Cune, “para quedar bien”

La vuelta al mundo en 80 vinos/28  

El error de un cajista a quien al ir a componer la etiqueta del vino se le fue la pinza –nunca mejor dicho– y puso en el componedor una u en caja baja (minúscula) al lado de la C en caja alta (mayúscula inicial) tiene la culpa de que al vino de la Cooperativa Vinícola del Norte de España, CVNE, se le llame Cune. De manera indirecta, su error venía a dar nombre a una de las marcas de vino más emblemáticas y valiosas, la de un vino honesto de los económicos que nunca fallan “para quedar bien”.

Etiquetaa del Cune Crianza 2010. (C) Manuel López
Etiquetaa del Cune Crianza 2010. (C) Manuel López

Pero antes de quedar bien con los invitados procede quedar bien con uno mismo, por lo que abrí el Cune Crianza 2010 que compré para esta cata (5,90 €) antes de que llegasen a casa las visitas del pasado lunes. Conviene catar antes lo que se va a ofrecer, aunque el del Cune es uno de los casos en que tal cosa huelga, pues se trata, ya digo, de uno de esos vinos que igual de bueno está en enero que en mayo o agosto, año tras año.

Perfecto. Sabía a Cune. Punto y aparte.

Cune Crianza 2010. (C) Manuel López
Cune Crianza 2010. (C) Manuel López

Confieso, eso sí, que cuando llegaron a casa Maricarmen Roca y David Cejudo con un hermoso tarro de queso de oveja en aceite de La Alberca que compraron en ruta al pasar por Motilla del Palancar no pude ni quise resistirme a la tentación de llenar la copa mirando de reojo el queso con ojos golositos

Queso, Cune y compañía de buena gente, el sumum de celebración de andar por casa, ea. Perfecto; este solo era uno de los 52 San Lunes del año, bendita sea.

Me reservo la degustación de solo vino de la Cooperativa Vinícola del Norte de España, la emblemática bodega de Logroño que va por su quinta generación de fundadores para cuando toque catar los Viña Real Plata o mejor Viña Real Oro, no digamos ya el mítico Imperial Gran Reserva 2004 de Cune, “Mejor vino del Año” por Wine Spectator o, para rematar las celebraciones, el Monopole, a punto de cumplir cien años.

Entre el legendario Imperial, buque insignia de la bodega y mejor vino del mundo en 2013, y el blanco amable Monopole, centenario en 2015, en el presente 2014 se impone, ya digo, el realismo, que estamos en crisis –nos metieron en ella, vaya–. Se impone, digo… más Cune Crianza.

Muy honesto vino del pueblo, cabe definirlo. CVNE cultiva la mitad de sus necesidades de uva Tempranillo en 150 hectáreas de viñedo propio. El resto de la uva lo adquiere de agricultores de La Rioja.

Lo dicho: el vino del pueblo, para beber a diario el cosechero –los afortunados que lo tienen todo el año en casa; un servidor, de cuando en cuando– y para quedar bien, el Crianza.

Un año en barrica de roble americano y otro año en botella después, el Crianza 2010 de Cune se sumó con la normalidad que hace al caso a la producción de más de seis millones de botellas de la Cooperativa que colocará en más de setenta países del mundo.

Como se trata de un vino que siempre sale bueno, la nota de cata mantiene año tras año los mismos parámetros; lo que cambia es la ocasión, queso e invitados. Límpido y brillante, visualmente inconfundible en el Cune Crianza es su saludable color picota con ribete granate. “Lágrima escasa levemente pigmentada que sube sin arrebatar y desciende a la copa en discreta cortina para despertar el predominio de frutas rojas sobre maderas nuevas e igualar mucho las sensaciones olfativas: algún tostado, vainilla y canela.”

Así es el buen vino del pueblo para quedar bien. Llegados aquí permítaseme proclamar mi simpatía por Aurelius Prudentius Clemens, Aurelio Clemente Prudencio para los amigos, el poeta hispanolatino del siglo IV no está claro si de Calagurris (Calahorra) o Ceaesraugusta (Zaragoza), a quien no me cabe imaginar sino con un buen vaso de buen vino en la mano mientras escribía sus sesudos Cathermerinon liber (Libro de los himnos, las horas o las tareas de la jornada), no digamos ya su famosa Psychomachia, poema alegórico que representa el combate del alma humana entre las virtudes y los vicios personificados –obra, por cierto, a la que tanto recuerdan los Autos Sacramentales de Calderón de la Barca, escritos doce siglos después.

Pues bien, díganme si no retrata el vino del pueblo esto que dejó escrito Aurelio Prudencio sobre la procedencia del benéfico e inspirador fruto de la vid:

“…los lozanos pámpanos, lujuriantes brazos de los sarmientos de la vid.”

Cune Crianza 2010. (C) Manuel López
Cune Crianza 2010. (C) Manuel López

………

Manuel López. La vuelta al mundo en 80 vinos
39. Acústic Rosat
38. Naranjas Azules Garnacha 2013
37. Marqués de Riscal Rueda Verdejo 2013
36. Mauro Cosecha 2011
35. Juve & Camps Xarel.lo Essential
34. Elogio del terruño
33. Vinos alemanes (en tres actos)
32. Francis Coppola
31. La Tremenda
30. El Paraguas Atlántico
29. Tinto Pesquera
28. Cune
27. Montecastro
26. Tiempo de vendimia
25. Mara Martín
24. Casta Diva Cosecha Miel
23. Castillo de Liria
22. Dinastía Vivanco (y 2)
21. Dinastía Vivanco (1)
20. Señorío de Rubiós (tinto)
19. Señorío de Rubiós (blanco)
18. Valduero
17. Arnalte
16. Viña Meín
15. Vino de mesa Consum
14. Pago de Tharsys (y 2)
13. Pago de Tharsys (1)
12. House of Mandela
11. Pétrus 1990
10. Marqués de Griñón Syrah 2000
9. Trapiche Gran Medalla Malbec 2008
8. Vinos de la Alsacia (y 2)
7. Vinos de la Alsacia (1)
6.. Vinos de Madrid
5. Bodegas Xaló
4. Raúl Pérez (‘El pecado’)
3. Luis Cañas
2. Vega Sicilia
1. Oremus
Ruido de buen vino
 

 

 

Únase a más de 1100 personas que apoyan nuestro periódico

Podrás comentar, enviar sugerencias y además podrás acceder de forma gratuita a eBooks, póster y contenidos exclusivos de nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.