Inicio / BLOGS / Arte / Surrealismo y dadaísmo protagonizan una exposición en Madrid

Surrealismo y dadaísmo protagonizan una exposición en Madrid

Las obras proceden del Museo de Israel-Jerusalén, que alberga la mayor cantidad de arte de estos dos movimientos

En 1972 un marchante de arte milanés, Arturo Schwarz, hizo una donación al Museo de Israel de trece réplicas de obras de Marcel Duchamp. Más tarde, en 1991, amplió este legado añadiendo su amplia biblioteca y sus archivos, y en 1998 su gran colección particular de piezas dadaístas y surrealistas, con lo que el museo se convirtió en el mayor poseedor universal del arte de estos dos movimientos.

Magritte The castle of the Pyrenees
Magritte The castle of the Pyrenees

Parte de esta colección se puede ver estos días en el Palacio de Gaviria, en Madrid, en la exposición “Duchamp, Magritte, Dalí. Revolucionarios del siglo XX”. Dadaísmo y surrealismo están aquí representados por una gran muestra de pinturas, dibujos, esculturas, collages, fotografías y fotomontajes, así como por otras manifestaciones que revolucionaron el arte del siglo XX con sus técnicas y combinaciones, sus metamorfosis y sus automatismos y biomorfismos.

A través de obras de Duchamp, Max Ernst, Jean Arp, Man Ray, René Magritte y los españoles Salvador Dalí y Joan Miró se manifiesta en esta exposición el internacionalismo de estas dos corrientes intelectuales e ideológicas que fueron el surrealismo y el dadaísmo. A estos artistas se añaden obras de autores menos conocidos y una representación de otros inspirados en estas corrientes, como Brassaï, Joseph Cornell y Alexander Calder.

En el montaje que Oscar Tusquets ideó para esta exposición se reproduce la sala Mae West del Museo Dalí de Figueras y los 1200 sacos de carbón que Duchamp colgó del techo en la famosa Exposición Nacional del Surrealismo de 1938.

Man Ray Observatory Time
Man Ray Observatory Time

Los sueños, el erotismo y el subconsciente

Una de las expresiones artísticas del surrealismo fue la de representar la liberación del deseo a través de las fantasías, los miedos y las inhibiciones inconscientes. La influencia de las teorías de Freud sobre la sexualidad llevaron a los surrealistas a convertir a la mujer en protagonista de muchas de sus obras. Era una mujer pasiva, inocente y seductora que inspiró pinturas, fotografías, collages y esculturas. André Breton afirmaba que el placer erótico era similar a la reacción de las personas ante el arte, y en las fotografías de Man Ray la mujer se convierte en la musa que inspira sus composiciones. Duchamp exploró el erotismo a través de Rose Sélavy, su alter ego femenino.

Dadaísmo y surrealismo tuvieron en los “objetos encontrados” el elemento que necesitaban para revolucionar el concepto de arte (recuérdese el urinario-fuente de Duchamp). Ambos movimientos aprovecharon también los avances tecnológicos aplicados a la radio, el cine y las revistas ilustradas para producir obras con procedimientos mecánicos.

Joan Miró Pájaro
Joan Miró Pájaro

El surrealismo exploró aspectos nunca antes utilizados por el arte. Los sueños, el inconsciente, las enfermedades mentales… proporcionaron a los artistas elementos inéditos para expresar a través de sus obras los nuevos descubrimientos que se estaban produciendo en el campo de la siquiatría y el sicoanálisis. Se trataba de liberar al arte del control del pensamiento consciente a través de técnicas como los “dibujos automáticos” de Jean Arp, los frotados y raspados de Max Ernst o las solarizaciones de Man Ray, cuyas obras iban a influir en el expresionismo abstracto americano.

Otras expresiones surrealistas y dadaístas como el biomorfismo (preferencia por las formas ambiguas y orgánicas)  y la metamorfosis (transformaciones) están representadas aquí por las obras de Yves Tanguy, la pareja formada por Hans y Jean Arp y el simbolismo de Victor Brauner.

Por último, la exposición se cierra con el paisaje onírico resultado del poder de los sueños y la imaginación, que ha sido un concepto central para los surrealistas. Esta visión llega a cuestionar la percepción de la realidad a través de la distorsión del tiempo y del espacio y refleja la influencia nuevamente de Sigmund Freud y de su obra “La interpretación de los sueños”,  en obras que interpretan el sueño como ventana al subconsciente. Las obras de Giorgio de Chirico, René Magritte y Salvador Dalí representan como ninguna otra esta expresión del surrealismo, como los fotomontajes de Herbert Bayer y el cine de Buñuel.

  • TÍTULO. Duchamp, Magritte, Dalí. Revolucionarios del siglo XX
    LUGAR. Palacio de Gaviria. Arenal, 9. Madrid
    FECHAS. Hasta el 15 de Julio (15:07:2018)

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Sobre Francisco R. Pastoriza

Profesor de la Universidad Complutense de Madrid. Periodista cultural Asignaturas: Información Cultural, Comunicación e Información Audiovisual y Fotografía informativa. Autor de "Qué es la fotografía" (Lunwerg), Periodismo Cultural (Síntesis. Madrid 2006), Cultura y TV. Una relación de conflicto (Gedisa. Barcelona, 2003) La mirada en el cristal. La información en TV (Fragua. Madrid, 2003) Perversiones televisivas (IORTV. Madrid, 1997). Investigación “La presencia de la cultura en los telediarios de la televisión pública de ámbito nacional durante el año 2006” (revista Sistema, enero 2008).

Ver también

El viejo topo 371 portada

Chomsky y el nacionalevangelismo

El tema de portada del número de diciembre de la revista El Viejo Topo trata …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.