Literatura infantil en Estados Unidos: Isabel Campoy

El setenta por ciento de los libros para niños que se publican en Estados Unidos están escritos por autores blancos y sus personajes también son blancos

“En el conocimiento está el cariño”

La literarura infantil en español en Estados Unidos es un rubro en ascenso, aunque solo el 11 % de los libros para niños tiene contenido multicultural, y hay varios autores trabajando en estos tópicos, una de ellos, es la escritora española Isabel Campoy, precursora de esta tendencia, quien no solo escribe libros infantiles y juveniles, sino que hace publicaciones especiales y es una reconocida estudiosa del tema.

Isabel Campoy por ABianco
Isabel Campoy por ABianco

Campoy, nacida en Alicante, España, graduada en Filología inglesa en la Universidad Complutense de Madrid, con un doctorado en la Universidad de los Angeles (UCLA), ha desarrollado en Estados Unidos una importante tarea educativa, apoyando la educación bilingüe, trabajando como editora y creando su propia editorial, además de escribir cuentos, poesía y relatos para niños.

La Asociación de Educadores Bilingües de California (CABE) creó el premio “The Isabel Campoy Teachership Award”. Asimismo, siendo Isabel miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, ha creado el Premio de Literatura Infantil.

Tiene en su haber más de 150 títulos de poesía, relatos, cuentos para niños, además de libros sobre pedagogía, traducciones de autores americanos y programas de lectura. En muchos de estos proyectos trabaja con la escritora cubana Alma Flor Ada, así como con ilustradores en muchos de los libros.

Podemos destacar alguno de sus títulos: Poesía eres tú (2014), Get Up Rick (2017), Rosa Raposa (2002) y la Colección de libros y CDs Música amiga, en colaboración con Alma Flor Ada y Suni Paz.

Su vasta trayectoria la ha llevado a ser merecedora de varios premios y distinciones, entre ellos: Presidenta de la Asociación de Profesionales Españoles en los Estados Unidos (1992-94),  Premio “University of San Francisco’s Reading the World Award” (2005) y Premio Ramón Santiago de la Asociación Nacional de Educación Bilingüe (2016).

Hemos conversado sobre el tema y sus experiencias:

Isabel Campoy: La literatura infantil está en las leyes de educación de Estados Unidos y los libros de texto que te enseñan lengua y cultura están constituidos en función de libros infantiles seleccionados de acuerdo a cada nivel. Las grandes editoriales americanas eligen libros apropiados para cada edad y en relación a ellos, se construye el estudio gramatical y la enseñanza del idioma. Por lo tanto, un libro de literatura infantil no se vende solo en las librerias sino que forma parte de la selección para antologías o textos de acuerdo a la elección de las editoriales. Para mi fortuna muchos de mis libros han sido seleccionados para estos textos de enseñanza. 

La literatura infantil en Estados Unidos constituye un nexo para la educación de la cultura y la lengua, tomando temas sociales, históricos y una visión del mundo.

Adriana Bianco: Estados Unidos tiene una política educacional multicultural, en nuestras escuelas hay niños de todas partes del mundo, hay ciudades como Nueva York, Los Angeles, Miami donde se escuchan todas las lenguas, especialmente el español; la inmigración es muy fuerte y marca a la sociedad.

IC: Si. Se ha estado impulsando ultimamente que, de los géneros literarios, la no ficción y poesía fuesen los que tuvieran predominio en la enseñanza. Otras géneros se están lateralizando porque no se consideran sustrato suficiente para el aprendizaje. Yo no estoy de acuerdo con éso, un cuento, una prosa, una narración fantástica, una historia de ficción puede abrir el alma, el pensamiento infantil y la creatividad.

AB: Incluso el descubrimiento de uno mismo, a través de la identificación con el personaje del cuento o relato.

IC: Claro, identificándose con el personaje, pero la tendencia es a publicaciones de biografías, episodios históricos o descubrimientos cientificos, geográficos, médicos, inventos. Esta línea está muy bien, pero no debemos abandonar lo emocional, el sentimiento, la fantasía.

AB: Es lógico que se incline al niño hacia descubrimientos, vidas ejemplares, eso ayuda a dar modelos y orientar. Poner en alto los héroes, los hombres que han ayudado a la humanidad…

IC: Si, estoy de acuerto. Pero hay otra variable. El setenta por ciento de los libros para niños que se publican en Estados Unidos están escritos por autores blancos y sus personajes también son blancos, aunque vaya dirigido a un público general.

AB: Sin embargo, yo he visto muchos libros de héroes afro americanos, como Martin Luther King, y otros…

IC: Bueno, el treinta por ciento que resta es la mezcla de lo que tu dices, donde se engloba lo afro, lo hispano, lo asiático. En cuanto al español no es mas que el tres por ciento del total de libros que se publican al año. Hay una población infantil hispana que está entrando en las escuelas muy grande. Hoy, de esa población: veintisiete por ciento son niños de color y un veinticuatro son blancos, sin embargo, los libros representan un setenta por ciento de blancos….

