Dios está también en los tableros de ajedrez

0
49

Es conocida la frase de Santa Teresa de Jesús (1515-1582), la patrona de los ajedrecistas en España desde 1944: “también entre los pucheros anda el Señor”. Ahora, y más que nunca se puede también decir que Dios está entre los tableros de ajedrez.

Clericus Chess 2018
Clericus Chess 2018

Los días 30 de noviembre y 1 de diciembre de 2018 se ha celebrado en la biblioteca del instituto de Santa María de los Marianistas en Roma el quinto torneo ‘Clericus Chess’ en el que sacerdotes de todo el mundo, obispos, diáconos y monjas disputaban tan singular y exclusivo torneo.

El franciscano Gaetano Sulit Froilan, filipino de origen y residente en Trieste desde hace quince años, se impuso en la final al profesor de Filosofía en la Universidad Pontificia Lateranense de Roma, el padre Gennaro Cichesse.

El derrotado ya había obtenido el triunfo en 2014 y tres veces ganó el campeonato italiano entre clérigos. “Más allá del talento y el conocimiento técnico, lo que importa es la determinación. Necesitas querer ganar desde el principio hasta el final. Nunca te rindas. Es la fuerza de los campeones” declaró.

Sulit en internet usa el apodo ‘White King’ en inglés, Rey blanco. Su pasión por el ajedrez la inició en la escuela y la ha llevado a lo largo de toda su vida. Los organizadores comentaron que fue la final más apasionante de las cinco disputadas en este torneo que se celebra bianualmente, el próximo será en 2020.

Anteriormente a la final, Cichesse se impuso al padre Darius Drazec, rector del Colegio Pontificio Polaco de Roma, quien dijo que le pedía a Dios que me conceda “la concentración correcta, para que pueda entender lo que significa jugar al ajedrez” tras definir el juego como “una meditación, una poesía, una aventura”.

El polaco además hizo un paralelismo apuntando que la fe es como el ajedrez buscando la posibilidad de encontrar la gracia incluso en las condiciones más insostenibles o adversas. “A veces parece que nuestra situación ya está perdida en cambio puede contener la salvación”.

El torneo quiere rendir homenaje a la arraigada relación histórica entre ajedrez y catolicismo. De hecho, el subcampeón dio una definición más que acertada: “Este juego es tan complicado, tan lleno de variaciones, de riqueza, que es infinito. En realidad, es una representación también de Dios”.

Apoyos y rechazos al ajedrez en la jerarquía eclesiástica

ajedrez y religión
Grabado del siglo XIX que representa al Papa jugando al ajedrez con una representación de Inglaterra

Hay que recordar que históricamente el ajedrez tuvo apoyos y detractores entre la jerarquía católica. Así, a favor, entre otros muchos, estuvieron el arzobispo de Canterbury Tomás Becket (1118-1170), el obispo de Milán Carlos Borromeo (1538-1584), el cardenal Richelieu (1585-1642), y los papas Gregorio VI (fallecido 1047), León XIII (1810-1903), Juan Pablo I (1912-1978) y Juan Pablo II (1920-2005).

También se cuenta que el papa Nicolas II (990 ó 995-1061) y el futuro papa Gregorio VII (1015-1085) discutieron sobre ajedrez indicando que los dados aparecen en los evangelios, el entonces obispo dijo que eran juegos diferentes elogiando al juego de los 64 escaques.

El papa Inocencio III (1161-1216) fue acusado de haber escrito una moral de Ajedrez. Al parecer dijo en una ocasión que, si algún hombre jugaba al ajedrez y peleaba en consecuencia y mataba a su oponente, no sería homicidio.

Giovanni de Medici (1475-1521), el futuro papa León X desde 1513, era un verdadero aficionado y fue quien permitió definitivamente el juego del ajedrez en el ámbito eclesiástico tras anteriores prohibiciones. Entre otros jugaba con la marquesa de Mantua, Isabel d’ Este (1464-1539).

Otro defensor fue el actual patrón de los periodistas, San Francisco de Sales (1567-1622), quien lo definió como “juego legítimo” donde solo se debe evitar los excesos que considera sea jugar más de cinco o seis horas, según refleja en su libro ‘Introducción a la vida devota’ de 1608.

Por el contrario entre los detractores, el papa Alejandro II (fallecido en 1073), arremete violentamente contra el juego, y consiguió que fuera prohibido al igual que el arzobispo de Canterbury John Peckham (1230-1292), quien lo prohibió y amenazó con condenar a todos los fieles que lo jugaran a una dieta de pan y agua.

Pedro Damián (1007-1072), quien fuera cardenal benedictino de Ostia, prohibió el ajedrez acusándolo de “deshonesto, absurdo y libidinoso”. Por cierto, algo por lo que fue elogiado por el conocido escritor Dante Alighieri (1265-1321).

El ajedrez fue prohibido en 1125 como “depravación” en algunas iglesias bizantinas por instigación del canónigo y jurista Juan Zonares (1074-1130), un antiguo capitán de la guardia imperial. Curiosamente el emperador Juan II (1087-1143) era jugador.

San Bernardo (1090-1153) prohibió en 1128 a los Caballeros Templarios jugar al ajedrez, ya que al igual que Pedro Damián lo considera libidinoso, “como fuente de placer sexual”.

El obispo de París Eudes de Sully (1166-1208) prohibió al clero jugar al ajedrez, prohibición que alcanzó en 1255 a la zona francesa de Beziers, en Occitania. También el ayuntamiento de Roma prohibió a los sacerdotes jugar al ajedrez en 1215.

Otros críticos con el juego fueron San Bernardino de Siena (1380-1444) y el conocido fraile Jerónimo Savonarola (1452-1498)  quien, en Florencia, entre 1496 y 1497, mandó al fuego los tableros en dos famosas ‘hogueras de la vanidad’.

También hubo prohibición en el Sínodo de Worcester en Inglaterra en 1240 a las que siguieron el consejo de la ciudad alemana de Tréveris en 1310 y los posteriores sínodos de Mainz en 1316 y el concilio de Würzburg en 1329, que mantuvieron el ajedrez bajo la prohibición clerical.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2016. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.