Inicio / NOTICIAS / Cultura / Viaje por los Museos de Ajedrez

Viaje por los Museos de Ajedrez

Los Museos de Ajedrez son una rareza. Se podrían dividir en tres categorías, los íntegramente dedicados al juego de los 64 escaques como el de Moscú y el de San Luis; los dedicados a un aspecto del juego como el referido únicamente a las piezas, como el de Rotterdam y los museos generalistas que contienen unas salas o algunas piezas históricas como el Museo Británico o el Etnográfico de Viena.

Todos los citados están abiertos al público y varios de ellos son gratuitos. Llama la atención que la gran mayoría son recientes y que varios se encuentran en pequeñas localidades y en lugares paradisíacos, ideales para echar una partida.

El primer Museo de Ajedrez de Rusia, con sede en Moscú, ha cumplido un año. Fue inaugurado el 25 de septiembre de 2014, tras seis años de trabajos, en las salas restauradas de la histórica Casa del Ajedrez en el bulevard Gogol 14, de la capital rusa.

Es curioso que en Rusia, país con millones de aficionados al ajedrez, no existiera museo alguno, y lo cierto es que el nuevo Museo es el sucesor de las instalaciones de lo que fue el existente en la entonces Unión Soviética, instalado en la Casa Central del Club de Ajedrez en los años 80.

El edificio que lo alberga tiene una larga y complicada historia, sus propietarios han sido aristócratas, comerciantes, coleccionistas y filántropos, y llegó a ver entre sus paredes al actor y director teatral Constantino Stanislavski (1863-1938), al cantante de ópera Fiodor Chaliapin (1873-1938) y al compositor Sergei Rachmaninov (1873-1943). En 1956, gracias al campeón mundial de ajedrez Mijail Botvinnik (1911-1995), el edificio fue donado al Club de Ajedrez de la URSS y desde entonces ha sido el epicentro del ajedrez del país. El museo de ajedrez tiene entrada libre y gratuita; está abierto de lunes a viernes.

La base del museo está formada por la colección Vyacheslav Dombrowsky de Leningrado, un gran amante del ajedrez. Era el jefe de los bomberos durante el sitio de Leningrado y fue entonces rescatado del fuego. Después de la guerra trabajó como director de una tienda especializada de ajedrez en la calle Zhelyabova.

La colección del Museo incluye juegos de ajedrez raros de diferentes culturas y épocas. Consta de objetos personales que pertenecieron a los grandes maestros rusos como el propio Mijail Botvinnik, así como Mijail Chigorin (1850-1908) o Tigran Petrosian (1929-1984) entre otros: libros antiguos, carteles, pinturas, regalos de los aficionados al ajedrez e invitados célebres, trofeos de los antiguos soviet y de campeones rusos. La última incorporación antes de la inauguración fue la copa de la Olimpiada Femenina de Ajedrez que ganó en la ciudad noruega de Tromso el equipo de Rusia en agosto de 2014.

También hay una muestra de juegos de ajedrez de los siglos XVII al XXI, incluyendo algunas auténticas obras de arte de países como Irlanda o Japón. Hay muchas pinturas dedicadas al ajedrez, algunas de ellos darían envidia a los grandes museos de arte, libros raros, así como el primer libro de texto de ajedrez ruso publicado en 1821.

gulag-ajedrez
Piezas de ajedrez elaboradas con alambre por presos en el Gulag

El Museo muestra como el ajedrez tiene sus raíces en la cultura rusa, su historia refleja páginas heroicas y trágicas, así se contemplan piezas de ajedrez de cartón realizadas durante el sitio de Leningrado hasta otros hechos de alambres doblados realizados por presos del Gulag.

Hay obras maestras hechas de marfil y ébano, al lado del juego de ajedrez utilizado en el espacio por la primera vez en la historia por la tripulación del ‘Soyuz-9’. También se encuentra la mesa y el tablero de ajedrez del encuentro mundial Karpov-Kasparov, disputado en Moscú en 1984, y que ocupa un lugar de honor con sus banderas originales, sus piezas, planillas y relojes utilizados. La colección total asciende a más de 4.000 piezas de todo tipo con un importante valor cultural e histórico.

