Los diez mejores beneficios de jugar al ajedrez

Un nuevo estudio publicado en la revista de información médica estadounidense Healthline, y revisado por diferentes profesionales médicos, ha vuelto a mostrar los beneficios de jugar al ajedrez. No es el único pero está documentado con diferentes estudios médicos.

Moscú ajedrez en la calle
Moscú: ajedrez en la calle

Como cuestión previa hay que recordar que el juego es universal, no tiene edad y muestra que muchos están dispuestos a invertir parte de su tiempo en realizar una partida en el damero. El motivo de esta actitud es que el ajedrez implica un desafío intelectual que es muy beneficioso para la mente.

1 Desarrolla la capacidad de perspectiva

Los jugadores de ajedrez tienden a anticipar los próximos movimientos del adversario. Para predecir lo que hará el contrincante, un jugador debe desarrollar la capacidad de adoptar la perspectiva de la otra persona e inferir qué acción es probable vaya a tomar.

Los científicos del comportamiento humano definen a esta capacidad de ver desde el otro punto de vista, como ‘teoría de la mente’. Es una habilidad esencial para generar empatía y construir unas relaciones sociales saludables.

Un estudio en 2019 descubrió que el ajedrez desarrolla esta capacidad de perspectiva en los niños que juegan.

2 El ajedrez mejora la memoria

También no debe sorprender que los ajedrecistas poseen una gran capacidad de memoria. El juego implica memorizar numerosas combinaciones de movimientos y posibles resultados.

Además, los ajedrecistas habituales y experimentados muestran un mayor rendimiento relacionado con un tipo particular de recuerdo: la memoria auditiva. Esto supone la capacidad de recordar lo que se ha aprendido oyendo.

En un experimento, varios investigadores compararon la capacidad de recordar de ajedrecistas veteranos con las personas neófitas en ajedrez. Los ajedrecistas eran significativamente mejores recordando listas de palabras que habían escuchado previamente que las personas que nunca habían jugado al ajedrez.

Además los trebejistas tienen una capacidad superior a la media para recordar y reconocer rápidamente patrones visuales, lo que los investigadores entienden proviene de memorizar posiciones complejas de ajedrez.

3 Aumento de la inteligencia

Las personas que juegan habitualmente al ajedrez tienen además habilidades de pensamiento altamente desarrolladas en otras dos áreas además de la memoria:

  • Inteligencia fluida. Capacidad de considerar nuevos tipos de problemas y utilizar el razonamiento para resolverlos.
  • Velocidad de procesamiento. Es la capacidad de comprender tareas rápidamente y responder de manera eficiente a desafíos.

Un metanálisis (técnica estadística que combina resultados de dos o más estudios) de 2017 mostró que ambas formas de inteligencia estaban presentes en los maestros de ajedrez.

4 Estado de flujo

También el ajedrez permite entrar en un estado de flujo o sea, estado mental de máxima motivación. El flujo es una sensación profundamente gratificante, de participación total, en la que se está operando a un nivel de máximo rendimiento en una tarea desafiante. Los ajedrecistas, a menudo, describen haber entrado en una especie de deformación en el tiempo, donde están tan completamente concentrados en lo que tienen entre manos que cualquier cuestión más allá de la actuación ante el tablero parece desaparecer.

Investigadores que estudiaron la actividad cerebral notaron que las ondas theta se intensifican en los electroencefalogramas (EEG) que se toman cuando las personas están en un estado de flujo. Los estudios han demostrado los mismos niveles altos de ondas theta en los escáneres cerebrales de experimentados ajedrecistas durante complicadas partidas de ajedrez.

5 Eleva la creatividad

Los investigadores de una escuela en la India probaron las habilidades de pensamiento creativo de dos grupos de estudiantes. Un grupo fue entrenado en disputar partidas de ajedrez y otro no.

En unas pruebas pidieron a los estudiantes que propusieran usos alternativos para elementos comunes, y que interpretaran patrones y significados en formas abstractas. Los estudiantes que jugaron ajedrez obtuvieron mejor resultado que los que no. Los investigadores concluyeron que el ajedrez aumentó la capacidad de los estudiantes para ejercitar el pensamiento divergente y creativo.

6 Mejores habilidades de planificación

Los juegos de ajedrez son conocidos por largos periodos de contemplación silenciosa, durante los cuales los jugadores consideran cada movimiento. Así, pasan tiempo anticipándose a las respuestas de su adversario e intentado predecir cada eventualidad.

Este hábito mental (contemplación y planificación cuidadosa) es uno de los beneficios para la salud cognitiva de jugar al ajedrez.

Científicos del comportamiento dio a dos grupos de personas una prueba o test de funcionamiento cognitivo con clavijas y cuentas –llamada Torre de Londres (TL)- que se emplea para evaluar y medir las habilidades de planificación. El grupo que jugaba ajedrez con regularidad demostró habilidades de planificación significativamente mejores que el grupo que no. Además, las personas en el grupo que jugaba ajedrez pasaron mucho más tiempo tomando decisiones durante la prueba.

7 El ajedrez puede hacer que una terapia sea efectiva

Algunos terapeutas juegan al ajedrez con sus pacientes como un medio para aumentar la conciencia de sí mismos y construir relaciones terapéuticas más efectivas.

Considerando una estrategia de terapia creativa, el ajedrez le permite ver sus reacciones al estrés y a los desafíos, a medida que va avanzando la partida. El terapeuta está presente para ayudarlo a evaluar sus respuestas y aprender más sobre por qué responde a los problemas de la manera en que lo hace.

