González-Páramo (BBVA): la unión bancaria sirve para reducir los problemas

Pese a los avances para aminorar la fragmentación, considera que no aún no se ha hecho lo suficiente

José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo del BBVA, comienza su exposición

José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo del BBVA, cree que “la unión bancaria permite reducir la posibilidad de que haya dificultades o problemas” y,si bien el proceso de su construcción ha avanzado de una manera importante en los últimos tiempos, no se debe bajar la guardia para llegar  a cerrarlo satisfactoriamente.

El directivo bancario cree que “se ha reducido la fragmentación en Europa, pero no lo suficiente”, ya que a una pequeña y mediana empresa española le cuesta el doble la financiación a una alemana, “y eso no es compatible con una unión bancaria”.

En cualquier caso, “desde el peor momento de la crisis las condiciones financieras de la zona euro han mejorado”, a partir de la creación la moneda única, ya que cuando el control externo se dejaba a las agencias de calificación y a la disciplina de mercado, “se perseguía una mínima pérdida de soberanía nacional”, situación que se cuestionó tras “una segunda oleada de crisis” que se dio en Europa tras la de Lehman Brothers, que fue la de la deuda soberana, generada por diversos motivos.

A partir de ahí, González-Páramo señaló que se necesitaba romper el círculo vicioso banco-soberano, reforzar la arquitectura institucional del euro, suprimir los sesgos de la supervisión nacional, restaurar el canal de transmisión de la política monetaria única y minimizar el coste para el contribuyente.

En su opinión, “la solución a estos problemas es la unión bancaria”, en la que se implanten las mismas normas de gestión de crisis en la zona euro, en las que la “resolución no debe depender del soberano del país donde se produce la crisis” y donde haya las mismas normas de protección de depósitos.

Por eso, especificó, “es preciso disponer de un mismo intérprete de las normas, una misma autoridad para cualquier banco en el área y las mismas normas de protección de depósitos con una única autoridad”.

Ya hay una única autoridad de resolución y se ha trabajado para reducir la exposición del contribuyente a la resolución de los problemas, aunque, en todo caso, precisó, “la unión bancaria es sólo parte de un proceso de reregulación dentro de la Unión Europea”.

El consejero ejecutivo del BBVA entiende que “los avances producidos nadie se los hubiese creído hace dos años” hasta lograrse un mecanismo único de supervisión y de resolución en el que no hay dos niveles de supervisión, sino que se se ha creado sólo uno, el Banco Central Europea (BCE).

José Manuel González-Páramo

En este nuevo diseño, algunas entidades pequeñas serán supervisadas a través de las autoridades nacionales, aunque bajo las normas y supervisión del BCE, que podrá reclamar en cualquier momento los expedientes.

Por último, José Manuel González-Páramo no se mostró tan optimista respecto a la unión monetaria. “Si sobre la unión bancaria se puede decir -señaló- que se ha avanzado mucho y se puede ser optimista de que se complete el proceso de una manera satisfactoria, hay dudas sobre la unión monetaria y las decisiones que tomará la nueva Comisión Europea”.

González-Páramo abrió la segunda sesión del curso “La Europa que deja la crisis”,  que, bajo la organización de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), se celebra dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander.

Enlaces:

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.