Inicio / BLOGS / Lorca y el Romance del ajedrez

Lorca y el Romance del ajedrez

La villa murciana de Lorca contiene uno de los romances españoles más conocidos relacionados con el ajedrez, el Romance de Fajardo también conocido como Romance del Ajedrez o del juego de ajedrez.

Romance Fajardo
Romance Fajardo

Cuenta la leyenda que Alonso Fajardo ‘El Bravo’, alcaide de Lorca, y el sultán o rey de Almería, quien fue efímeramente rey de Granada, Mulay Boabdelín, se jugaron en una partida de ajedrez las ciudades de Lorca y Almería. Es el conocido como Romance de Fajardo que luego Lope de Vega (1562-1635) popularizó en una de sus comedias.

El texto antiguo, fue recreado por Lope de Vega, en la tercera jornada de su comedia fronteriza ‘El primer Fajardo’, creada entre 1610 y 1612, pone en acción la partida de ajedrez entre el sultán y Fajardo, dándola mayor realce al hacer que dos músicos canten al mismo tiempo los versos del romance:

Jugando estaba el rey moro y aun al ajedrez un día
con aquese buen Fajardo, con amor que le tenía.
Fajardo jugaba a Lorca y el rey moro Almería.
Xaque le dio con el roque, el alférez le prendía.
A grandes voces le dice el moro: “¡La villa de Lorca es mía!”
Allí hablara Fajardo, bien oiréis lo que decía:
“Calles, calles, señor rey, no tomes la tal porfía,
que aunque tú me la ganases ella no se te daría:
caballeros tengo dentro que te la defenderían”.
Allí hablara el rey moro, bien oiréis lo que decía:
“No juguemos más, Fajardo, ni tengamos más porfía,
que sois vós tan buen caballero que todo el mundo os temía”.

Los dos contendientes vivieron realmente aunque la leyenda se mezcla con la historia y así se sitúa la partida, según unas fuentes en 1453 y otros historiadores citan el 1457. Hasta su resultado no está claro, mientras la leyenda popular afirma que perdió Fajardo, debido al jaque que acompaña al dicho: “¡La villa de Lorca es mía!”, otros apuntan que terminó en tablas por la frase, “No juguemos más, Fajardo, ni tengamos más porfía”, lo que abogaría por un entendimiento en las guerras.

En cuanto a los datos reales de los contendientes, el sultán Abū `Abd Allāh Muhammad az-Zaghall de Granada, llamado por los castellanos El Zagal (del árabe, shajae, el valiente) fue emir de Granada de 1485 a 1486 con el nombre de Mohamed XIII y sultán de Almería hasta 1489 cuando capituló la ciudad. Fue el penúltimo rey de la dinastía nazarí y en 1491 volvió a Marruecos donde fue encarcelado por el sultán watásida de Fez, Abu Abd Al·lah al-Sheikh Muhámmad ibn Yahya, quien ordenó que le cegasen los ojos.

Respecto a Alonso Fajardo, alcaide de Lorca, era apodado por unos ‘el Bravo’ y por otros ‘el Malo’ –algunos lo consideraban un traidor-; ubicado en una de las zonas más peligrosas, había acometido empresas singulares, como la victoria obtenida en los Alporchones, el 7 de marzo de 1452, tras lograr aunar las huestes cristianas, separadas como consecuencia de las conflictos que asolaban Castilla en los últimos años del reinado de Juan II (1405-1454).

También es recordado por una carta que envió al sucesor de Juan II, el rey de Castilla, Enrique IV (1425-1474), mientras se encontraba sitiado en la fortaleza de Lorca por las tropas reales, ya que se le acusaba de querer entregar la villa de Lorca al reino nazarí en el conflicto de poder existente: Así, se le adjudica la frase “soez cosa es un clavo, y por él se pierde una herradura, y por la herradura un caballo, y por un caballo un caballero, y por un caballero una hueste, y por una hueste una ciudad o un reino”. La fecha de 1461 es la que se baraja como la de su fallecimiento.

Hay que recordar que Lorca fue una ciudad fronteriza, punta de lanza del cristiano reino de Murcia (que pertenecía a la corona castellana) frente al reino nazarí de Granada. Así, Lorca fue base de partida para incursiones a territorio enemigo. Será la citada batalla de Los Alporchones la que, por un lado, dé fin a los enfrentamientos en la frontera de la zona murciana en el reinado de Juan II, (quien en 1442 concedió a Lorca el título de noble ciudad), y por otro, los Reyes Católicos, para conmemorarla, concederían a Lorca, en 1488, las villas de Huércal y Overa –localidad hoy almeriense que no se independizó como villa propia hasta 1668-.

El llamado ‘Romance de Ajedrez o de Fajardo’, se propagó en la segunda mitad del siglo XV y fue rescatado por Lope de Vega en una de sus comedias, reivindica la figura del alcaide Fajardo, un noble, que, todo sea dicho, tenía buena amistad con los alcaides del otro lado de la frontera, lo que le valió el citado apodo de ‘El Malo’, de ahí que se dispute al ajedrez su ciudad a cambio de otra enemiga.

La leyenda de una partida de ajedrez no es la primera vez que se aborda en la conquista entre cristianos y musulmanes en la entonces España medieval. Siglos antes, Ibn Ammar de Silves o Abenamar (1031-1086), favorito de Al-Mu‘tamid, derrotó al rey castellano Alfonso VI (1040-1109) en una partida de ajedrez por la ciudad de Sevilla. Habría que recordar que el ajedrez fue introducido en la Península Ibérica básicamente de la mano del cantor persa Ziryab (789-857), procedente de Bagdad y quien recaló en Córdoba.

Cartel del Torneo de Ajedrez de Lorca 2016
Cartel del Torneo de Ajedrez de Lorca 2016

Precisamente estos días tiene lugar la celebración de la quinta edición del Torneo Internacional de ajedrez Ciudad de Lorca que se disputa desde el pasado lunes 26 y hasta el viernes 30 de diciembre con la presencia de 180 jugadores de 30 países, medio centenar más de los que lo disputaron el pasado año, es buena ocasión para recordarlo.

El hotel Jardines del Amaltea será el escenario de la competición, que organiza el Club de Ajedrez de Lorca y para la que se inscribieron cinco ajedrecistas que actualmente figuran entre los cien mejores del mundo y varios de los mejores jugadores de España.

El torneo se encuentra entre los diez más importantes de España, y en paralelo al mismo, se llevan a cabo varias actividades como la primera edición de un torneo nocturno, una proyección de la película ‘El sacrificio del peón’, traducida en España como ‘El caso Fischer’ y dos clases magistrales de calidad suprema impartidas por dos entrenadores con categoría FIDE, el maestro internacional Michael Rahal, y el gran maestro Marc Narciso Dublan, actual campeón de España de Ajedrez Relámpago 2016.

Lorca ha recreado la partida en un ajedrez viviente pero eso sí, como no se dispone de los datos exactos ni ningún vestigio del histórico duelo de la leyenda se ha reproducido otras más recientes y conocidas.

Sobre Jesús Cabaleiro Larrán

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona con estudios de doctorado, posee estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2016. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Ver también

Xulio Formoso: Emanuel-Lasker

Lasker, campeón que más disfrutó del título mundial de ajedrez

El alemán Emanuel Lasker (1868-1941) ha sido el campeón mundial de ajedrez que más tiempo …