8 Protección contra la demencia y Alzheimer

En una revisión de una investigación de 2019, los científicos encontraron que la compleja flexibilidad mental que exige el ajedrez podría ayudar a proteger a las personas mayores de problemas de demencia y, aunque no se cita expresamente, prevenir el Alzheimer.

Los investigadores encontraron evidencias de que el juego, que desafía la memoria, el cálculo, las habilidades espaciales visuales y las habilidades de pensamiento crítico, pueden ayudar a reducir el deterioro cognitivo y posponer los efectos de la demencia, a medida que se envejece.

9 Mejora los síntomas del TDAH

En un estudio de 2016 en que participaron un centenar de niños en edad escolar con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), los investigadores incluyeron el juego regular del ajedrez en un enfoque de tratamiento multifacético.

Los que participaron en este método de tratamiento experimentaron una disminución del 41 por ciento tanto en la falta de atención como en la hiperactividad, después del curso de tratamiento con ajedrez.

10 Reduce trastornos de pánico

Aunque de momento, no se hayan hecho estudios a gran escala que respalden el uso de aplicaciones de ajedrez para ayudar a reducir los síntomas del ataque de pánico, un estudio de 2017 muestra que personas que usaron una aplicación de ajedrez en el teléfono cuando experimentaron el ataque, les aumentó la sensación de calma y evitaron la progresión de dicho ataque.

La clave del éxito en este caso es encontrar el nivel adecuado del juego para ocupar la atención y eliminar pensamientos desagradables. Los niveles de dificultad deben estar entre el dos y el cuatro, son la medida justa para la participación.

Hay que aclarar que los niveles van desde el inicial, el uno, o sea para principiantes del ajedrez, hasta el diez o doce –depende de la aplicación- donde se va mejorando y se aumenta el nivel. Normalmente a partir del diez es un nivel semiprofesional, más de 2100 puntos Elo.

Belgrado ajedrez en la calle
Belgrado: ajedrez en la calle

Resumen

Hay estudios que demuestran que el ajedrez mejora el desarrollo de estas habilidades en los niños para resolver problemas; en habilidades sociales y de construcción de relaciones y pensamiento.

Otro aspecto a destacar es que hay que practicar habitualmente, a menudo, para obtener todos los beneficios que proporciona jugar al ajedrez. Los jugadores que experimentan avances mentales que el juego puede estimular, invirtieron horas durante muchos años. Salvo excepciones, la mayoría tarda años en dominar el juego.

En resumen, el ajedrez tiene muchos beneficios cognitivos con la mejora de la inteligencia, empatía, memoria, habilidades de planificación y resolución de problemas, así como habilidades creativas.

En cuanto a dolencias, puede ayudar a problemas de salud, como la demencia, TDAH y ataques de pánico. Además jugar puede ayudar a encontrar una mejora de la efectividad en sesiones de terapia.

Desventajas

Esta publicación contiene una novedad importante y es que abre un apartado a las posibles desventajas que tiene jugar al ajedrez, aunque hay que aclarar, se refiere especialmente al ajedrez competitivo.

La primera se refiere a los torneos en el ajedrez competitivo donde los jugadores sienten mucha ansiedad para su desempeño durante las partidas. Algunos incluso han descrito el juego como una «tortura mental». El estrés por conseguir una buena clasificación o el rendimiento puede incluso interferir en el sueño habitual.

Investigadores han analizado también la variabilidad de la frecuencia cardíaca, como indicador del aumento de actividad y el estrés del sistema nervioso, en jugadores de ajedrez que se dedicaban a resolver problemas difíciles.

En jugadores de mayor nivel, la variabilidad de la frecuencia cardíaca no cambió, incluso cuando los problemas se volvieron más difíciles, pero entre los de menor nivel, tuvieron una caída de la frecuencia cardiaca. Los investigadores creen que este cambio se debe a un mayor estrés debido al desafío cognitivo de los problemas de ajedrez.

En otros aspectos, en lo referente a la mejora en estudiantes, cuyos padres y educadores esperan que el juego mejore el rendimiento en las matemáticas y resolución de problemas, no siempre se consiguen estos logros.

Estudios han demostrado que si bien el ajedrez mejora las habilidades cognitivas, de memoria y matemáticas, esto no se traduce en más puntuación en los exámenes. La investigación ha producido resultados mixtos en causa-efecto, entre jugar el ajedrez y aumentar las notas en matemáticas.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona, rama Periodismo con cursos de doctorado, estudios sobre Marruecos contemporáneo y árabe dariya. Más de 30 años de periodismo, la mayoría en prensa escrita, ha trabajado a ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, casi 13 años en el extinto diario El Faro Información, en Algeciras, donde empezó de redactor y del que fue su último director y en Tánger dos años en un diario digital, por lo que se considera un periodista del Estrecho. Además ha participado en la mayoría de los Congresos de Periodistas del Estrecho desde el inicial en 1993 hasta 2019. Ha impartido cursos de periodismo en la Universidad Abdelmalek Essadi de Tetuán y talleres de periodismo en Tánger. Autor del guión del video 'Cervantes cruzó el Estrecho' sobre el teatro Cervantes de Tánger. Gran aficionado al ajedrez y amante de Portugal. Ha publicado un libro, ‘Artículos periodísticos. Apuntes para la historia de la prensa de Algeciras’.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.