Cáncer de pulmón: el riesgo de haber fumado

Actualmente el cáncer (CA) es la segunda causa de morbilidad y mortalidad con ocho millones de fallecimientos anuales a nivel mundial, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En 2015 había 32,6 millones de pacientes con cáncer diagnosticados en el mundo, 14 millones de nuevos casos y 8,2 millones de muertes, proyectándose un aumento del 70% para las próximas dos décadas, lo que supone que en pocos años será la primera causa de muerte en el mundo excluyendo las neoplasias de piel no melanomas.

El cáncer de pulmón ha sido el más prevalente por décadas y sigue en aumento.

La incidencia de cáncer de pulmón está directamente relacionada el nivel de exposición a tabaquismo durante la vida, y ocasiona aproximadamente el 22 % de las muertes por cáncer en pacientes, aunque la exposición al humo puede aumentar el riesgo de esta enfermedad hasta 30 veces. Este disminuye exponencialmente si se abandona el hábito tabáquico y la adicción, especialmente si ocurre en etapas tempranas de la vida, antes de los 40 años de edad.

El cáncer se produce por la transformación de células normales en células tumorales en un proceso en varias etapas que suele consistir en la progresión de una lesión precancerosa a un tumor maligno.

Estas alteraciones son el resultado de la interacción entre los factores genéticos del paciente y tres categorías de agentes externos, a saber: carcinógenos físicos como radiaciones ultravioletas, químicos, como el amianto, el mhumo, las aflatoxinas, y el arsénico, o los biológicos, virus, bacterias y otros parásitos.

Si además del hábito del tabaco se ingiere alcohol, no se procura una actividad física diaria y se tiene una mala alimentación, el riesgo de cáncer se multiplica exponencialmente de lo que se deduce que entre el 30 y el 50 % de los cánceres se pueden evitar especialmente si se reducen los factores de riesgo y se aplican estrategias preventivas de base científica. De igual forma, la detección precoz, la posibilidad de abordarlo con un tratamiento y los cuidados diarios del paciente, pueden hacer que este sobreviva y tome conciencia del problema de salud tan importante que supone padecer cáncer.

Si tiene una tos persistente que no se va, si se queda sin aliento, pierde peso, tiene sangre si expulsa moco, sibilancias, dificultad para tragar o hinchazón anormal de cara o venas del cuerpo es posible que tenga cáncer de pulmón y no lo sepa. El diagnóstico del cáncer de pulmón de células no pequeñas será abordado por su médico especializado en oncología que será el que determinará el tipo de cáncer mediante varias pruebas entre ellas, una analítica completa, una broncoscopia, una toracoscopia, mediantinoscopia, pruebas de inmunohistoquímica, una biopsia y una ecografía endoscópica, entre otras, y comprobará cuál será su tratamiento inmediato.

Si se encontrara un cáncer de pulmón en la mayoría de casos, la cura no es factible si bien se están haciendo actualmente ensayos clínicos en varios hospitales, de células no pequeñas en cualquier estadio ya sea el cero o el cuatro, más avanzado. Es importante comprobar de igual forma, si se ha diseminado el cáncer y cuáles son los órganos afectados; esto se comprobará mediante una tomografía axial computerizada, por emisión de positrones o mediante una resonancia magnética. El cáncer se puede haber diseminado a través del tejido, del sistema linfático o por la sangre con lo cual, en el caso de producir metástasis, el abordaje será complicado y el paciente tendrá que comprobar con su médico cuál es la calidad y esperanza de vida que tiene una vez que disponga de todas las pruebas.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

PhD, Doctora C.C. Información / Periodista / Editora Adjunta de Periodistas en Español / Divulgadora Científica / Profesora Universitaria / Fotógrafo / Comprometida con la Discapacidad, los Derechos Humanos, la Infancia y la Tercera Edad / Miembro Consejo Asesor de la Fundación Juan José López-Ibor / Miembro del Comité Asesor de Ética de Eulen Servicios Sociosanitarios / Miembro de The International Media Conferences on Human Rights (United Nations, Switzerland) / Presidenta de D.O.C.E .- (Discapacitados otros Ciegos de España) - www.asociaciondoce.com / Coautora del libro EL CEREBRO RELIGIOSO junto a la Profesora López-Ibor. Editorial El País Neurociencia https://colecciones.elpais.com/literatura/62-neurociencia-psicologia.html / Autora del Libro Fotografía Social.- Editorial Anaya / Consultora de Comunicación Médica. www.consultoriadecomunicacion.comContacto Periodistas en Español: [email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.