Marruecos no permitió ver en el Sahara la final de la Copa Árabe de fútbol

Marruecos quiso impedir por todos los medios a su alcance que la población que vive en las ciudades saharauis pudiera seguir de forma pública la final de la Copa Árabe de fútbol entre Argelia y Túnez que terminó con el triunfo argelino 2-0 tras la prórroga.

Fue el partido que no existió en el Sahara aunque sí lo hizo la brutal represión anterior y posterior que ha llegado hasta Naciones Unidas.

Los anteriores triunfos de Argelia ante Catar en semifinales, y ante la propia Marruecos en cuartos de final, ya alertaron previamente a las fuerzas de seguridad marroquíes para evitar que se celebraran públicamente y se convirtieran en manifestaciones de protesta en las calles de la ciudades saharauis, por lo que decidieron desautorizar a quien viera de forma abierta y pública la final de la Copa Árabe.

El Aaiún, fue tomado por la Policía y fuerzas auxiliares, con vehículos antidisturbios ya antes del partido y las autoridades marroquíes cortaron calles y prohibieron a cafeterías y bares abrir sus puertas durante el encuentro e instaron a los ciudadanos a permanecer en sus casas, estableciendo una especie de toque de queda.

Efectivamente, en la cafetería Ben Said en la capital saharaui irrumpieron deteniendo a clientes y camareros tan solo por estar viendo el partido siendo trasladados a Comisaría. También se produjeron algunas detenciones como en Smara donde se detuvo a Haidi Mohamed El Aghdaf de diecisiete años.

El representante de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en Naciones Unidas, Sidi Mohamed Omar, expresó la «fuerte condena» a la nueva ola de violencia salvaje lanzada por las fuerzas de seguridad marroquíes en respuesta a las celebraciones pacíficas espontáneas de cientos de saharauis en las calles de las ciudades del Sahara Occidental por el triunfo de Argelia en la Copa Árabe de Futbol.

En los anteriores partidos, el pasado 11 de diciembre, tras la eliminación de Marruecos en los penaltis por 5-3 en los cuartos de final, en las calles comenzó a celebrarse la victoria argelina y se solicitó la autodeterminación, desafiando la amenaza policial acabando la jornada en disturbios y detenciones masivas en El Aaiún y Smara. Entonces se llevaron a cabo numerosas detenciones de jóvenes saharauis de los barrios de Maatalla, Al Hachicheh y Deir Edek en El Aaiún.

Entre los detenidos se encontraba el periodista saharaui y miembro de la organización Nushatta FoundationLuali Lahmad, a quien las fuerzas marroquíes acusaron de organizar una manifestación tras el partido. Fuentes saharauis denunciaron que fue torturado.También un joven, Bachar Gdan, fue agredido por paramilitares marroquíes tan solo por llevar una camiseta de Argelia.

En Marruecos tras la derrota por penaltis, su prensa censuró las «excesivas» felicitaciones llevadas a cabo por parte de las autoridades argelinas a su selección de fútbol.

Hay que recordar que en 2019 ya hubo una fuerte represión tras la victoria de Argelia en la Copa África de Naciones (CAN) de fútbol por 1-0 ante Senegal, que tuvo como consecuencia el asesinato de una joven saharaui y cinco heridos además de varios detenidos.

Por otra parte, en esta ocasión los jugadores de la selección argelina expresaron su solidaridad con el pueblo palestino tras la semifinal ante Catar, otra señal para un Marruecos que ha normalizado y fortalecido sus relaciones, incluida la militar, con Israel, a pesar de la oposición de su propia opinión pública.

También hay que recordar que Argelia anunció que no acudiría al Campeonato Africano de Balonmano, a celebrarse en enero de 2022 por tener, como una de las sedes, la ciudad saharaui de El Aaiún. La Confederación Africana de Balonmano decidió, de momento, suspender la competición.

En los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en los territorios de la RASD y en la diáspora saharaui se vivió como un triunfo propio, aunque la celebración también se vio empañada, por un accidente en el que murieron dos jóvenes saharauis.

El simbolismo político se acentúa en el actual contexto de la ruptura de relaciones diplomáticas entre Marruecos y Argelia, además de la reanudación del conflicto armado con el Frente Polisario que hostiga en una guerra de desgaste a las fuerzas atrincheradas en el muro marroquí.

Hay que citar que el Sahara cuenta con una selección propia que además presentó en España su propia equipación. Aunque no está reconocida oficialmente, La Federación Saharaui de Fútbol ha podido organizar varios encuentros con selecciones de naciones sin Estado, así como otros partidos como el celebrado en Gasteiz contra el Abetxuko, de Regional Preferente, el pasado 1 de julio, que concluyó 2-2.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Titulado en ajedrez por la UAH y UNED. Amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

1 COMENTARIO

  1. Increíble, hasta el fútbol, cuando el resultado es adverso, lo prohíbe su majestad Mohamed VI, dictador donde los haya. Petetico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.