Niños pobres mueren cinco veces más en América Latina

165 países han rubricado hasta la fecha el compromiso ‘Una promesa renovada’ de Unicef, 32 de los cuales se encuentran en América Latina, región en la que, pesar del descenso en la tasa de mortalidad materno-infantil, aún subsisten desigualdades en la región y el enemigo mortal de madres y niños es el acceso desigual a salud por la pobreza.

enfermera-recien-nacido-BMSegún informa el Banco Mundial, delegaciones de 30 países, agencias internacionales y la sociedad civil se dieron cita en Panamá para renovar su compromiso de mejorar la salud materno-infantil, y una pregunta clave fue cuál es la mejor manera de asegurar que los niños latinoamericanos no mueran innecesariamente.

Lanzado en junio del año pasado, este compromiso de Unicef busca eliminar las muertes infantiles evitables y hacerlo de una manera que asegure un inicio saludable de sus vidas. El objetivo es reducir la mortalidad a nivel mundial de 57 cada 1000 nacimientos vivos en 2010 a 20 cada 1000 para 2035.

Freno a la mortalidad infantil

En América Latina y el Caribe el nivel socioeconómico de los padres sigue teniendo un impacto significativo en el futuro de un niño. Si bien la mortalidad infantil se redujo en más de la mitad en los últimos años, los niños de hogares de bajos ingresos tienen cinco veces más probabilidades de morir antes de su quinto año de vida. La mayoría de esas muertes podrían evitarse.

Estos niños son precisamente el foco de atención de programas de salud como el Plan Nacer en Argentina y Qali Warma en Perú. El Plan Nacer brinda servicios de salud básicos a niños y madres embarazadas sin cobertura médica: “Muchas veces se enferma cuando hace frío. Aquí le dan las vacunas que necesita”, explica Josefina Godoy, cuyo hijo está cubierto por el Plan Nacer, que desde 2004 viene beneficiando a más de dos millones de madres y niños.

La nutrición es el foco de una iniciativa conjunta entre el Banco Mundial y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas en Perú. Proporcionando comidas escolares nutritivas a niños de escuelas primarias a partir de los tres años de edad, Qali Warma busca generar el mejor ambiente educativo posible en donde desarrollarse y crecer.

Mejorando la atención maternal

Los primeros 1000 días de vida de una persona son algunos de los más importantes y las mejoras en la salud maternal se relacionan de manera estrecha al objetivo de erradicar las muertes infantiles evitables.

En los últimos 20 años, la región avanzó significativamente en términos de mejoras en la salud maternal; la tasa de mortalidad descendió más de 40%. Sin embargo, y a pesar de este descenso, la tasa varía de manera significativa según la etnia y el estatus social o económico de una mujer.

De hecho, las muertes relacionadas con el embarazo entre las mujeres indígenas de la región son tres veces más elevadas.

Esta es una situación que Nicaragua intenta abordar de manera frontal, estableciendo clínicas maternas para embarazadas en áreas remotas del país.

Reducir la mortalidad infantil y mejorar la salud maternal son la piedra angular de los Objetivos de Desarrollo del Milenio 4 y 5, respectivamente. Y si bien América Latina está cerca de alcanzar la mayoría de los ocho objetivos antes de la fecha límite de 2015, la salud maternal se encuentra rezagada.

El trabajo de instituciones como el Banco Mundial apunta, entre otros objetivos, a mejorar la atención materno-infantil, evitar las muertes neonatales y reducir los embarazos juveniles. Joana Godinho, experta en salud, explica que mejorar las redes de atención materno-infantil es algo crucial para el trabajo del Banco en la región.

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.