El mundo coral de Andrés Máspero

Por medio de la voz, el hombre expresa sentimientos, ideas, se comunica… Las voces unidas, en coro, acompañaron al hombre a través de su historia. El agrupamiento de personas por medio del canto es una actividad natural en todas las comunidades; llevarlo a su desarrollo artístico como medio de expresión musical en un coro organizado, es más complejo y requiere estudio y dedicación.

Andres-Maspero
Andrés Maspero

Las antiguas civilizaciones dieron al coro un lugar de preferencia en las ceremonias religiosas y artísticas. Los coros griegos sumaron su voz a la tragedia teatral, destacándolos como la voz del pueblo. En la Edad Media, el coro cantaba las alabanzas a Dios, fueron los cantos gregorianos especiales en esas ofrendas. Grandes corales compusieron Bach, Handel, Haydn, Mozart, Vivaldi. Los coros participaron en desfiles reales y militares, En el siglo XIX, esa expresión se puso en relevancia en el folclore de muchos países del mundo.

El coro está formado por diferentes tipos de voces según su registro: soprano contralto, tenor, bajo, y su disposición resalta la voz, también la mayor cantidad de cantantes y un repertorio adecuado pone en relieve la magnificencia de un coro, que puede cantar acompañado de orquesta o a “capella”.

Famosos coros como “Los niños cantores de Viena”, el “Coro Amazonia”, especializado en música Latinoamericana, “The Tallis Scholars” dedicado a música sacra del Renacimiento y los muchos coros sinfónicos, son algunos ejemplos de la fuerza del mundo coral.

Sin embargo, esta bella expresión musical parece estar en crisis. La sociedad contemporánea no parece participar demasiado en la actividad coral.

Para conocer estos aspectos, conversamos con el maestro de Coro del Teatro Real de Madrid, Andrés Máspero, quien nos habla de su larga carrera y de los desafíos del coral.

Andrés Máspero: El coro exige dedicación y yo lo concebí como una carrera en mi vida. He sido maestro de coro durante muchos años, me gradué en la Universidad de la Plata en Dirección Orquestal, y empecé en 1977 como Maestro de coro en el Teatro Argentino de la ciudad de La Plata, en Argentina.

Luego me invitaron para la reapertura del Teatro Municipal de Río de Janeiro y estuve durante cinco años en Brasil. En 1983, fui director de Coro del Teatro Colón, durante tres temporadas.

Quería perfeccionarme y tener un doctorado en una universidad americana, gané una beca de la OEA, la beca Fortabat, y estuve tres años en Washington cursando mi doctorado en Música de Cámara y Coach de Ópera. Después, me invitaron a la Opera de Dallas para continuar con la labor coral, donde fui maestro por una temporada. Surgió la posibilidad de trabajar para el Liceu de Barcelona y entonces vine a España. Estuve ocho años en el Liceu. Del Liceu estuve invitado a Frankfurt y Zubin Metha me llamó para Munich. Finalmente, me invitaron para venir al Teatro Real de Madrid como maestro del coro. Del 77 al 17, son 40 años dedicados al mundo coral.

Adriana Bianco: Una vida maestro! Sin duda, es en la ópera, donde el coro ha encontrado una realización muy importante…

AM: Sí, es verdad. El pensamiento de un compositor es que el coro en la ópera, representa al pueblo. La presencia del pueblo se manifiesta a través del coro. En el caso de los coros griegos podemos relacionarlo más con el bel canto, donde el coro es un marco de acompañamiento. La misión nuestra con el coro en el bel canto, digase Donizetti, Bellini, es pasiva. Se va relatando la historia pero no interviene como protagonista. Grandes compositores comienzan a poner el coro en otro nivel. Las columnas más importantes son: en la opera italiana, Verdi; Wagner en la alemana, en la inglesa, Britten, estos autores ponen al coro en relevancia. Ya no se viene a escuchar a la soprano virtuosa sino que se siente la presencia de un organismo colectivo. Ésta sería la gran evolución en la parte coral de la ópera. Tampoco podemos olvidarnos de la ópera francesa, con Bizet, quien ha aprovechado el valor del coro en Carmen, por ejemplo. O la opera rusa: Mussorgsky, Tchaikovsky, autores que han compuesto para grandes coros.