Otro importante museo está en Estados Unidos, en concreto en San Luis, Missouri, el Salón de la Fama del Ajedrez Mundial. Fue creado en 1986 por la Federación de Ajedrez de Estados Unidos. Originalmente era conocido como el ajedrez del Salón de la Fama de los Estados Unidos y pasó por Nueva York, Washington y Miami hasta que en 2011 se instaló en el bullicioso barrio de Central West End, justo al otro lado de la calle donde está ubicado el Club de Ajedrez de San Luis.

piezas-ajedrez-Lewis-Moscu
Piezas del ajedrez de Lewis expuestas en el Museo de Moscú

El Museo Británico (British Museum) de Londres es conocido por albergar la gran mayoría de las famosas piezas del ajedrez de Lewis. Se cree que proceden de Noruega, entre los años 1150-1200 y se encontraron en la isla de Lewis, en Escocia. Las piezas están hechas en marfil de morsa y dientes de ballenas, siendo elaboradamente trabajadas. Reflejan las formas de reyes y reinas sedentes, obispos cuadrados, caballeros en sus monturas, guerreros y peones de a pie en forma de obeliscos.

A finales del siglo XI, el ajedrez era un juego muy popular entre la aristocracia de toda Europa. Las piezas de ajedrez de Lewis forman un grupo de objetos, el más grande y destacado de la época y que se hicieron exclusivamente para fines de entretenimiento o recreativos.

Se encontraron en las proximidades de Uig en la isla de Lewis –de ahí su denominación- en circunstancias misteriosas. Varias versiones existen sobre estas piezas que se encontraron en 1831 y fueron exhibidas en Edimburgo, en la Sociedad de Anticuarios de Escocia. Cuando Frederic Madden (1801-1873) publicó los hallazgos en 1832, consideró que su origen era de Islandia. Este argumento se ha repetido recientemente por los islandeses. Otras versiones apuntan que su origen puede ser irlandés, escocés o inglés, todo es posible. Es posible que pertenecieran a un comerciante que viajaba desde Noruega hasta Irlanda. El estado general de las piezas era excelente y no parecía que se hubieran utilizado mucho.

Lo que se sabe con certeza es que las piezas de ajedrez son del norte y están fuertemente influenciadas por la cultura nórdica. Esto es más evidente en las figuras que toman la forma de Berserkers, guerreros míticos feroces proceden directamente de las sagas nórdicas. Los vínculos históricos, políticos, económicos y culturales entre las islas Hébridas Exteriores y Noruega, podrían sugerir que ese país nórdico es el lugar más probable que hayan producido estas piezas de lujo.

Un tablero suficientemente grande para contener las 32 piezas dispuestas para una partida adaptada a las normas modernas hubiera medido 82 centímetros de diámetro. Los registros indican que cuando se encontraron algunas de las piezas de ajedrez de Lewis estaban teñidas de color rojo. En consecuencia, el tablero de ajedrez podía haber sido rojo y blanco, a diferencia del moderno blanco y negro. De las 93 piezas que conocemos hoy en día, 82 se encuentran en el Museo Británico y 11 están en Edimburgo, en el Museo Nacional de Escocia.

Como curiosidad citar que también en Londres el llamado Museo de los Niños (Museum Childhood) tiene una sala dedicada al ajedrez infantil y a la relación que aparece en la conocida obra Alicia en el país de las maravillas. No hay que olvidar que su autor, Lewis Carroll, era aficionado al juego.

Ajedrez-calles-Amsterdam

Otro Museo específico se encuentra en Amsterdam, cerca de la animada plaza de Leidseplein. Contiene una sala de ajedrez, biblioteca, una oficina, el pequeño museo cuenta la historia del ajedrez y del Gran Maestro holandés Max Euwe (1901-1981), el quinto campeón del mundo ostentándolo entre 1935-37. La sede de este museo fue un antiguo centro nazi donde torturaban a miembros de la resistencia holandesa, una placa con dos lágrimas simbólicas lo recuerda.

El Museo de Rotterdam, también en Holanda, contempla únicamente piezas de ajedrez, se inauguró el 1 de mayo de 2006. El museo incluye la colección privada del fundador, Ridder Dijkshoorn, además de una colección con piezas de gran.antigüedad y con personajes de dibujos animados populares, así como otras con cierto aspecto folclórico además de obras de arte abstracto. Una visión general de los diferentes juegos de ajedrez se puede encontrar en la galería Chessmens.

