CDB: un aliado natural contra el insomnio

Pocas cosas trastocan la vida diaria de una persona como tener problemas para conciliar el sueño. Los que han luchado con esta contingencia generalmente han probado un buen número de posibles soluciones que suelen tener éxito dispar: ejercicio regular, meditación, higiene del sueño, melatonina, magnesio… son opciones que no recurren a los fármacos y que pueden ayudarnos a regular mejor nuestros ciclos de sueño.

planta de cannabis
planta de cannabis

Entre estas posibilidades aparece de forma reciente, como remedio natural contrastado el CBD, o el cannabidiol, un compuesto no psicoactivo que se encuentra en la planta de cannabis o cáñamo. La venta de hachis CBD en Justbob, disponible online en España, nos permite comprobar la eficacia de este compuesto contra el insomnio, entre otros desórdenes.

El insomnio: un problema complejo

Ciertamente, existen opciones naturales para enfrentarse al insomnio, pero a menudo muchas de ellas se muestran eficaces solamente por ciertos períodos de tiempo, sobre todo si se trata de plazos en los que el paciente puede mantener la mente alejada de problemas acuciantes.

Los testimonios de los afectados suelen comentar que ocurre que, tan pronto como aparecen preocupaciones más intensas, la eficacia de muchos de los remedios probados se disipa.

En esos casos muchos médicos finalmente recurren a recetar fármacos, que suelen ser coincidentes con los medicamentos que muchos doctores asignan a los pacientes para tratar la ansiedad. Si bien este tipo de solución puede ayudar a conciliar el sueño, también abundan los pacientes que relatan los efectos secundarios que acarrean. Son numerosos los casos de quienes pasaban todo el día siguiente sin capacidad de concentración, sintiéndose como zombis o con náuseas.

La conclusión de buena parte de estos pacientes es que no sirve de mucho forzar el sueño farmacológicamente, si a la mañana siguiente te vas a sentir igual de terrible que después de una noche de mal sueño.

Un enfoque nuevo para un viejo problema

En las últimas décadas, los científicos han descubierto la existencia de un sistema de comunicación bioquímica en el cuerpo conocido como sistema endocannabinoide. Esta compleja red de receptores de cannabinoides se encuentra distribuida por todo el cuerpo y en el sistema nervioso central, donde se sitúan las operaciones que regulan el sueño principalmente.

También hemos aprendido que el cuerpo puede fabricar cannabinoides endógenos que actúan como mensajeros químicos, y que el uso de productos a base de cannabis puede tener ese mismo efecto. La investigación ha encontrado que las personas pueden llegar a sufrir una deficiencia de endocannabinoides, que tendría como resultado muchos síntomas diferentes, entre los que se incluye la dificultad para dormir.

Los científicos aún están profundizando en la investigación de cómo exactamente los cannabinoides mejoran el sueño. Los hallazgos contrastados hasta el momento sugieren que tiene que ver con la forma en que los endocannabinoides interactúan con las proteínas y los receptores químicos en el cerebro.

Se ha investigado el modo en que esta señalización influye en la actividad de varias hormonas, neurotransmisores y otras células que afectan mecanismos vitales como el ciclo de sueño-vigilia, la regulación emocional y el dolor.

Otro posible contribuyente clave es un tipo de terpeno llamado mirceno, que se encuentra en cepas con alto contenido de CBD. Los terpenos son compuestos orgánicos cíclicos, de carácter aromático, que suelen encontrarse en plantas y frutas, y que están en la base de los tratamientos de aromaterapia. Se ha encontrado que el mirceno tiene efectos sedantes, corroborando efectos bien conocidos anteriormente, ya que este compuesto se encuentra también en altos niveles en el lúpulo con el que se fabrica desde hace siglos la cerveza.

Es esta combinación de factores la que lleva a varios profesionales médicos a afirmar que el CBD mejora el descanso al reducir la ansiedad y el dolor, permitiendo que las personas activen sus mecanismos naturales de sueño y que estos puedan funcionar correctamente.

¿Puede el CDB mejorar la calidad del sueño?

La buena noticia es que las evidencias recogidas constatan que el cannabidiol puede mejorar la calidad del descanso al disminuir la cantidad de tiempo necesario para conciliar el sueño, aumentar el sueño profundo y reparador, consiguiendo minimizar ciertos factores que interrumpen el sueño.

Para certificar esto, los estudios se han centrado en comprobar que el cannabidiol puede ser beneficioso para ciertos trastornos del sueño que afectan los ciclos REM. En este aspecto, se constató que los pacientes con enfermedad de Parkinson mostraron una mejora en los síntomas relacionados con el trastorno del comportamiento del sueño REM después de ser tratados con CBD, según estudios llevados a cabo en el departamento de neurociencia de la Universidad de Sao Paulo.

También se han encontrado evidencias de mejoras en la ansiedad y los trastornos del sueño relacionados con el trastorno de estrés postraumático, incluso en casos de niños que sufrían este tipo de desorden.

¿Se puede usar para tratar el insomnio?

El impacto del cannabidiol en el sueño puede depender de la dosis, según las últimas investigaciones. Un estudio con pacientes con insomnio encontró que una dosis moderada de 160 mg / día aumentó la cantidad total de tiempo de sueño y disminuyó la cantidad de despertares durante la noche. Los ensayos clínicos que han analizado y revisado estos resultados han llegado a conclusiones similares, resaltando la disminución significativa en la cantidad de tiempo que los pacientes tardaban en quedarse dormidos.

Estos resultados establecen que el uso a corto plazo de CBD puede mejorar el insomnio al disminuir la cantidad de tiempo que se tarda en conciliar el sueño y aumentar el sueño NREM y de onda lenta. Sin embargo, es importante tener en cuenta que se necesitan más estudios sobre el uso crónico de esta forma natural de tratamiento.

¿Dejará de roncar?

Este es otro problema diferente, pero que también resulta muy importante si de lo que hablamos es de la calidad del sueño. Cualquiera que se haya visto afectado, al compartir espacio con alguien que ronca, podrá atestiguar hasta qué punto tiene un gran impacto en el desarrollo de su descanso. Las personas que roncan también pueden tener trastornos del sueño debido a que sus ronquidos son lo suficientemente graves como para afectar su respiración y oxigenación al cerebro.

La investigación ha encontrado que los endocannabinoides pueden proteger al cerebro de los síntomas relacionados con la apnea obstructiva del sueño (AOS), una condición que causa patrones anormales de respiración mientras se duerme. Los estudios adicionales también mostraron una reducción en los episodios de apnea en adultos con AOS.

Referencias:

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.