crítica, pero mas bien como un premio del jurado.

El premio de interpretación masculina ha sido para el veterano actor norteamericano Bruce Dern por «Nebraska» en el papel de un entrañable anciano que atraviesa los Estados Unidos en busca de un supuesto y millonario premio. Un roadmovie en brillante blanco y negro de Alexander Payne que había sido muy bien acogido ya en la recta final de este festival.

El Gran premio del jurado ha correspondido a los norteamericanos hermanos Coen por «Inside LLewin Lewis» por una película que había encantado a los incondicionales adeptos de los Coen, pero que a mi juicio no es la mejor película de ese brillante duo de cineastas: Si su estilo es muy propio y reconocible, su guión me parece mas flojo en esta ocasión. Personalmente lamento la ausencia de Francois Ozon y su «Joven y bonita» en este Palmarés.

Cerrando ya este elenco de premios, nuestra felicitación a la Quincena de Realizadores que dirige el crítico de cine Edouard Waintrop por segundo año consecutivo y que se alza este año con el Premio de la cámara de oro a la mejor ópera prima, para una película de su selección: «ilo, ilo» de Anthony Chen, cineasta que se lleva el primer premio en Cannes para una película made in Singapur. 36 primeros largometrajes, presentados en todas las secciones del festival de Cannes (Selección oficial, Semana de la crítica y Quincena de realizadores) competían para este reputado galardón.

El gran Premio de la Semana de la crítica ha sido para la película italiana “Salvo” de Fabio Grassadonia y Antonio Piazza. Con una mención especial para la película argentina “Los dueños” de Agustin Toscano y Ezequiel Radusky.

En la sección “Un certain Regard” ha sido galardonado el franco camboyano Rithy Panh por “L’image manquante” sorprendente documental sobre el genocidio en Camboya perpetrado por Pol Pot. La película mexicana “La jaula de oro” de Diego Quemada Diez ha recibido el premio “un cierto talento” y el premio al mejor director fue para el francés Alain Giraudie por “El desconocido del lago”.

Enlaces:

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.