Argelia oficializa el tamazight

Argelia ha aprobado este domingo 7 de febrero de 2016 la reforma de la Constitución. Los diputados y senadores argelinos reunidos -la Asamblea y el Senado conforman así el llamado Congreso- han aprobado el proyecto de reforma constitucional por 499 parlamentarios. Tan sólo dos han votado en contra y 16 se han abstenido, solo el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) se opuso a la aprobación.

Votación por las Cámaras argelinas en favor de la nueva Constitución.
Votación por las Cámaras argelinas en favor de la nueva Constitución.

En el nuevo texto destaca la recuperación de la norma que limita a dos periodos de cinco años el número de mandatos presidenciales, reformada por el presidente Abdelaziz Bouteflika en 2008, e impide a aquellos que tienen doble nacionalidad optar a un alto cargo en la administración del estado, cambio que ha enfadado a los argelinos que mantienen la nacionalidad francesa desde los tiempos de la colonización.

Casi un millón de argelinos vive en otros países de la Unión Europea; unos 150.000 en América del Norte, sobre todo en Canadá, adonde siguen llegando a buen ritmo. Entre otras cosas, el carácter francófono de Quebec les anima a hacerlo.

El proyecto de reforma constitucional reconoce y garantiza, por primera vez, la libertad de prensa. Por este motivo, Reporteros Sin Fronteras (RSF) celebra esta revisión y llama a ponerla en práctica en adelante, a armonizar la legislación actual con la nueva Constitución, en línea con los convenios internacionales ratificados por el país.

El artículo 41b prevé la garantía de la libertad de prensa y anula cualquier pena privativa de libertad contra los periodistas «en el marco de la ley y el respeto de los constantes y valores religiosos, morales y culturales de la nación». Por su parte, el artículo 41c aborda el derecho a la información y pone sus límites “en los demás derechos, en los intereses comerciales legítimos y en las exigencias de la seguridad nacional».

Pese a los textos oficiales, Argelia ocupa el puesto 119, de 180 países, en la Clasificación Mundial 2015 de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras, por delante de los países de su entorno como Túnez (126), Marruecos (130), Libia (154) y Egipto (158).

Otro aspecto destacado de la reforma es que se reconoce la lengua bereber, tamazight como oficial en el país, junto al árabe. El tamazight es a partir de ahora una «lengua oficial» mientras el árabe sigue siendo «la lengua nacional y oficial del Estado». Esta denominación de amazigh es común en Argelia y Marruecos, y, desde mediados del siglo XX, se tiende a emplear el término original, en vez de ‘bereber’, un término importado, para reagrupar a todas las etnias bereberes: cabileños, chleuh, tuareg, etc.

Un manifestante iza la bandera amazigh en un pasado acto en Argelia.
Un manifestante iza la bandera amazigh en un pasado acto en Argelia.

El tamazight, término más empleado es usado por los propios amazighófonos para designar a su lengua cuenta con diferentes variantes, es hablado por unos 10 millones de personas, es decir una cuarta parte de la población de Argelia.

El Alto Comisionado de la Amazighidad (HCA), un organismo oficial encargado desde 1995 de la promoción de la lengua bereber, se felicitó de la oficialización del tamazight. Esta medida prevé la creación de una Academia tamazight, encargada de promover esta lengua. El tamazight había sido hasta ahora una lengua no reconocida.

A partir de los años 1990, el estado argelino mostró cierta apertura ante las reivindicaciones identitarias y lingüísticas de esta población. A pesar de ello, no han faltado las protestas e incidentes (tanto en la Gran Cabilia como en Gardhaia) en diversos períodos. Estas manifestaciones, esporádicamente muy violentas, persisten sobre todo en la zona de Gardhaia (a 600 kilómetros al sur de Argel); porque al fenómeno lingüístico se suma otra complejidad cultural y étnica distinta, con matices religiosos. En Cabilia, las últimas protestas masivas en reivindicación del tamazight tuvieron lugar en 2001. La enseñanza del tamazight fue introducida en los establecimientos escolares en 1995 en algunas regiones del país donde el bereber es la lengua materna.

Seis años antes, en 1996, la identidad amazigh había sido reconocida en la nueva Constitución como parte integrante de la identidad nacional, junto al islam y el arabismo. En 2009, se lanzó una cadena de televisión con programas en lengua tamazight y sus variantes.

Pero más de 20 años después de la creación del HCA, su enseñanza se lleva a cabo solamente en 22 de los 48 departamentos del país, según estadísticas de este organismo. Su oficialización tardará a la espera de su uniformización, y de un consenso sobre su transcripción, objeto de controversia entre los partidarios de los caracteres bereberes (autenticidad) o árabes (islamidad). La Cabilia es una de las regiones argelinas con más identidad amazigh.

En Marruecos también fue reconocido el tamazigh. El Instituto Real de la Cultura Amazigh (Ircam) fue creado en 2001, y trabaja en la normalización lingüística de este idioma en Marruecos, normalización que culminó en 2011 con la reforma constitucional que declaró al tamazigh lengua oficial, al igual que ha sucedido ahora en Argelia. Según los datos oficiales lo hablan el 28 % de la población.

En lo que se refiere a su inclusión en el ámbito mediático y audiovisual, la apertura en 2010 del Canal Tamazight de televisión (Maroc 8), emite el 70% en tashelhit, rifeño (tarifit) y tamazight (las tres variantes del tamazight de Marruecos).

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2019. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.