Coincidiendo con el arranque de la primavera, el Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) de Madrid ha organizado en el Pabellón Villanueva la exposición “Tulipa, tulipae. El tulipán ilustrado”, un recorrido a través de las técnicas de impresión y de dibujo con imágenes del Archivo y Biblioteca del RJB para conducirnos, a través de la botánica del tulipán, hasta las maravillosas ilustraciones de medio centenar de artistas botánicos de la Society of Botanical Artists (SBA).

Tulipa tulipae tulipanEn esta exposición se pueden conocer los orígenes de esta misteriosa flor, el tulipán, así como del origen de su nombre, un bulbo de orígenes exóticos que hoy conocemos como característico de Holanda, donde en siglos pasados pero no tan lejanos llegó a cotizar como cualquier valiosa obra de artista -o como una lujosa propiedad inmobiliaria-.

Fue en el siglo XVI cuando el tulipán, según los economistas, produjo la primera burbuja especulativa del mundo moderno, ya que subió y bajó vertiginosamente en el mercado como si de un producto de alto riesgo se tratara pudiendo arruinar a su dueño en un día y una noche.

Hoy, sin embargo, esta encantadora flor ilustra profusamente nuestros jardines públicos en cuanto llega el buen tiempo.

Esto es lo que esperan los organizadores de Tulipa tulipae con la amplia variedad de tulipanes (unos 21 000 bulbos) de cerca de cuarenta especies de tulipán que han plantado a la entrada del Jardín Botánico (Terraza de los Cuadros) y a la entrada del Pabellón Villanueva. Bulbos que, en cuanto el triempo lo permita, florecerán hasta completar un mosaico de colores y hacer de este magnífico evento expositivo una experiencia viva en este lugar tan emblemático que es el Jardín Botánico de Madrid.

Pensada para todos los públicos, “Tulipa, tulipae. El tulipán ilustrado” ofrecerá durante estos dos meses actividades educativas y de divulgación (talleres, visitas guiadas, demostraciones en vivo…) de las que se informará puntualmente en la web del Jardín.

  • Fechas: desde el 20 de marzo, hasta el 20 de mayo (20:05:2018)
  • Lugar: Real Jardín Botánico (Paseo de Recoletos, Madrid, entrada por estatua de Murillo).
  • Entrada gratuita previo pago de la entrada al Jardín.
Doctor en Filología por la Complutense, me licencié en la Universidad de Oviedo, donde profesores como Alarcos, Clavería, Caso o Cachero me marcaron más de lo que entonces pensé. Inolvidables fueron los que antes tuve en el antiguo Instituto Femenino "Juan del Enzina" de León: siempre que cruzo la Plaza de Santo Martino me vuelven los recuerdos. Pero sobre todos ellos está Angelines Herrero, mi maestra de primaria, que se fijó en mí con devoción. Tengo buen oído para los idiomas y para la música, también para la escritura, de ahí que a veces me guíe más por el sonido que por el significado de las palabras. Mi director de tesis fue Álvaro Porto Dapena, a quien debo el sentido del orden que yo pueda tener al estructurar un texto. Escribir me cuesta y me pone en forma, en tanto que leer a los maestros me incita a afilar mi estilo. Me van los clásicos, los románticos y los barrocos. Y de la Edad Media, hasta la Inquisición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.