Cannes 2013: cine chino y japonés en competición

“Tal padre, tal hijo” del japonés Hirokazu Kore-Eda y “A touch of sin” del chino Jia Zhang-ke han marcado con muy buena acogida la entrada del cine asiático en la competición de Cannes.

“Tal padre, tal hijo” es el duodécimo largometraje de ficción en la filmografía de Hirokazu Kore-Eda, autor también de varios documentales y uno de los directores de cine japoneses actuales mas solicitados por los festivales internacionales. Su obra, poética y profunda, evoca con sensibilidad y autenticidad los problemas humanos mas complejos, reflejo de la sociedad japonesa.

Su primer largometraje “Maboroshi” fue premiado en 1995 en el Festival de Venecia. “After life” 1998, fue el gran premio del Festival de Nantes de los tres continentes, “Nobody Knows” fue premiado en Cannes 2004 por la interpretación de Yagira Yuya, y “I wish” ganó el premio al mejor guión en San Sebastián 2011. Con “Tal padre, tal hijo” es la cuarta vez que Kore-Eda participa en el Festival de Cannes, y algunos críticos le dan ya como favorito para una Palma de Or. Me parece sin embargo un poco precipitado hacer pronósticos a estas alturas de la competición.

La familia, la paternidad y las relaciones entre padres e hijos es un tema recurrente en la filmografía de este guionista y director japonés, que aborda en esta ocasión la tragedia de dos matrimonios al descubrir que sus hijos nacidos el mismo día, cinco años atrás, fueron intercambiados por error en la maternidad.

Dos familias de orígenes sociales diferentes, que van a reaccionar de forma distinta ante esos hechos. Un adinerado y altivo arquitecto y su esposa tienen un único hijo, y el cabeza de familia que déjà a su esposa las cuestiones del hogar, atribuye una gran importancia al ADN y a la herencia sanguinea de su descendencia. La otra pareja que son comerciantes tienen en cambio tres hijos y dedican mucho tiempo a la educación y al juego en familia.

Con sensibilidad, emoción y buen sentido del humor Kore-Eda confronta las escalas de valores de esas dos familias, sus angustías, sus preocupaciones y sus dudas. La maternidad les propone indemnizarles e intercambiar sus hijos, que tienen ya la edad de cinco años, lo que resulta particularmente dificil para unos y otros.

Con un brillante reparto , que incluye a Masaharu Fujiyama, Nonomiya MIdori, Saiki Tudai y Saiki Yukari, el cineasta japonés construye esos cuatro personajes, con su diferente instinto materno y paterno, que van a evolucionar al entrar en contacto entre sí. De relieve también los niños de la película, cabe subarayar que Kore-Eda es un gran especialista en la dirección de actores infantiles, recordemos sus películas anteriores “Nobody knows” o “Kiseki”, o “I wish”.

Si el instinto materno es algo natural en la mujer que da a luz, Kore-Eda se pregunta en cambio ¿A partir de cuándo un hombre asume su paternidad ? ¿Qué lugar ocupa en la vida la herencia cromosómica y qué lugar la educación, la atención de los padres y el medio social en que evoluciona el niño ? Tales son las preguntas que van surgiendo de forma natural en este relato de vital y sobria emoción.

Tian Zhu Ding

Excelente también en esta competición oficial la película china “Tian Zhu Ding”, de Jia Zhangke, que en chino podemos traducir por La elección del cielo », y en inglés lleva el título de « A touch of sin ». Reputado cineasta chino Jia Zhangke ha abordado tanto en sus documentales (24 city) como en sus ficciones ( Stille life) temas candentes de la sociedad china actual. La deriva del comunismo chino hacia el ultraliberalismo económico y el autoritrarismo político son temas recurrentes en su filmografía.

« Tian Zhu Ding », nos habla de cuatro historias sobre esa China deshumanizada, c uatro relatos que tienen la corrupción y la violencia como denominador común. Pero si su obra anterior estaba repleta de melancolia, y su denuncia de la sociedad resultaba mas contenida, en esta ocasión la violencia de las víctimas estalla de forma explicita. Si el trasfondo social y político de las historias que relata es el eje de la película, el desenlace es en cambio aquí violento y explosivo, como si el cine coreano o japonés hubiera influenciado formalmente al cineasta chino.

Un minero exasperado por la corrupción en su pueblo , en donde la privatización de las empresas estatales ha permitido el rápido enriquecimiento de unos pocos, decide tomarse la venganza por su mano, como si se tratara de un western made in China. Un inmigrante que descubre las posibilidades de ganar dinero facil con pistola en mano. Una recepcionista de una sauna-prostíbulo que intenta ser violada por dos arrogantes empresarios, estalla también –con una ciertta dosis de humor- cual heroina de una película de kungfu. Eróticas prostitutas vestiadas de militares y en minifalda que se acuestan con los corruptos dignatarios del régimen. O un joven inmigrante y trabajador chino desesperado que opta por el suicidio.

Escenas de violencia cotidiana en la China de hoy, laboratorio ultraliberal capitalista y fábrica a bajo costo para las empresas occidentales que afirman con descarada hipocresia ignorar la exploitación practicada en la antigua China de Mao Tse Tung. Cuatro historias en cuatro regiones diferentes del país. Cuatro historias paralelas, pero cuatro personajes que tienen una relación entre si.

Enlaces:

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.