Dentro de la ópera contemporánea, podemos pensar en Ginastera, que tiene un manejo magistral en cuanto al coro como coro griego y como coro protagonista. Ginastera es un gran maestro en la composición coral.

AB: Qué es lo más importante para formar un coro?

AM: Varios aspectos, buenas voces, conocimiento, y cómo se destaca la voz. Hay un talento natural pero la voz tiene que ser trabajada, no basta con tener una buena voz, Hay que estudiar para tener una lectura fluída, tener una preparación vocal ya sea como solista o como parte del Coro.

AB: Hay un movimiento en Latinoamérica de promover la música para que los jóvenes se incorporen al mundo musical, con maestros como Dudamel, Benzecry, Birenbaum. Cómo se puede acercar la juventud al mundo coral?

AM: Creo que una manera de acercamiento a la música coral es a través de la iglesia. Otra manera, es la educación en las escuelas. Recuerdo que en Argentina, en la escuela pública teníamos música y se cantaba, formábamos coros, cantábamos marchas. En Europa hay esa educación musical, pero en algunos lugares se está perdiendo.

Por el deporte hay otro buen camino. Tenemos un momento crucial del canto en coro, en los partidos de fútbol, todos, a su manera, cantan el himno.

He vivido en diversas sociedades y he visto en las Iglesias protestantes, en Estados Unidos, el entusiasmo en los coros por cantar. También, los coros, cuando empiezan los partidos de hockey o fútbol. Cantar en un coro ayuda a socializar. A mi me encantaba ir a los ensayos porque hacía amigos. El coro es una actividad social, la gente se conoce, se intercambian ideas, se participa. La socialización es otra forma de acercar a los jóvenes.

AB: En la actualidad hay, sin embargo, una crisis coral

AM: Recuerdo que cuando enseñé en la Escuela Reina Sofia de Madrid costaba mucho trabajo porque los chicos me decían: “Yo sólo quiero tocar un instrumento”. Pero se puede aprender violín y cantar, es una complementación. Entrar en un coro es parte de la educación musical.

En Alemania, por ejemplo, los cantantes que quieren hacer carrera no audicionan para coro. Hay un criterio por el cual se juzga a un cantante de coro, nada más que como cantante de coro. Si alguien quiere hacer un primer papel no debe entrar en un coro.

AB: Al contrario, debería considerarse una buena práctica

AM: Absolutamente. Por suerte no sucede éso en todas partes, ni en todos los teatros alemanes.

Actualmente hay una gran cantidad de cantantes que no pueden seguir la carrera, por diversas razones, y entonces, los coros los absorben y así, se mantiene el nivel coral.

El instrumento primario es la voz humana. La voz humana es lo que nos ha permitido expresar el sentimiento, la voz expresa nuestro modo de sentir. Incluso, un golpe de tristeza o un schock puede hacerle perder la voz a un cantante, a una persona. Esa voz puede ser naturalmente importante o especial. Después viene la escuela, la impostación, la técnica.

El primer contacto que tiene un niño en la escuela es con su himno nacional, es la primera audición, allí, se distribuyen las voces. Recuerdo que en Argentina enseñé solfeo y había muchachos que entonaba de una manera angelical y otros que solo hacían ruido. Ahora, para entrar en un coro tienes que tener además de buena voz, una educación musical.

Hace apenas unas décadas, la sociedad cantaba más, los pescadores cantaban para acompañarse en su tarea, los marineros cantan, lo que se llama el shanti, en la marinería. Hay sociedades con una tradición de canto colectivo. Hay pueblos muy musicales, con un gran cancionero popular, Italia, España, todavía algunas canciones se conservan.

Es probable que, actualmente, haya un momento de crisis, pero es cuestión de continuar alentando los coros y a los jóvenes para que participen en ellos. El coro es una bella actividad musical, con una larga tradición.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.