Rachid Boudjedra, un referente de la literatura del Magreb

El escritor y poeta argelino Rachid Boudjedra estará en la Feria del Libro de Granada el sábado 18 de abril presentado su última obra traducida al español, «El caracol obstinado» publicada por la editorial Cabaret Voltaire y traducida por Souad Hadj-Ali.

Rachid Boudjedra
Rachid Boudjedra. . Foto: Antonio Gómez

En ‘El caracol obstinado’, Boudjedra narra en primera persona la historia de un funcionario público estricto y obsesivo, personaje que le sirve para criticar al régimen argelino y su burocracia. Aunque esta novela data de 1977, no estuvo traducida al español hasta 2012 y, en la actualidad, es uno de los escasos ejemplares de este escritor disponibles en las librerías españolas.

El autor, uno de los narradores y poetas magrebíes más importantes de la actualidad, dejó antes sus impresiones en Sevilla en un acto en la Fundación Tres Culturas: “Me siento escritor, creador y poeta y muy posicionado como comunista contra los conflictos en los países árabes que están totalmente destruidos, como Libia, Irak, etcétera. Estoy en contra de las guerras. Se habla mucho, se dicen muchas cosas pero no se hace nada”.

Nació en 1941 en Ain Beida. Es Doctor en Filosofía por la Universidad de la Sorbona en 1965. Ha padecido el exilio por su defensa de los derechos humanos. En 1959 participó en la lucha armada contra la colonización francesa en Argelia y, al resultar herido, viajó a los países del Este, para hacerlo más tarde a España, donde representó al Frente de Liberación Nacional, por lo que habla español: “Aprendí español en Barcelona. En los años 1961 y 62 traficaba con armas, era comunista –lo soy- era mi época de poeta y … era mi vida”.

Conoció por aquellos años a Gabriel Garcia Marquez, Gabriel Celaya y Vargas Llosa, cuando tenía 19 años, en Barcelona. También habla del premio Nobel de literatura el francés Albert Camus, que tuvo su “influencia en Argelia, escribió cosas interesantes sobre la guerra de colonización”.

En 1975 retorna a Argelia para escribir varios guiones para una casa de producciones cinematográficas: “Volví sin problemas. Soy comunista. Choqué con el régimen socialista porque estaban contra el comunismo. Nosotros en Argelia somos un partido comunista pequeño”. Participó en el guión de la película ‘Crónica de los años de fuego’ (Chronique des années de estofar), dirigida por Mohamed Lakhdar Hamina que en 1975 ganó la Palma de Oro en el festival de cine de Cannes.

No oculta su opinión sobre el Sáhara: “es un problema estúpido. Ese conflicto es estúpido. No hay conflictos entre los pueblos. El problema es entre los Estados y los políticos, los gobernantes. Ese es un conflicto que debe terminar, que debe acabar. Es muy triste como situación”.

En cuanto a las siempre tensas relaciones entre Marruecos y Argelia: “mira, la sinrazón es entre los gobiernos. Las relaciones son muy malas y agresivas. Es una lástima. No tengo problemas en Marruecos ni los marroquíes en Argelia. Mi única hija está casada en Marruecos. Los argelinos y marroquíes se casan a menudo, sobre todo en los pueblos próximos a la frontera. Hay padres argelinos y madres marroquíes”.

Afirma, no obstante, ver más estabilidad en Argelia que en Marruecos: “vivo en mi país desde 1975. Pasé solo desde el año 1970 al 75 en Paris. Argelia es rica, muy rica. Tenemos un PIB cuatro veces superior al de Marruecos. Políticamente ambos países tratamos de ir a la democracia total. Hay ahora una sociedad civil que funciona muy bien tanto en Marruecos como en Argelia. Ahora no existe la censura. La libertad de expresión es total en la prensa argelina”.

Su primera novela, ‘Repudio’ (1969) es una de las tres que tiene traducida al español –aunque es inencontrable- y estuvo durante 14 años prohibida en Argelia. Repudio “es lo que siento por la sociedad arcaica. Cuando empecé a escribir existía la censura”. Le siguieron otras obras como: ‘Topographie idéale pour une agresión caractérisée’ (1975), ‘El Caracol obstinado’ (1977), ‘Lé désordre des choses’ (1991), Timimoum (1994) y Hôtel Saint Georges (2007) y Los campos de Chumberas (2009) –traducida al español y editada por Alianza Editorial-, siendo su título original, ‘Les Figuiers de Barbarie’ ( literalmente, Las Higueras de Barbaria) y que en 2010 recibió el Premio a la novela árabe. Su última novela, ‘La Primavera’(2014), aún no ha sido traducida al español. Como poeta ha escrito ‘Para no soñar mas’ (1965), y ‘Cinco fragmentos del desierto’ (2007), ambos poemarios traducidos al español.

Siempre escribió en francés “ya que la lengua árabe estaba totalmente prohibida durante la colonización” hasta que en 1982 se volcó en la literatura en árabe. Su posición siempre critica ante la situación política, social, literaria y humana de Argelia, le valió, además del exilio, una condena a muerte por parte de los islamistas: “Ellos me condenaron a muerte” –señalo con énfasis- “en la época de Boudiaf, cuando vivía en Kenitra, en Marruecos. Boudiaf fue un político fantástico, muy limpio y patriota pero fue asesinado por los islamistas en 1992. Yo coincidí con él en 1978….”

Añade sobre la guerra con los islamistas en su país: “Argelia fue un laboratorio de experiencias para combatirlos y erradicarlos con el apoyo de Estados Unidos y Arabia Saudí. Estábamos abandonados por el mundo, nadie hablaba de nosotros y ahora se habla de la ayuda a los franceses y americanos. No olviden que estuvimos colonizados por Francia, de ahí que en Argelia tenga mentalidad colonizadora. No olvide que la guerra islamista se inicio hace más de diez años en Argelia. Murieron más de 200.000 personas víctimas del terrorismo y la guerra”.

En cuanto a los intercambios culturales entre los países árabes afirmó que no existen: “A mí me invitan más en Europa y Estados Unidos que en los países árabes. En Argelia invitamos a muchos artistas marroquíes, los magrebíes tenemos todavía el complejo de colonizados….”

Por último hace un guiño, “a la hora del aperitivo me gusta más el vino tinto … a mi esposa, la cerveza”.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y el Sáhara Occidental. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2019. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.