AB: He visto en las bibliotecas públicas y en los textos escolares que se está armonizando, cada vez hay más asimilación multicultural. Cambiando el tema: ¿Qué te llevo a escribir para niños?

IC: Yo nunca tuve libros. Quizas para mi tener un libro de literatura para niños en mis manos significaba que mis padres hubieran salido a Francia o Italia y me hubieran traido de regalo libros, pero yo nací en plena dictadura franquista, y ésta duró hasta que yo terminé la Universidad. Toda mi infancia, adolescencia y juventud viví bajo el franquismo.

AB: Caramba, eso marca. ¿Cuándo comienzas como editora y escritora de literatura infantil?

IC: Comencé en España a publicar algunas cosas. Mi primer cuento fue publicado en una revista de mi ciudad, lo escribe a los once años. El cuento se llamaba “El muñeco de nieve” y yo vivía en un desierto y no había visto la nieve

AB: La imaginación infantil! ¿Y cómo surgió publicar libros para niños en Estados Unidos?

IC: Mi pasión por los libros y la dificultad que tuve cuando niña para comprar libros infantiles me hizo ser editora. Trabajé como editora en España, y luego vine a Estados Unidos para hacer estudios de doctorado y aquí conocí a editores. Estuve trabajando como editora en Boston casi quince años. En Boston fue donde nació en mi el deseo de escribir para niños. Lo primero que quisimos hacer, con la escritora cubana Amor Flor, fue escribir los cuentos de nuestra infancia, los cantos de nanas y rondas y de allí pasamos a los cuentos tradicionales y luego a los cuentos originales, a la poesía que para mi es muy importante. Tenemos ciento veinte poemas con música.

AB: Los niños se relacionan muy bien con la poesía, la entienden, es su lenguaje.                  Como manejas el español, tu eres española y en Estados Unidos hay un español de los Estados Unidos. Cuando entré al Diario La Prensa, la regla era escribir un español neutro, claro y preciso.

IC: Toda una vida llevo dedicada al conocimiento de la lengua y a todas esas variaciones dialectales, del inglés y del español y sé los límites para manejarse. Estas variaciones dialectales yo las trato como sinónimos: Papalote, puede ser cometa, barrilete, así se hace el vocabulario más rico…

AB: El español nos une pero entre los hispanoamericanos tenemos diferencias y también los temas son diferentes. Un muchachito de la Patagonia Argentina, es distinto a un niño de Oaxaca, o de la Guajira colombiana. En Estados Unidos tenemos hispanoamericanos de todas partes de nuestra América.

IC: El niño es siempre inocente, es siempre soñador, le gusta el juego, y desea sentirse querido y protegido. Por lo tanto, procuro que los temas arropen a los personajes centrales, que le den amor, que le den los valores, las virtudes universales. Puedo hablar de montañas sin nombrarlas, pueden ser los Andes, la Sierra Madre o las Rocosas. Cada niño evocará “su montaña”.

AB:  ¿Cómo tratas el tema de la inmigración? He conversado con niños Americanos que están acostumbrados aceptar la inmigración pero cuando es tan grande, no siempre les es fácil.

IC: Es un tema dificil, para ambos: los que llegan y los que están. La discriminación existe. Hemos visto el tema en un libro que presentamos actualmente “Cosechando el sol”. Es un libro sobre la vida de las personas que cosechan en el campo. Le preguntamos a los niños quién había tenido una experiencia en el campo. Nadie respondió. Hablamos de las manos amorosas que recogen las frutas, las verduras y que son quienes alimentan al mundo. Cuando acabamos de leer, empezaron a subir manos. Mi mamá trabaja en la recolección de fresas… Mi papá en el campo… 

Se produce la reivindicación de lo propio y la estima de los orígenes. Si no sabes de dónde vienes nunca sabras a donde vas. Tratamos de crear un puente entre padres, niños y maestros. Que sientan orgullo de su trabajo. Si no aportamos para un mundo mejor, todos somos culpables.

AB: Ustedes publican además de sus obras, otros autores…

IC: Si, claro. Hicimos varias Antologías; en la última antología “Churumbeles” con National Geographic Magazine, recopilamos 365 poemas de poetas de Latinoamérica y España. Por supuesto, solucionamos el asunto de los derechos, que es complicado. Incluimos a José Marti. Lorca está en casi todas nuestras antologías. Maria Elena Walsh es otra gran creadora argentina

AB: Yo la conocí, ella creo un movimiento de poesía y literatura para niños…

IC: Intentamos que los pequeños abran sus mentes y sus corazones. En Estados Unidos somos latinos o hispanos, como tal, herederos de una cultura y una tradición, la hispanidad.

Debemos conocernos los unos a los otros. Hemos escritos un libro que se llama: “Si, Somos latinos”. En el libro hablamos de trece figuras que representan latinos: japonés latino, afrolatino, blancolatino, la gran variedad de latinos y contamos un poco su historia.                                                                    En el conocimiento está el cariño, en el cariño está la amistad y la amistad nos hace fuertes.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.