El Maryhill Museum of Art, se encuentra ubicado en la garganta del río Columbia, estado de Washington. Abierto al público desde 1940, cuenta con diferentes colecciones y salas. Una de ellas abierta en 1957 recoge una muestra realizada por el entonces director del museo, Clifford Dolph, con una exposición permanente de más de 300 juegos de ajedrez que representan a diferentes países, culturas y períodos en los que se ha jugado.

En Buenos Aires se encuentra el Museo de la Gloria Ajedrecística, iniciativa de Club Argentino del Ajedrez, en cuya sede en el barrio de Recoleta se encuentra. Fue inaugurado, con apoyo de la Casa de Rusia, en 2013 y que, entre otras piezas, contiene todo lo relacionado con el encuentro mundial entre el francoruso Alexander Alekhine (1892-1946) y el cubano José Raúl Capablanca (1888-1942), como la mesa en que se disputó en la capital argentina en 1927 y fotos de época. Dispone de nueve salas.

El Museo del ajedrez en Suiza se ubica en un pequeño y encantador castillo, en la orilla norte del lago de Ginebra, en una pequeña comunidad llamada La Tour-de-Peilz, entre Montreux y Vevey. El castillo tiene bonitas vistas del lago Leman. El museo se centra en el ajedrez y su historia con juegos de diferentes lugares del mundo.

Museo-Echecs-Scorbe-Clairvaux-ajedrez
El castillo de Chateau de Clairvaux alberga piezas de la época napoleónica.

Otro castillo alberga el Museo del Ajedrez en Francia. Se encuentra en Scorbé-Clairavaux, una pequeña población de poco más de 2.000 habitantes, cerca de Poitiers, y donde se halla el Chateau de Clairvaux, un palacio de gran belleza construido entre los siglos XVI y XVIII, donde se pueden contemplar un total de 160 juegos de ajedrez provenientes de 75 países. Entre ellos el juego de la primera campaña de Napoleón, que era muy aficionado al juego, y otros de la campaña del almirante inglés Nelson. El Museo austríaco de Etnología (Österreichisches Museum für Volkskunde) de Viena entre sus muchas piezas alberga dos juegos de ajedrez, siendo uno de ellos el famoso Griessl-Set, una talla de arte popular de los Alpes.

El Museo Nacional del Ajedrez de Italia fue creado en Sicilia en 2011, en concreto en la localidad de Mazara del Vallo de poco más de 50.000 habitantes.

Alemania tiene su museo en la ciudad de Strobeck, llamado el pueblo del ajedrez, Schachdorf cuyo escudo precisamente es un tablero de ajedrez. Pero casi merecería un artículo propio la historia y la relación con el juego de esta pequeña localidad que cuenta con algo más de mil habitantes y se encuentra en uno de los estados que pertenecían a la antigua República Democrática Alemana.

O Museu do Xadrez, primero en Portugal dedicado a esta modalidad, fue inaugurado el 26 de Julio de 2013, en Figueiró dos Vinhos, una pequeña localidad de algo más de 7.000 habitantes en la zona de Leiria, cerca de Coimbra.

El Museo contempla tableros, fotografías, libros, partidas de ajedrez, sellos, carteles. Un jardín rodea el museo donde existe la posibilidad de jugar al ajedrez en tableros disponibles al efecto. Este Museo ha merecido una referencia de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), por el trabajo desarrollado.

En España el único que existe es el modesto Museo Nacional d’Escacs en Castellar del Vallès, cerca de Barcelona, que sigue el modelo del Museo de Amsterdam. Fue concebido en 2010 principalmente a través de los esfuerzos del club local de ajedrez, contiene una interesante colección de libros de ajedrez en español y catalán, así como muchos juegos de ajedrez antiguos y nuevos -en su mayoría de fabricantes locales y cedidos por miembros y amigos del club-. Varios tableros proceden de Rusia, México, República Checa y Hungría.

Sobre Jesús Cabaleiro Larrán

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona con estudios de doctorado, posee estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta el último en 2016. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y todo lo que le rodea. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

Ver también

Una comunidad de 35 familias indígenas del pueblo nahñú, originarias del central estado de Querataro, levantaron un campamento ante el viejo inmueble que ocupaban en el centro de Ciudad de México y que quedó muy dañado por el terremoto del 19 de septiembre. En la imagen, la tienda que sirve de cocina y comedor colectivo. Crédito: Emilio Godoy/IPS

Terremoto sacude doblemente a minorías marginadas de México

La indígena ñañhú Maricela Fernández muestra los daños que el terremoto del día 19 infringió …