¿Cómo integrar a los trabajadores de tu equipo?

La llegada de nuevos trabajadores a la empresa e, incluso, el hecho de que haya ya un equipo fijo desde hace tiempo, implica la necesidad de integrar a los miembros. Es lógico que algunos se lleven mejor entre ellos por cuestiones de gustos, afinidad o porque formen parte del mismo departamento.

motivación laboral empleados

No obstante, es importante fomentar el espíritu de cooperación y, en la mayor medida de lo posible, que todos tengan una buena relación con todos. Por ese motivo, vamos a explicar varias acciones que puedan servir para mejorar los lazos dentro de la plantilla tanto para los recién aterrizados como para aquellos veteranos, siendo clave para mantener la motivación laboral.

  1. Regalo de bienvenida a la empresa

Una de las tendencias cada vez más crecientes dentro de las compañías es la de ofrecer un obsequio (o varios) para recibir de la forma más cálida posible al nuevo miembro. Estos suelen consistir en diversos detalles con el logotipo de la empresa y que pueden servir tanto para la actividad diaria de la persona en su puesto de trabajo como fuera de ella.

Suelen incluir mochilas o maletines de trabajo, tazas, bolígrafos, libretas, gafas de sol, bolsas… Igualmente, si la persona necesita llevar algún tipo de prenda relacionada con su puesto de trabajo, se le pueden entregar camisetas o camisas personalizadas. De esta manera va plenamente identificada con la compañía.

Asimismo, el hecho de dar este pack y de que todos cuenten con el mismo, fomenta la integración al sentir que son parte del mismo conjunto y de que se les trata a todos por igual. Para terminar, hay que mencionar que los regalos de empresa suelen tener un coste bastante económico, por lo que no habrá que hacer un gran gasto en esta acción.

  1. Actividades fuera de la oficina

Otro clásico que está muy visto en las grandes marcas pero que también las pymes pueden organizar y, de hecho, hacen con cierta frecuencia.

No se trata de encontrar entidades que estén especializadas en actividades de linkbuilding. Sobre todo, si estamos hablando de compañías con una plantilla muy reducida, es muy probable que no haya un presupuesto tan elevado para ello. Hay alternativas igualmente útiles y que pueden servir para fomentar la cohesión en el equipo.

Por ejemplo, están los Escape Rooms, los cuales se han puesto muy de moda. A cada día que pasa hay nuevas salas y no solo en las grandes ciudades, sino cada vez más en municipios más reducidos.

Otra de las opciones es la de, sencillamente, organizar una quedada mensual fuera de la oficina para tomar algo después del trabajo. Los miembros que se lleven mejor entre sí ya lo harán pero la idea es la de poder reunir a toda la plantilla en un mismo lugar y que, así, se fomente la relación entre todo el equipo.

Cualquier momento alejado del puesto de trabajo que lo permita será ideal, independientemente del coste o de si está exclusivamente enfocado a hacer team building.

  1. Rotación en la hora de la comida

Una acción sencilla pero que, dependiendo del tipo de empresa, no se pueda hacer. Es habitual hacer turnos de comida para que siempre haya personal de atención al cliente presente.

Esto implica que, a la hora de comer, pueden coincidir distintas personas pero no siempre todas. Si este es el caso, la idea sería la de evitar que se repitiesen los mismos grupos con mucha frecuencia.

Evidentemente, puede ser contraproducente alejar con frecuencia a un trabajador concreto de los miembros con los que se suele relacionar, pero puede ser muy positivo el hecho de hacerle coincidir con otros con los que no haya desarrollado un vínculo, exceptuando si ha podido tener alguna rencilla con dicha persona.

  1. Crear objetivos comunes

Un error bastante frecuente cuando se organizan objetivos dentro de la compañía es el hecho de que pueda haber un choque entre intereses. Todos los miembros quieren conseguir más ventas y que el curso de la compañía vaya de la mejor manera posible. No obstante, dentro de las propias tareas podrían surgir pequeñas contradicciones que hagan que la consecución de un objetivo para un miembro del equipo implique perjudicar al otro.

Por ejemplo, si el departamento de marketing tiene como objetivo generar un determinado volumen de tráfico hacia la web y, para ello, necesita un presupuesto elevado, esto puede chocar frontalmente con la meta de contabilidad de reducir gastos respecto al año anterior. En ese momento es cuando puede haber un conflicto.

Por ese motivo, es importante que, a la hora de definirlos bien, se consideren todas las opciones, como pueden interactuar entre ellas y cuál puede ser el cambio de motivación del empleado al verse en un posible problema. Siempre debe buscarse el bien común sin el perjuicio de ningún departamento.

  1. Un clásico: amigo invisible

Para finalizar, una acción que se puede ver en todo tipo de compañías y a la cual estamos acostumbrados desde pequeños. El amigo invisible puede ser una bonita iniciativa para estrechar aún más los lazos al tener que encontrar algo que le guste a una persona de la cual se tiene poca información.

Solo por el hecho de interesarse, preguntar e, incluso, quizás hablar más con ese miembro, puede ser de gran ayuda para crear una nueva relación o mejorar una ya existente.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Los editores de Periodistas en Español valoran las informaciones y artículos recibidos en la redacción con criterios profesionales y tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir las normas deontológicas que deben suscribir todos los colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.